Zenith,  mayo 2021

Zenith publica Zero waste para chicas con prisas, de Georgina Gerónimo y Claudia Barea. Una guía para vivir en un hogar con menos residuos.

¿Te horroriza ver tanto plástico en el carrito de la compra pero lo tuyo es ir al supermercado cinco minutos antes de que cierren? ¿Tienes un montón de ropa que, admítelo, no te pones pero no puedes evitar seguir acumulando? ¿Quieres reducir los envases pero te resulta imposible sobrevivir sin tu café para llevar? Deja de agobiarte y convierte este libro en tu mejor aliado para lograr ser más sostenible. Da los primeros pasos hacia una vida zero waste y grábate a fuego este mantra: «pequeños gestos, grandes cambios».

¿QUÉ ENCONTRARÁS EN ZERO WASTE PARA CHICAS CON PRISAS?

– Lo que necesitas saber para empezar a reducir residuos.

– Una guía para hacer la compra sin plástico.

– Pautas para tener un hogar con menos desperdicios.

– Trucos para conseguir un armario sostenible.

– El kit zero waste para ir siempre preparada.

Georgina Gerónimo (Barcelona, 1993) es amante de los gatos, pero como de eso no se come, estudió Gráfica publicitaria en la Escola Massana e Ilus­tración en la BAU. En 2015 fue la ganadora de la Beca Connecta’t al còmic y publicó su primer libro: Miniblogger, cuyas ilustraciones contienen un 100 % de sarcasmo y son libres de aceite de palma. En 2016 recibió una mención especial por la obra Microma­chismos Cuotidianos, presentada en el Premi Jove de Còmic Sant Martí. Todo suena muy glamuroso, pero nos consta que diseña en pijama.

Claudia Barea (Barcelona, 1992) es graduada en Es­tudios de Asia Oriental y Relaciones Internacionales por la Universitat Autònoma de Barcelona. Después de vivir en Corea del Sur y acabar con las existen­cias nacionales de kimchi, volvió a su tierra natal. Allí empezó a interesarse por el mundo de la moda sostenible y por la filosofía zero waste. Escribir de todo y sobre todo ha sido una constante en su vida. Además, devora varios libros al año, viaja con fre­cuencia y es muy posible que te la encuentres en tu mercado de segunda mano más cercano. Si no es así, seguramente esté en alguna cafetería con encanto.