Reservoir Books, junio 2021

Tarantino se pasa a la literatura y publica su novela Érase una vez en Hollywood.

Llega a las librerías la primera novela del cineasta más icónico de nuestra era que se publicará en dieciséis países. Esta nueva visión de Érase una vez en Hollywood revela aspectos desconocidos de sus protagonistas, así como de algunos actores míticos de la época, demostrando que Tarantino es un narrador literario de primera fila.

Érase una vez en Hollywood es el insólito debut de Quentin Tarantino en la literatura, una deliciosa y brutal primera novela. Con esta nueva muesca en su trayectoria propone, cómo no, nuevas reglas para el género de la novelización, pues logra voltear la historia que nos mostró en la gran pantalla. Todos los personajes, escenas y tramas que aquí nos ofrece -con diálogos y descripciones marca de la casa- no solo expanden el universo fílmico de Tarantino, sino que además nos presentan a un narrador con un talento excepcional.

Rick Dalton, un actor de televisión en decadencia, abocado al alcohol y en busca de un papel que lo redima, y Cliff Booth, su doble de escenas de acción y heroico veterano de guerra (con alguna que otra sombra), son los antihéroes de esta sorprendente novela, que va mucho más allá del final que vimos en el cine. Los acompañan algunos secundarios de lujo, figuras históricas, como Sharon Tate o Charles Manson, pero también otras inventadas e indiscernibles de las reales. Con todas ellas el autor construye un mundo único y original, irrepetible en ningún otro lugar salvo en su imaginación.

Quentin Tarantino (Knoxville, 1963) es probablemente el cineasta más icónico de los últimos treinta años, un narrador espectacular que ha redefinido todos los géneros y ha sido galardonado, entre otros premios, con dos Oscars de la Academia y una Palma de Oro del Festival de Cannes. Su obra como director y guionista se compone, además de destacadas colaboraciones, de nueve películas: Reservoir Dogs (1992), Pulp Fiction (1994), Jackie Brown (1997), Kill Bill vol.1 y vol.2 (2003, 2004), Death Proof (2007), Malditos bastardos (2009), Django desencadenado (2012), Los odiosos ocho (2015) y Érase una vez en Hollywood (2019). Ha manifestado en múltiples ocasiones su intención de abandonar el cine tras su décima película y dedicarse a la escritura.