Principal de los libros, enero 2020

Las chicas robadas de Patricia Gibney, un nuevo título protagonizado por la inspectora Lottie Parker, de la saga best seller con más de un millón de ejemplares vendidos.

Principal Noir anuncia la publicación, en la colección Principal Bolsillo, de Las chicas robadas de Patricia Gibney, autora irlandesa que ha arrasado en las listas de más vendidos en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Australia.

Si en el primer título de la serie protagonizada por Lottie Parker, Los niños desaparecidos, Gibney hacía referencia a los tristemente conocidos abusos sexuales en el seno de la Iglesia católica, en esta ocasión veremos cómo las andanzas de la intrépida inspectora la sumergen de lleno en el drama de los refugiados, a la vez que nos recuerda las atrocidades de la guerra de Kosovo, el último gran conflicto en suelo europeo cuyos ecos resuenan veinte años después de su conclusión. Pasado y presente convergen para hablar de la peor cara de los seres humanos. También, sin embargo, hablan de la valentía y la bondad que pueden darse incluso en las situaciones más terribles.

Las chicas robadas está escrito con el estilo cautivador y adictivo de la autora, con una trama extraordinaria que atrapa al lector en un emocionante juego de suspense. Los libros protagonizados por esta peculiar inspectora de policía se ha convertido en una sensación en el mundo de la novela negra que ha granjeado a Patricia Gibney un éxito arrollador.

Patricia Gibney es una artista y escritora de Mullingar, condado de Westmeath, en el centro de Irlanda. Es viuda y madre de tres hijos que la mantienen cuerda, o tal vez mantienen su locura a raya. Patricia quiso ser escritora desde que leyó a Enid Blyton y Carolyn Keene, y tras la repentina muerte de su marido, decidió refugiarse en la escritura para lidiar con la pérdida. Durante años, asistió a cursos de escritura y se unió al Irish Writers Centre para adentrarse en el mundo literario de forma profesional. No hay salida es la cuarta entrega en la serie protagonizada por la inspectora Lottie Parker después de Los niños desaparecidos, Las chicas robadas y El secreto  perdido, unos thrillers apasionantes que se han convertido en best sellers en Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Australia y que han hecho de Patricia Gibney la nueva sensación de la novela policíaca internacional.