ROPAVIEJA – PABLO DEL PALACIO

NUESTRA OPINIÓN …

Ropavieja de Pablo del Palacio en esta ocasión nos llegó como un ofrecimiento del propio autor. Son ya varios los libros que hay en nuestras estanterías de él aunque no todos están firmados con su nombre. Pablo publicó con Planeta Antes de conocerte en 2016 y desde entonces es un autor al que seguimos. Tras el parón después de esa novela, no le perdimos la pista gracias a que fue él quien se puso en contacto con nosotras para ofrecernos la novela que está firmada bajo pseudónimo y que también disfrutamos mucho, y también así, mediante un contacto directo es como hemos llegado en esta ocasión a Ropavieja.

Como veréis, no os menciono el título de la novela bajo pesudónimo para no desvelar el misterio pero, si leéis esta novela y habéis leído la otra, os será fácil relacionarla con el autor ya que Ropavieja viene a ser un reencuentro de los personajes que habitan sus tres novelas anteriores: Que sea verano, Antes de conocerte y la escrita pseudónimo.

Es difícil clasificar esta novela en un género ya que quizá el que más se ajuste sería intriga, pero si yo tuviera que resumirla creo que no sabría ni por dónde empezar y es porque esta novela, sobre todo, es de sus personajes y de sus decisiones y la implicación que tienen estas en sus vidas. Ropavieja es un puzzle en el que se nos presentan un montón de personajes totalmente distintos, con historias que nada tienen que ver y que el lector tiene que ir hilando y descubriendo a lo largo de la lectura (o de la memoria) para saber qué les une y sobre todo cuáles son los intereses de cada uno de ellos.

Y digo o de la memoria porque estos personajes no son nuevos, Rebeca y Guillermo vienen de Que sea verano, Patricia y Tadea vienen de Antes de conocerte y Marc, Nico y Adriana, de nuevo, de la tercera novela del autor.

Tengo que reconocer que me pasé la primera parte del libro tratando de hacer memoria para saber quién era cada personaje y qué había pasado en cada libro en lugar de dejarme llevar por la historia y tratarla como si de personajes que no conociera de nada se tratara. Creo que es aquí donde hay un punto de mejora. Los lectores que han leído las novelas anteriores, salvo que lo hayan hecho muy recientemente, es difícil que se acuerden de los personajes y lo que les pasó en su momento y no está demasiado explicado como para que el lector que los conoce lo recuerde. Sin embargo, creo que si te enfrentas a esta novela como un libro totalmente nuevo, del que no tienes conocimiento  previo alguno de los personajes, quizá te es más fácil hacerte la idea de los mismos aunque, como pasa en muchas historias, querer que el lector conozca lo que ha pasado con esos personajes en otros libros, requiere desvelar el misterio y por lo tanto chafar el final de los mismos haciendo que un lector que quiera volver atrás ya sepa el resultado de cada historia anterior.

Es muy difícil y justo lo hablamos en una charla hace poco con escritores el tema de recuperar los personajes sin chafar las historias anteriores pero contando lo suficiente para que el lector sepa lo que ha pasado y sobre todo qué ha llevado a los personajes a ser lo que son en la historia actual y por lo tanto justificar sus actos.

Por otro lado, me parece un acto de valentía por parte del autor no solo recuperar los personajes de un libro sino los de los tres anteriores que son historias aparentemente distintas entre sí y mezclarlas todas en una novela en la que todo tiene que encajar. Por eso, Ropavieja para mí es un libro de personajes porque aunque hay un hilo conductor que podríamos decir que es la necesidad de sacar la verdad a la luz sobre ciertos temas, lo realmente importante de esta novela son todas las aristas que salen de cada historia, todos esos personajes que han tenido algo que ver antes o después en ella, el ver que todas las decisiones que se van tomando en la vida tienen una consecuencia y hacen que las vidas, no solo tuya sino también de todos los que te rodean tomen un camino u otro.

Sin embargo, Ropavieja para mí también es un libro de vuelta atrás, de volver al origen, de demostrar que aunque tu vida haya estado marcada por la decisión que se tomó hace un tiempo, nunca es tarde hacer un parón y pensar si el sentido que ha tomado tu vida es el que realmente quieres o si por el contrario se puede dar un giro de 180 grados y apostar por el camino contrario al que se tomó en su momento.

Ropavieja es una novela de sentimientos, de vida, de decisiones, de errores, de lucha y para mí ha sido una novela de reflexión y de toma de conciencia. Conciencia de que normalmente una decisión no solo afecta sólo a tu vida si no también a la de los demás y es todo una gran tela de araña con múltiples opciones y que cada una de ellas lleva a un camino totalmente distinto de la otra.

No quiero acabar sin mencionar el momento en que se desarrolla, ese 2019 y 2020 que a todos nos cambió la vida, que hizo temblar los cimientos de hasta el más convencido y nos hizo replantearnos a todos las cosas. Me gusta que se toquen estos temas y que queden en el legado de una época que parece que ya muchos hemos olvidado.

En resumen, Ropavieja es un libro que entretiene más que engancha, un libro con el que reflexionar más que leer compulsivamente, del que disfrutar poco a poco viendo la causa efecto de cada decisión de cada personaje y con la curiosidad de llegar al final y ver cuál es el fin de esos personajes, si cada uno de ellos optan por el «buen» camino o siguen tomando decisiones que implican una nueva derivada en su vida o en la de otros.

2 Comments

  1. Margari

    No me importaría leerlo si se cruza en mi camino.
    Besotes!!!

    Reply
  2. Manuela

    Leí Antes de conocerte y bueno, me pareció entretenida creo recordar porque lo cierto es que ni el más m´ínimo recuerdo sobre su trama.
    Besos.

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *