Caligrama, junio 2021

La deportista y escritora colombiana Manuela Jaramillo Vélez analiza sus vivencias y escribe La vida vivida, una obra esperanzadora y edificante.

El libro La vida vivida recoge experiencias y aprendizajes para afrontar el presente y el futuro sin victimismo y de forma constructiva.

La editorial Caligrama publica La vida vividaManuela Jaramillo Vélez es campeona de esquí naútico y pasó siete años de su vida en la India. De sus experiencias y de sus aprendizajes nace este libro que anima a avanzar en el a veces arduo camino existencial. «La vida vivida surge como una necesidad de contarles a mis hijos que, ante una misma situación, siempre tenemos dos opciones: la de victimizarnos o la de aprender», dice la autora.

De sus inicios en el deporte a la búsqueda espiritual a través del yoga y la meditación, todo lo que se cuenta en esta obra posee una fuerza literaria arrolladora. El mayor de sus hijos fue diagnosticado de autismo y en ese trabajo de entendimiento de lo que le sucede a ella y a su familia encuentra los aliados de su propio progreso. Manuela Jaramillo Vélez vive sus días centrándose en los detalles que hacen del presente un verdadero regalo. «Creo que hay un poder sanador y muy edificante en el poder interpretar y contar nuestra historia como mejor creamos que nos aporta a nosotros mismos y a los demás, alejándonos de la victimización», dice.

Esta es una historia de agradecimiento. El tema principal del texto se encuentra en que todas las dificultades tienen a la vez una enorme oportunidad. Los desafíos y los contratiempos pueden desencadenar logros positivos que alientan a cada individuo. La escritora reflexiona sobre las relaciones, la maternidad, y la reinterpretación de lo que nos rodea, de forma que lo que escribe lo hace sin abstracción y con una inteligencia narrativa esencial.

Manuela Jaramillo Vélez. Nació en 1977 en Cali (Colombia). Gravitando en torno al agua, ha sido medallista latinoamericana, panamericana y mundial de esquí náutico. Estudió Filosofía y Física en EE. UU. Vivió en un ashram en la India durante siete años y en el 2005 fundó Atma, un centro de estudio de yoga integral. Vive en Colombia con sus dos hijos y su esposo, con quienes comparte su amor por el esquí, la apicultura y el autoconocimiento.