NUESTRA OPINIÓN …

Hace tiempo que sabíamos que Bárbara Montes tenía una novela entre manos. Se había decidido a escribir para adultos y quienes ya habían tenido en sus manos lo que había escrito, en varias ocasiones nos habían puesto los dientes largos, por lo que nosotras cada vez sentíamos más ganas de conocer el resultado. Por fin ha llegado el momento y ya hemos podido disfrutar de Julia está bien.

Sofía no está en su mejor momento. A sus 36 años ha vuelto a casa de sus padres tras haberse separado y haber perdido el trabajo en la empresa de su marido. Sí en la empresa de su marido, que por si no fuera suficiente con haberla puesto los cuernos va después y la despide.

Y en estas está cuando a su madre se le ocurre la «solución perfecta». Mientras encuentra trabajo Sofía se puede ir a vivir a casa de su abuela y mientras la cuida. Eso sí, será un trabajo remunerado y los fines de semana los tendrá libres. Así se matan dos pájaros de un tiro. Ella tiene trabajo mientras busca algo mejor, y ¿Quién va a cuidar mejor a la abuela Julia que ella, que siempre la ha adorado? Lo que no sospecha Sofía es hasta donde va a alegrarse, al final, de este arreglo.

¿Será Sofía quien cuide de Julia o será al revés? o ¿tal vez serán las dos las que se cuiden mutuamente?

Julia está bien es la primera novela de Bárbara Montes, y en ella rinde homenaje a su abuela en una novela basada en su historia real. Es la historia de dos mujeres, una en el ocaso de su vida y otra en un momento difícil de ella, que se ayudan, se necesitan, se adoran.

A lo largo de la novela se van alternando dos narraciones, una en primera persona en la que Sofía nos va poniendo al día de cómo es este período de su vida junto a su abuela, y otra en tercera persona en la que conocemos la historia de la abuela Julia. Cómo fue la vida de una jovencita en una familia numerosa de un pueblo de Extremadura, que trabaja sirviendo en casa de una familia de posibles, con una madre que no les da un respiro a las hijas mayores, que se enamora de un pintor de atracciones de ferias que convencido de la lucha republicana parte al frente, y cómo fue su vida en los años de la contienda y cuando esta terminó.

Dos narraciones que se alternan y con las que Bárbara va jugando para mantener al lector pegado a las páginas de una novela que habla de valentía, de amor, de superación, de fracasos y de vida. Una novela escrita con un lenguaje sencillo, a veces un tanto coloquial que nos hará sonreír con sus toques de humor, tierna y en momentos un poco triste, que, sin ningún lugar, a dudas nos emocionará.

Es cierto que creemos conocer a nuestros mayores porque siempre han estado ahí, hemos vivido con ellos y parece que toda su historia se reduce al tiempo que hemos compartido, pero no nos damos cuenta de que ellos también han vivido otras cosas, tienen una historia. Eso es precisamente lo que descubrirá Sofía de su abuela Julia que por fin se decide a compartir con alguien de su familia aquellos momentos que sólo los que vivieron conocen y algunos ni siquiera en profundidad.

Salvador y Julia merecen una novela para ellos solos. Bárbara, anímate.

Julia está bien también nos hará pensar, ya que podemos encontrar, como quien no quiere la cosa y casi sin darnos cuenta, reflexiones sobre la vida, el abuso, el egoísmo en la pareja, la inseguridad, el maltrato sutil al que a veces es sometida la mujer sin que se dé a penas cuenta, la necesidad de ese empujón de alguien que nos quiere para que nos salte ese click que nos abra los ojos, la sabiduría de los mayores, la fortaleza oculta que nos hace llevar a cabo acciones heroicas de las que no somos conscientes, el amor que mueve montañas.

Julia está bien es una novela muy bien escrita, dura y tierna, emocionante, conmovedora, con una gran historia de amor en su interior. Es una novela que me ha cautivado y que os recomiendo. Es una novela que no debes perderte.

FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO