No me tapes el sol de Eduardo Infante

Ariel, abril 2021

Eduardo Infante publica No me tapes el sol. Cómo ser un cínico de los buenos.

¿Por qué tanto ensañamiento con el cinismo? Porque el cínico cometió el terrible pecado de señalar al idealismo con el dedo y gritar: «¡El rey va desnudo!». Desde entonces, los maestros de la filosofía los ignoran, los silencian, los tergiversan, los caricaturizan o directamente los descalifican para que su mensaje quede oculto. Platón defendió la existencia de un modelo eterno, perfecto e inmaterial de hombre al que debemos someternos. Pero Diógenes se ríe de esta teoría y busca por las calles de Atenas, con una linterna en pleno día, ese hombre ideal. Platón define al ser humano como «un animal de dos pies y sin plumas», y los académicos que lo escuchan admiran su sabiduría. Mientras tanto Diógenes sale a la calle, toma un gallo, le quita las plumas, lo tira al suelo de la elitista escuela y le dice a Platón: «Aquí tienes a tu hombre». Este se niega a debatir con Diógenes y lo trata siempre de loco. A partir de ese momento, los idealistas siguen la actitud del maestro.

Si el lector siente alguna inclinación a adoptar los principios cínicos, en No me tapes el sol, el lector puede encontrar estos ejercicios de inspiración clásica, pero adaptados a nuestro contexto actual, que pueden ayudarle en su ascenso hacia la virtud:
1. Arrastrar un arenque
2. De compras con Sócrates
3. Tenga preparada la maleta
4. Fortalecimiento de la voluntad (negaciones)
5. Endurecimiento del cuerpo
6. Imagine que se muere
7. Cultivar la parresía con buenos chistes
8. Rebélese ante la tiranía de lo políticamente correcto
9. Transgreda normas absurdas
10.Conozca culturas diferentes

Eduardo Infante (@eledututor), autor del best seller internacional Filosofía en la calle, nació en Huelva en 1977, pero lleva media vida residiendo en Gijón. Licenciado en Humanidades, enseña Filosofía en bachillerato con métodos nada convencionales: narra la muerte de Sócrates en un juzgado, explica Aristóteles paseando por el parque, invita a practicar el cinismo en las calles comerciales y nos cuestiona con sus #FiloRetos en las redes sociales con el fin de invitarnos a pensar la vida y vivir el pensamiento. Su perro se llama Nietzsche.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *