¿Hablamos del suicidio?

Universo de letras, febrero 2022

¿Hablamos del suicidio? deCarmen Sánchez Alegre,  un libro para prevenir el suicidio: «Una de las cosas que más me dolió fue no verlo venir«.

Una obra valiente y necesaria: ¿Hablamos del suicidio? es un testimonio valiosísimo de una mujer cuyo hermano se quitó la vida.

Carmen Sánchez Alegre vio oscurecerse su existencia cuando su hermano decidió quitarse la vida por la vía del suicidio, una experiencia enormemente traumática, capaz de dejar una huella de dolor inextinguible. Sin embargo, hay maneras de enfrentarlo en busca de darle un sentido y de hallar la manera de no combustionar de forma indefinida. La autora de este libro, ha optado por verbalizar su experiencia, por poner negro sobre blanco todo el dolor acumulado para tratar de servir de ayuda a otras personas que puedan correr el riesgo de pasar por el mismo trance.

«Me costó mucho tiempo encontrar alguna respuesta. El dolor tan grande que sentía no me permitía realmente entender nada más allá que el propio sufrimiento, pero con tiempo, esfuerzo y ayuda profesional he conseguido encontrar una forma de hacer que su muerte no haya sido en vano. El suicidio y la salud mental llevan demasiado tiempo silenciados y ya ha llegado el momento de hablar de ellos abiertamente. Quiero que mis palabras sean un altavoz para comenzar a tomar este problema con la seriedad que merece». Quien así se expresa es la autora, una persona con una altura de miras admirable y una capacidad de asimilación digna de elogio.

Sucede que en los casos en los que se marcha un ser querido por la puerta del suicidio, el insoportable dolor y la sensación de que había algo más que se podría haber hecho al respecto es algo que surge de forma casi irremediable. De ahí el sentido de este libro: «Una de las cosas que más me dolió fue no verlo venir. El suicidio es un tema muy tabú y las personas que piensan quitarse la vida sienten vergüenza y no se atreven a pedir ayuda”. Es por eso por lo que Carmen Sánchez insiste en que «no hay que dejar que el dolor y el sufrimiento nos atrape y nos ciegue tanto que sea imposible superarlo».

Queda en el aire un deseo para el futuro: «Deseo que se destinen los recursos necesarios y reivindico que se pongan a disposición de todo el que lo necesite, que todos encuentren la oportunidad de contar con ayuda profesional desde un sistema de salud que dé a este problema la importancia que tiene. Los suicidios son muertes que se pueden prevenir».

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.