Bibiana Ripol, diciembre 2020

Os dejamos una entrevista realizada por Edurne Sagasti a Antonio Domínguez con motivo de la publicación de su libro La isla del durmiente, primer libro de la saga Tastarabás o Las Crónicas de Elaurin.

“Tastarabás significa libertad, amor por la naturaleza, por sus criaturas, el nacer de las ilusiones, la amistad, y muchas otras cosas hermosas”.

Cuenta que todo nació como un juego de mesa… ¿Nos cuenta los detalles?

La saga de libros parte de la idea de crear un juego de mesa que reuniera características de muchos tipos de juegos: rol, inteligencia, habilidad… Me puse a ello durante al menos dos años, empecé a dibujar mapas, a crear personajes, razas, a idear un mundo particular. El juego está prácticamente acabado, en su momento lo concluiré y posiblemente ponga en marcha. El caso es que, casi acabado el juego, me sentí en la necesidad de contar las historias que fueron naciendo en mi cabeza para dar consistencia a dicho juego. Y ahí nació Tastarabás o Las Crónicas de Elaurin. De eso hace al menos siete años.

¿Por qué eligió el nombre de Tastarabás para denominar el lugar principal donde se desarrolla la acción?

Tastarabás es una palabra gallega con un componente nostálgico. Para mí, significa libertad, amor por la naturaleza, por sus criaturas, el nacer de las ilusiones, la amistad, y muchas otras cosas hermosas. Tastarabás es el nombre de una colina en Galicia donde jugaba de niño con mis amigos, una montaña llena de piedras cortadas a machete engullidas por un bosque de avellanos, donde un riachuelo transcurre sereno dentro de una cueva, en su descenso hacia el pueblo de mis orígenes y mis amores. Allí, aquellos niños construimos una cabaña entre cuatro avellanos, jugando a ser independientes, a tener un lugar propio en el mundo. Mi lugar propio.

La isla del durmiente presenta infinitas historias, espacios, héroes, enemigos… ¿De dónde saca toda esta imaginación?

Desde muy pequeño dibujaba teorías sobre el equilibrio de los planetas, sobre naves inventadas que volaban con los más variopintos métodos, sobre infinidad de cosas en apariencia descabelladas, como solo puede hacer un niño. Esta fantasía original se fue reforzando gracias a la lectura, la investigación, y el estudio. Me nutro de la historia, de los cuentos y leyendas, de la mitología, de los juegos de ordenador, de los comics, de la fantasía, de miles de fuentes, que han confluido dando forma a una visión propia del mundo, que no es otra cosa que la fuente última de toda imaginación, modos de ver las cosas desde otro prisma, con otra piel.

“Creo que mi libro puede ayudar en la actualidad que estamos viviendo. Está lleno de mensajes, ocultos o visibles y lleno de esperanza. Será labor del lector llegar al alma de las cosas, porque estar, está”.

En la actualidad que estamos viviendo ¿considera su novela pueden ayudar? ¿cómo?

En la actualidad se vive demasiado deprisa, se interactúa poco cara a cara y, a veces, de mala manera, es la era de la comunicación impersonal, en diferido u online. Se le dan valor a aspectos de la vida que son irrelevantes, cuando otros de suma importancia se ven relegados a la marginalidad. En mi libro doy mucha importancia a esos aspectos esenciales, a los pilares básicos que deberían serlo de la humanidad. Y, sí, definitivamente creo que mi libro puede ayudar, está lleno de mensajes, ocultos o visibles y lleno de esperanza. Será labor del lector llegar al alma de las cosas, porque estar, está.

En el año 1993 hizo el Camino de Santiago en silla de ruedas. ¿Hasta qué punto le inspiró en la creación de todo este mundo imaginario?

El Camino de Santiago es un punto de inflexión importante en mi vida, por lo que puedo decir sin lugar a dudas que influye, aunque más a título personal, y en última instancia, en ese mundo imaginario. Influye porque te enseña a relativizar, a ver el mundo desde otra perspectiva. Es una vuelta a la conexión, una reconexión con los valores ancestrales, una forma de ralentizar el reloj, de empezar a ver no solo con los ojos, sino con los sentidos. Es un viaje interior, más que un recorrido por los pueblos. Solo quien lo ha hecho de forma consciente sabe de qué hablo.

Este libro es producto de crowdfunding ¿Le ha sorprendido el altruismo de los donantes?

Sí y no. Me sorprende haber suscitado tanto interés como para que salga adelante el crowdfunding, más que nada porque nunca había hecho algo así, y por ser desconocido como escritor. Pero no me sorprende porque, si algo tengo, es fe en mí, y sobre todo en la humanidad. Creo que, si algo tiene valor de verdad y llega a conocimiento de un número suficiente de personas, tarde o temprano estará donde debe estar. Hay mucha gente hermosa de corazón, que es la verdadera forma de la belleza.