DISFRACES TERRIBLES – ELIA BARCELÓ

NUESTRA OPINIÓN …

Desde que descubrimos a Elia Barceló con Las largas sombras no nos lo pensamos dos veces a la hora de hacernos con cada nuevo título suyo que sale al mercado. Sabemos que su lectura nos hará disfrutar nuevamente de sus letras, y por supuesto Disfraces terribles no iba a ser una excepción.

Ariel Lenormand es un profesor que está escribiendo la biografía de un escritor argentino del que es gran admirador: Raúl de la Torre. Para esta tarea no le parece suficiente la documentación que ha podido recopilar y ante la imposibilidad del testimonio de primera mano del autor ya que falleció hace años, intenta recabar toda la información que puede de aquellos que le conocieron y que compartieron su vida. La tarea no va a ser fácil, sobre todo porque quizás la vida de Raúl de la Torre no fuera tan transparente como el biógrafo creía.

Esta vez Elia Barceló sitúa su novela en París entre los años 60 y 70 del siglo pasado, una ciudad efervescente con un contexto histórico y político marcado por la Guerra Fría, el Mayo del 68, y un fenómeno literario y editorial en el toman auge los escritores latinos.

Un París cuyos hoteles, cafés, restaurantes y calles son algo más que un mero escenario, ya que en la mayoría de los casos los personajes de la novela han vivido en ellos situaciones y hechos que les hacen cobrar gran importancia en la historia que estamos leyendo.

Elia Barceló nos narra esta historia a través de diferentes voces y planos temporales que va alternando, para dejarnos, en muchas ocasiones, con la miel en la boca y la intriga de cómo continuará aquello que ha comenzado a relatarnos, cual será la percepción que tiene o cómo ha vivido ese hecho, alguno de los otros personajes.

Podríamos decir que Disfraces terribles se compone de dos partes. Por un lado, nos encontramos con la labor de investigación, casi detectivesca, que realiza el profesor Lenormand para descubrir el pasado de Raúl de la Torre, llena de intriga y misterios y, por otro, aquella en la que Elia Barceló subraya lo importantes que son los recuerdos, la forma de mirar al pasado, lo que se quiere y no quiere mostrar, lo que se calla, lo que se oculta, y la importancia que todo ello puede tener con los que nos rodean y en nuestras relaciones. 

En Disfraces terribles nos vamos a encontrar unos personajes perfectamente construidos, muy reales, llenos de matices, a los que iremos descubriendo poco a poco a lo largo de la novela a través de los recuerdos, las conversaciones, la forma de comportarse, como también conoceremos a Raúl de la Torre, un hombre egocéntrico, lleno de secretos y egoísta, siendo testigos de la influencia que tuvo, durante su vida y aun después de muerto, en todos los que le rodeaban.

Como decía al principio, Elia Barceló nunca defrauda con su cuidada prosa y forma de narrar, sus personajes, escenarios y tramas que te mantienen pegados a las páginas de la novela y que tanto hacen disfrutar al lector, y que convierten a Disfraces terribles en una novela que te recomiendo y a Elia Barceló en una autora que no debes perder la pista.

FICHA DEL LIBRO

4 Comments

  1. Manuela

    Coincidimos en impresiones. La he leído este verano y no solo ha sido mejor lectura de estos dos meses, sino la mejor de la autora hasta ahora.
    Besos.

    Reply
  2. LAKY

    Sin duda, una magnífica novela. La he leído hace nada y me ha encantado
    Besos

    Reply
  3. Margari

    Ya le tenía ganas y ahora mucho más. Es una autora que nunca decepciona.
    Besotes!!!

    Reply
  4. Eyra

    Hola,
    solo he leído una novela de la autora aunque las tengo casi todas en casa. Esta supongo que también la compraré aunque no sé cuándo voy a leer tantos libros.
    Un beso

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *