Versatil, marzo 2020

La cordura del idiota, de Marto Pariente, Premio Novelpol 2020

La mejor novela negra del 2019, según la asociación Novelpol, es un rural noir ambientado en Ascuas, un pueblo ficticio de la Alcarria, un lugar en medio de la nada, camino de los pantanos, poblado de unos personajes extraordinariamente singulares. En ella Marto Pariente narra una crónica sobre la soledad, la corrupción urbanística, los traumas infantiles y el amor incondicional entre hermanos. La clave de por qué su rural noir es de lo mejor que le ha pasado a la novela negra en español del último año es que supone «un soplo de aire fresco, porque se aleja de  los convencionalismos y ofrece personajes peculiares». 

Con La cordura del idiota (Ediciones Versátil), la segunda novela de Marto Pariente, ha funcionado excepcionalmente bien la recomendación boca a boca, el suyo ha sido un pequeño fenómeno editorial basado en la recomendación de los lectores. Para Marto Pariente, ser finalista del premio Novelpol, junto novelas de autores mucho más experimentados, como Rosa Ribas, Susana Rodríguez Lezaun, Carlos Bassas del Rey, Claudio Cerdán y Susana Hernández, ya era «todo un honor, amplificado por la sorpresa». 

El proceso de votación de la Asociación de Amigos de la Literatura Policiaca Novelpol comenzó hace dos meses y ha tenido en cuenta más de sesenta novelas, la de Marto Pariente «fue sumando ventajas prácticamente desde el principio» asegura el presidente de la asociación, José Ramón Gómez Cabezas.

El fallo del jurado del Premio Novelpol 2020, no se ha podido anunciar en el marco de Tenerife Noir, porque el festival se ha suspendido con motivo del COVID-19. Marto Pariente recogerá el galardón en la Semana Negra de Gijón, que está previsto que se celebre la primera quincena de julio. 

La cordura del idiota, plantea un viaje donde el lector coge un desvío diferente en el cruce de caminos y termina en Ascuas, un pueblecito en mitad de ninguna parte camino de los pantanos, un lugar, en definitiva «donde lo negro se confunde con lo sórdido y los hardboiles se convierten en polis escaqueados que no pueden ver una sola gota de sangre». Ese personaje, Toni Trinidad, el único policía de Ascuas, vive su hemofobia en secreto, se sabe no muy listo y todo le viene grande, pero tiene el coraje para defender a los suyos y genera tanta ternura que son muchos los lectores que han decidido incluirlo entre sus antihéroes favoritos.

¿Qué te ha parecido nuestra reseña?

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.