LA SONATA DEL SILENCIO – Paloma Sánchez-Garnica

Cuando leimos la sinopsis de esta novela supimos que teníamos que leerla, que la autora fuera Paloma Sánchez-Garnica era una garantía, y el encuentro que tuvimos con ella el año pasado, si nos quedaba alguna duda, fue la confirmación total.
Pero no ha sido hasta pasado un año cuando por fin nos hemos puesto con su lectura. El motivo no ha sido otro que el peso del volumen que no es precisamente el más adecuado para su lectura en el transporte público. Así que decidimos que de estas vacaciones no pasaba y hemos cumplido nuestro propósito.
El resultado no ha sido el esperado, ha sido MEJOR TODAVÍA.

LA AUTORA


Paloma Sánchez-Garnica (Madrid, 1962), es licenciada en Derecho e Historia. Autora de El gran arcano (2006) y La brisa de Oriente (2009), su novela El alma de las piedras (2010) tuvo un gran éxito entre los lectores y se publicaron cinco ediciones. Las tres heridas (2012) supuso su consagración entre la crítica y los lectores como una escritora de gran personalidad literaria. 

ARGUMENTO

«Marta Ribas tenía un futuro prometedor cuando conoció a Antonio, pero una lealtad mal entendida trastocará sus vidas. Cuando Antonio cae enfermo, Marta se ve obligada a ponerse a trabajar, exponiéndose a las murmuraciones del vecindario y a la indignación del esposo, humillado en su hombría. Pero a Marta se le presenta una inesperada oportunidad que le permitirá salvar su propia supervivencia y la de su hija, y encontrar, por fin, su lugar en el mundo. 
La sonata del silencio es una novela de pasión, celos y sueños anhelados. Es la historia de una España de posguerra, de castañeras y carboneros, de cócteles en Chicote y de medias de nailon de estraperlo. Es un edificio cualquiera donde la riqueza y la pobreza, el triunfo y el fracaso solo están separados por un tabique».

MIS IMPRESIONES

Cuando leí El alma de las piedras sabía que no era la última vez que iba a tener entre mis manos una novela de Paloma Sánchez-Garnica. Cuál sería el próximo título no lo tuve tan claro hasta que el año pasado se publicó La Sonata del Silencio y, como he dicho antes, tuvimos la suerte de acudir al encuentro con la autora (aunque acabo de comprobar que no lo publicamos en el blog). 

Los que me leéis sabéis que a mi los libros de la Guerra Civil, la postguerra y los que transcurren en Madrid me atraen como la miel a las moscas y La sonata del silencio cumple con esos requisitos, y por si fuera poco sucede en una zona de la ciudad que forma parte de mi vida, un escenario que, según iba leyendo, podía recorrer al lado de los protagonistas de la novela sin esfuerzo alguno (para mi un plus añadido).

La maravillosa prosa de Paloma Sánchez-Garnica me ha trasladado a una época y una sociedad que aunque nos parezca muy lejana por los hechos que aparecen en sus páginas no lo son tanto, ya que han pasado alrededor de 70 años desde que transcurre la acción aunque nos puedan parecer muchos más. 
A los que vamos teniendo unos años el panorama que nos relata Paloma Sánchez-Garnica no nos es completamente desconocido. Aunque puede sonar raro en el siglo XXI que una mujer no pudiera abrir y tener una cuenta corriente, firmar un contrato de trabajo, aceptar una herencia, comprar o vender un inmueble, etc., en definitiva, tomar sus propias decisiones sin el consentimiento de su padre, tutor o marido hace poco más de 50 años, era así.

La mujer no era nada, aunque a la hora de la verdad era la que cargaba con todo, no tenía voz ni voto, y siempre estaba supeditada a un hombre ya fuera éste padre, hermano, marido o cura, que estos últimos también ponían su granito de arena (a veces mucho más) con respecto a lo que una mujer podía y debía o no hacer, ellas eran las culpables de lo malo que pudiera pasar, había que mantenerlas bajo la suela del zapato del hombre no fueran a tener ideas propias y actuaran por su cuenta. Eso sí, tenían que cuidar de su marido y sus hijos, y sacar a su familia adelante como fuera, todo ello cuidando de que nada pudiera manchar su reputación.

Las mujeres no tenían derechos pero sí muchas obligaciones. mientras que para ellos todo eran derechos y todo se les había de perdonar.


Y es curioso porque a veces eran las propias mujeres (seguramente por pura envidia) las que actuaban como sus peores enemigos con sus habladurías, sus comadreos, sus cuchicheos y su maledicencia, con esos comentarios que decían más que lo que las palabras expresaban.

Paloma Sánchez-Garnica nos pinta con maestría en La sonata del silencio el fiel reflejo de la sociedad de la época y para ello se sirve de los inquilinos del número 10 de la Plaza del Ángel.

Aunque la novela gira principalmente alrededor de las Familias Montejano (principalmente de Marta Ribas) y Figueroa, el resto de los personajes configuran un complemento perfecto para completar el cuadro de la España, y en concreto del Madrid, de aquella época.

Las familias de dos amigos cuyo destino se ve afectado por una lealtad mal entendida, por traiciones y decisiones que no debieron tomarse. Un destino que a Rafael Figueroa le ha situado en una buena posición social, pero que hace que Antonio Montejano se encuentre cada vez más hundido y Rafael tenga a la familia de su amigo cada vez más sometida y que dependa más de él. Extraño el concepto que de la amistad tiene Rafael Figueroa.

Unos personajes muy bien dibujados que no nos dejarán indiferentes, con sus secretos, sus conflictos, su amor, su odio, sus pasiones, sus envidias y el deseo de venganza, unos personajes que nos harán sentir, revelarnos, enfadarnos y, en algunos casos, hasta llegaremos a entenderlos aunque no estemos de acuerdo con ellos.

No voy contar mucho más, porque quiero que descubráis por vosotros mismos lo hay en estas 896 páginas, que disfrutéis de esta lectura, de la maravillosa forma de escribir de Paloma Sánchez-Garnica, de una gran historia, de una trama y subtramas muy bien tejidas, de sus personajes, de ese Madrid de mitad del Siglo XX, de sus calles y su ambiente, de como era la vida entonces y de la música, ese otro componente del que no os he hablado y que se encuentra tan presente a lo largo de toda la novela, algo que puede ser tan importante en la vida de las personas que consigue ayudarlas a sobrellevar su existencia y que sea su tabla de salvación.

No tardéis tanto como yo lo he hecho y leed esta novela, seguro que no os arrepentiréis.

Valora este post
error

26 comentarios en “LA SONATA DEL SILENCIO – Paloma Sánchez-Garnica”

  1. Concha, pido perdón por atreverme a decirte en tu casa ¡¡¡No compares "El alma de las piedras" con este NOVELÓN, por favor! Es de las mejores novelas que he leído, y eso que, al contrario que a ti, no me gustan las novelas ambientadas en ese período.
    Por lo demás, completamente de acuerdo contigo en todo.
    Besotes.

  2. Me siento muy identificada con lo que comentas, para mi los libros de la Guerra Civil y la postguerra son como un imán.
    No sabía nada de este libro ni de la autora, acabo de apuntar el nombre para comenzar a buscarla y creo que este libro caerá en mis manos en breve.
    Supongo que lo habrás leído, pero si te gustan este tipo de libros, te recomiendo, Si a los tres años no he vuelto. Es muy impactante y también se desarrolla en Madrid.
    Escribí una reseña hace poco por si te apetece leerla.
    Dejo la dirección de mi blog, por si alguien se quiere pasar,
    http://savingmemories-blog.blogspot.com.es/
    un saludo!

Deja un comentario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com