Almuzara, julio 2020

Almuzara publica Populismo islámico de Antonio de Diego González.

Vivimos en la era de los populismos. Hemos cambiado la razón por las vísceras y nos han dirigido hacia un debate político de promesas imposibles y de continúa violencia. En todo el planeta, una horda de populistas nos ha asaltado y pretende tomar, a la fuerza, nuestra libertad moral y de conciencia. Estamos sin duda en una época compleja donde nuestra existencia política e intelectual es más frágil que nunca.

La libertad es un concepto muy complejo de gestionar; supone una gran responsabilidad y unas enormes probabilidades de fracaso. Supone enfrentarse y un vacío inmenso en el que es la persona la que tiene que elaborar su propio mundo. Se trata de una responsabilidad inmensa, compleja y desafiante: dirigirse a uno mismo para conseguir el máximo bien para los otros.

Tras asesinar la libertad y moral privadas el objetivo del populismo es hacer creer que el líder es un salvador y podrá transformarlo todo aportando una solución. Una metamorfosis que nace tras golpear durante al «otro», al extranjero, al enemigo. El riesgo del populismo, un extremismo ideológico camuflado, es que se acabe transformando un extremismo ideológico camuflado, es que se acabe transformando en extremismo violento y devenga en el fanatismo de una minoría contra la mayoría.

De todo esto habla el libro de Antonio de Diego, Populismo islámico.

Antonio de Diego González (Málaga 1986) es islamólogo e historiador especializado en África Occidental. Doctor en Filosofía por la Universidad de Sevilla. Autor de Sufismo Negro (Almuzara, 2018),  de más de una treintena de publicaciones académicas sobre islam, estudios africanos y geopolítica. Ha ejercido como profesor universitario en la Universidad de Sevilla, en The University of Virginia y en la Universidad de Jaén. Ha sido becado por el Gobierno de España (Programa FPU), por la Asociación Universitaria Iberoamericana de Postgrado (UIP) y por el Departamento de Estados Unidos (Programa IVLP) para realizar sus investigaciones. Actualmente es vicepresidente de Junta Islámica, director de Comunicación en el Instituto Halal y profesor de Filosofía Política en la Universidad Pablo Olavide.