Debate, mayo 2020

Debate anuncia la publicación, este próximo 28 de mayo, de la obra La trampa del optimismo, de Ramón González Férriz. Un lanzamiento que es el primero tras el inevitable parón.

Ante situaciones políticas excepcionales como en la que nos encontramos, de inmediato surgen análisis y perspectivas sobre los nuevos paradigmas, sobre el futuro que viene. Pero es imprescindible recordar que las claves de nuestro mundo no pasan solo por la anticipación. Es importante, también, entender cómo se consolidó el mundo político y económico que ahora parece amenazado. En La trampa del optimismo, Ramón González Férriz, uno de los analistas más lúcidos e interesantes del momento, plantea una crónica esencial de los años noventa, una época precisamente trascendental para entender el mundo de hoy.

En España, Europa y Estados Unidos, la década de 1990 estuvo dominada por un optimismo sin precedentes. Caído el Muro de Berlín, parecía que el capitalismo se había quedado sin rivales, que internet crearía formas de comunicación totalmente libres, que se había dado con la fórmula económica que permitiría una prosperidad constante, que la globalización no solo iba a ser beneficiosa para la economía mundial sino para la difusión de la democracia, y que la llamada tercera vía superaría la división entre izquierda y derecha.

Pero si echamos la vista atrás, el legado de esa década es mucho más sombrío. En España los noventa también supusieron el inicio de la burbuja inmobiliaria que estallaría en 2008 y en Estados Unidos se desarrollaron los productos financieros que provocarían la catástrofe de Lehman Brothers y precipitarían a Europa y al mundo a la peor recesión económica desde el crack de 1929. En paralelo, los cimientos del euro, desarrollados también en esa década, demostraron ser más inestables de lo imaginado, y los trabajadores industriales de los países ricos se convirtieron en víctimas de esa globalización tan celebrada.

Combinando la crónica de algunos de los acontecimientos de la época y el ensayo reflexivo, Ramón González Férrizrepasa las consecuencias de una década fulgurante protagonizada por Felipe González y José María Aznar, Bill Clinton y Tony Blair, Helmut Kohl y François Mitterrand, pero también por la música indie, el Britpop, la serie Friends y la aparición de Hotmail, Google y Amazon.

¿Qué consecuencias tuvo el optimismo de los 90 para nosotros? ¿Pagamos aún sus excesos o nos beneficiamos de sus aciertos? ¿Es posible creer aún en una tecnología redentora y una globalización democratizadora? ¿Volveremos a ser optimistas?