NUESTRA OPINIÓN …

Cuando hizo su aparición en las librerías El secreto de los nocturnos me llamó la atención, pero ante tanta novedad y libros pendientes de lectura siempre se hace imperioso hacer una selección, así decidí esperar a que se publicase alguna opinión ya que tampoco había leído nada de su autor.

Ahora pasado un tiempo y vistas esas opiniones que aguardaba, había llegado el momento de hacerse con un ejemplar y dar cuenta de él.

Un alto representante de la Iglesia muy cercano a Felipe II, ha aparecido brutalmente asesinado en las calles de Valencia y es necesario que se encuentre al culpable con premura, por lo que el padre Tarrega es llamado por la Inquisición ya que sus dotes analíticas y deductivas lo convierten en la persona perfecta para la realizar dicha investigación.

Aquí empieza una carrera contrarreloj para esclarecer el asesinato y no sólo saber quién es el culpable sino también los motivos que están detrás del crimen.

Sergio Villanueva sitúa su novela durante los últimos años del reinado de Felipe II, un rey que se hace mayor, con un reinado en declive, una fuerte crisis existencial, y muchos frentes abiertos con resultados nada positivos; con una Inquisición que ostentaba un gran poder y que siempre estaba vigilante al mal que siempre estaba al acecho en los libros, en el teatro y en el conocimiento en general, y velando por la verdadera religión.

Y nos lleva hasta Valencia, protagonista en esta novela, que en esos momentos era una ciudad rica y populosa, con gran actividad comercial y cultural.

Pero en El secreto de los Nocturnos, Valencia tiene que compartir protagonismo con el teatro, no solo porque entre sus personajes se encuentren Lope de Vega y Guillem de Castro sino por todas las alusiones y la importancia que se le da a lo largo de la trama, además de que alguno de sus pasajes también se desarrolla en las corralas que por entonces existían en la ciudad de Valencia.

Y con estos mimbres como base, lo que de verdad nos encontramos es una historia de misterio y aventuras muy bien planteada en un contexto histórico que aporta mucho a la trama.

Se nota que tras la historia que nos relata Sergio Villanueva en El secreto de los Nocturnos hay mucha labor de documentación que consigue plasmar con maestría para no abrumar ni aburrir al lector sino muy al contrario para que sienta curiosidad e investigue por su cuenta una vez terminada la novela, porque mientras no querrá soltarla, sobre lo que en ella aparece.

Una novela narrada en tercera y primera persona, para leer sin prisa pero sin pausa, para deleitarse en lo que se cuenta y en cómo se cuenta y con el incentivo de una tensión bien calculada y la intriga de querer saber quién es el autor de los crímenes, qué se puede esconder tras ellos, el porqué de los mismos, y si al final la sinrazón de la Inquisición no hará «pagar a justos por pecadores» como se suele decir. Aunque es verdad que según se aproxima el final de la novela, la trama va cogiendo carrerilla y acelerando el ritmo.

Sin dudarlo recomiendo El secreto de los Nocturnos, una novela en la que la historia y la intriga se dan la mano, como también lo hacen los personajes reales y los de ficción. Una novela que atrapa al lector que gozará de una lectura muy entretenida con una trama muy bien estructurada.

FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO