NOS CRECEN LOS ENANOS – CÉSAR PÉREZ GELLIDA

NUESTRA OPINIÓN …

Sí, no los vamos negar, somos Gellidistas desde hace …. años y desde entonces no nos hemos perdido ni una sola cita con las novelas que año tras año esperamos con ansia, por lo que desde que hace algún tiempo César nos dijo que el título de su siguiente novela iba a ser Nos crecen los enanos, ya estábamos en un sinvivir esperando la fecha de su publicación.

En el pinar de …….., una perra descubre los cadáveres de dos hombres, y cuando los forenses realizan la autopsia de los cuerpos descubren que el de uno de ellos pertenece a un hombre que andaba en busca y captura por unos asesinatos acaecidos tiempo atrás. Este hecho pone en guardia a Bittor Balenziaga y Sara Robles, el guardia civil y la inspectora de policía que en su día se encargaron de aquel caso, y más cuando en diversos puntos de la geografía nacional, empiezan a aparecer otros cadáveres que llevan la misma firma que a su vez es idéntica a la de los crímenes que se atribuyeron, ahora se sabe que erróneamente, al hombre que buscaban.

A los que ya conocéis la obra de César Pérez Gellida no os desvelo nada que no sepáis si os digo que este autor es un verdadero maestro de la novela negra. Hace ya unas cuantas novelas dije que César era el mejor autor español de novela negra, y título tras título me ratifico cada vez más en ello. Decir que mata mucho y muy bien no es ninguna novedad y que no le tiembla el pulso cuando decide hacerlo tampoco, además de esa «maldad» que se pasea por las páginas de todas sus novelas.

Eso por no hablar de las tramas que es capaz de idear, los giros que de pronto nos desubican, o esos otros que dices no puede ser, no puede ser, para luego salir por donde menos te lo esperas; y cómo no, la puesta en escena en cada una de sus obras, el ritmo endiablado, el estilo y una escritura ágiles, diálogos inteligentes y la dureza y crueldad con las que sin duda nos vamos a topar y que son marca de la casa.

Como tampoco podemos olvidarnos de sus personajes, de cómo están construidos, cómo evolucionan, y cómo es capaz de meternos en su mente; como en este caso sucede con el asesino, un ser despreciable, un sádico que parece no tener límites y al que el lector aborrece desde las primeras páginas, y al que, por si fuera poco, convierte en narrador en primera persona. Y siempre sin descuidar lo más mínimo a los secundarios, que ya se sabe que en el caso de que cobren demasiado protagonismo y el autor no esté por la labor, no tiene inconveniente de ocuparse en ponerlos freno.

Somos gellidistas reconocidas y novela tras novela nos encanta sumergirnos en el denominado Universo Gellida al que, sin duda, como lectoras pertenecemos, y nos encanta, de vez en cuando, reencontrarnos en sus novelas con personajes que ya aparecieron en otras y con los que pasa como ocurre muchas veces con esos amigos a los que no ves desde hace mucho tiempo, que necesitas solo sentarte unos minutos con ellos para, en un pispás, ponerte al día como si hubiese sido ayer cuando te viste con ellos por ultima vez.

Como pasa con el resto de las novelas de César Pérez Gellida, lo malo de Nos crecen los enanos es que se acabe y haya que esperar otra vez a la publicación del próximo título. Lo bueno, lo muy bueno, todo lo demás.

Si ya conoces la obra de este autor poco tengo que decirte para que te decidas a leer esta novela, si no todavía no te has adentrado en su mundo y te gusta la novela negra te diré que ya estás tardando porque pocos podrán ofrecerte lo que te ofrece él, y seguro que una vez leas una de sus novelas ya quedarás atrapado en su tela de araña y no podrás despegarte de ella.

Ante la pregunta de si puede este libro leerse de forma independiente, mi respuesta es que sí, pero que es mucho lo que te pierdes, por lo que mi recomendación es que te leas sus dos novelas anteriores.

FICHA DEL LIBRO

2 Comments

  1. Álvaro Polo Renedo

    Ja,ja , está bien esa diplomacia de que el autor pone freno en el avance de los personajes. Besos

    Reply
  2. Manuela

    Mañana por fin lo reseño yo, que ya tocaba y, como sabes, coincidimos totalmente en impresiones.
    Besos.

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *