Lo que tuve a mi lado

Caligrama, abril 2022

La conocida guionista chilena Antonella Andriani se presenta en el mercado editorial con una novela que desabrocha las emociones del ser humano y que se sitúa a medio camino entre Ernesto Sábato y Vanessa Springora… Una joya. Otro descubrimiento de la narrativa hispanoamericana: se publica Lo que tuve a mi lado.

La conocida y celebrada guionista Antonella Andriani (Santiago de Chile, 1978) acaba de lanzar su primera novela, que viene a demostrar que tal tesis es cierta y no ha perdido vigencia. Es más, posiblemente no pecamos de exageración si afirmamos que puede tratarse del golpe definitivo que acabe con un debate que cada vez tiene menos sentido de existir, ya que el veredicto está cantado. Nos referimos a la salida al mercado editorial de Lo que tuve a mi lado, la primera novela firmada por Andriani, una sugerente obra señalada por los dioses (literarios) y destinada a echar abajo muchas compuertas y expandirse a otros países y lenguas.

Escuchemos a la autora poner en valor una obra parida durante los tiempos rudos del confinamiento severo y que se sitúa a medio camino entre Ernesto Sábato y Vanessa Springora: «Básicamente me centro en las emociones del ser humano, en cómo te enfrentas a los nuevos desafíos o cómo insistes en salvar un amor que quizás ya no existe. Y todo esto sumado a la rutina, al confinamiento, a la tecnología desbordada, a la desesperanza y a la modorra mental…, lugares comunes que se logran identificar en esta obra, pero planteados bajo la premisa de una existencia distinta, porque la historia de dos mujeres cuyos caminos se cruzan para concebir los dilemas de su humanidad y los límites de su destino da para pensar en una posibilidad distinta».

Y, ¿cómo son esos poderosos personajes femeninos que encabezan la obra? Echemos un vistazo al interior del libro, como botón de muestra: «La noté contenta desde mi ventana. Ella estaba siendo regada por el aguacero en esa mañana realmente gris y húmeda, embarrando sus pies y probablemente resucitando el placer de sentir la lluvia sobre el rostro como hace años no sucedía. Debo confesar que por algunos segundos tuve de aquellos tironeos maliciosos que cuando te corroen deseas que el otro sea igual de miserable. Morí de envidia al verla allí, tan libre, mientras yo continuaba ahogándome en un extraño encierro sin poder siquiera empaparme por aquellas gotas de felicidad». Calidad; no existe otro término más adecuado.

Antonella Andreani nace en Santiago de Chile en 1978 y hoy se declara una buscadora de historias. Desde muy joven toma distintos talleres narrativos que van conformando su pasión por la escritura y prontamente decide dejar su carrera de periodismo para dedicarse por completo a la creación de guiones de ficción y conformar así una carrera que ya cuenta con más de veinte años de práctica en diferentes formatos y canales de televisión. Con la novela Lo que tuve a mi lado se atreve a experimentar por primera vez en el mundo literario con la convicción de que las historias están allí para ser contadas y dejar que ocurran… porque si no es ahora, no será nunca..

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.