NUESTRA OPINIÓN …

Hace ya unos cuantos años desde que cayó en nuestras manos Espía de Dios, la primera novela que leíamos de Juan Gómez-Jurado. Desde entonces no hemos faltado a una sola cita con sus novelas, y Rey blanco no iba a ser la excepción.

Está claro que algunas nos han gustado más que otras, que unos personajes se han ganado un lugar en nuestro corazón y a otros los hemos odiado con todo el alma, pero en todas sus historias disfrutamos de la magia de las palabras y de cómo las mezcla para ofrecernos siempre aquello que, primordialmente, buscamos cuando leemos: entretenimiento, diversión, disfrute, evasión, aunque estas tres cosas han ido constantemente acompañadas de más, unas cuantas cosas más.

Cada uno cuando coge un libro sabe lo que busca y nosotras lo tenemos claro cuando elegimos a Juan Gómez-Jurado, sabemos que es muy difícil que nos equivoquemos. ¿Quién dijo que escribir un libro en el que estén asegurados el disfrute, la diversión, el entretenimiento, la evasión fuera fácil? Pocos son los llamados a conseguirlo y sin duda Juan Gómez-Jurado lo logra.

Y ahora al lío, en Rey blanco nos vamos a encontrar …. ¡¡uy, eso no lo puedo contar!! y luego resulta que …. ¡¡pues eso tampoco!! y de camino … ¡¡pues va a ser que no, que eso no lo cuento!!. Es misión imposible hablar de Rey Blanco sin destripar nada de su trama, ni de las anteriores ¿tres? ¿cinco? novelas, algo que está claro que no vamos a hacer y no sólo porque Juan lo pida, y nosotras somos muy obedientes, sino porque no entra dentro de nuestra línea. Nunca hagas lo que no te gusta que te hagan.

Lo que sí os puedo decir es que he disfrutado de principio a fin, que aunque te lleva a pasar las páginas a la velocidad del rayo he intentado saborearla lo máximo posible, que en más de una ocasión me ha asomado la sonrisa a los labios (no soy de risas mientras leo), que también me han subido las pulsaciones en ciertas escenas, que cada día me gusta más Antonia y quiero seguir conociéndola (si es que nos deja), que a mí también me gustaría tener a Jon a mi lado, que, a veces, he pensado ¡¡qué … ******!! y que no sé qué están pensando algunos productores para que no tengamos ya una serie en nuestras pantallas.

Para los que conocéis las novelas de Juan Gómez-Jurado poco más puedo añadir y para los que no, sólo puedo decir que no sé a qué narices estáis esperando. Eso sí ya os anticipo que una vez comencéis a leerle no podréis parar.

¡¡Ahhhh!! y por si alguien todavía no lo sabe aunque Reina roja, Loba negra y Rey blanco forman parte de una trilogía, si queréis una historia mucho más completa también tenéis que leer El paciente y Cicatriz, y por si os quedan dudas con el orden el mejor es empezar por El paciente, continuar con Cicatriz y luego la trilogía por su orden: la reina, la loba y el rey.

Sólo añadir que vayáis a la LIBRERIA YAAAAA, y si es a una de barrio mejor que mejor.

FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO