Alfaguara, junio 2020

Por primera vez en cómic, Las Brujas de Roald Dahl. Con más de 200 millones de lectores en el mundo, vuelve Roald Dahl, el mejor escritor de historias infantiles, ahora en cómic.

Por todos es sabido que las brujas detestan a los niños. Para una bru­ja, un niño huele a excrementos de perros. Y ahora la Gran Bruja está planeando deshacerse de todos los niños en Inglaterra. ¿Alguien puede detenerlos?

Las Brujascuenta la historia de un joven valiente y su abuela noruega mientras luchan contra las brujas de Inglaterra. Este clásico de Roald Dahl, continúa apareciendo en listas de libros infantiles más terroríficos más de 30 años después de su primera publicación.

Cuando era un niño, Roald Dahl solía pasar todas las vacaciones de ve­rano con su familia en Noruega, donde se inspiró en cuentos de brujas y magia antes de acostarse. Se dice que la abuela de Las Brujas se inspiró parcialmente en la propia madre del autor.

Roald Dahl nació en 1916 en un pueblecito de Gales (Gran Bretaña) lla­mado Llandaff en el seno de una familia acomodada de origen noruego. A los cuatro años pierde a su padre y a los siete entra por primera vez en contacto con el rígido sistema educativo británico que deja reflejado en algunos de sus libros, por ejemplo, en Matilda y en Boy.

Terminado el Bachillerato y en contra de las recomendaciones de su ma­dre para que cursara estudios universitarios, empieza a trabajar en la compañía multinacional petrolífera Shell, en África. En este continente le sorprende la Segunda Guerra Mundial. Después de un entrenamiento de ocho meses, se convierte en piloto de aviación en la Royal Air Force; fue derribado en combate y tuvo que pasar seis meses hospitalizado.

Después fue destinado a Londres y en Washington empezó a escribir sus aventuras de guerra.

Su entrada en el mundo de la literatura infantil estuvo motivada por los cuentos que narraba a sus cuatro hijos. En 1964 publica su primera obra, Charlie y la fábrica de chocolate. Escribió también guiones para pelícu­las; concibió a famosos personajes como los Gremlins, y algunas de sus obras han sido llevadas al cine.

Roald Dahl murió en Oxford, a los 74 años de edad.