LA BESTIA – CARMEN MOLA

NUESTRA OPINIÓN …

A todos nos pilló desprevenidos la proclamación de La Bestia de Carmen Mola como obra ganadora de los Premios Planeta 2021. Nadie imaginaba que, tras años escondiéndose bajo un pseudónimo, iba a ser en la entrega más importante de este país donde se iba a desvelar la identidad de ese pseudónimo femenino tras la que se esconden Jorge Diaz, Antonio Mercero y Agustín Martínez.

Sin embargo, La Bestia, es una historia totalmente independiente a las que nos habíamos encontrado hasta ahora con la firma de Carmen Mola, unos personajes diferentes y un contexto histórico que nada tiene que ver. 

En La Bestia nos encontramos en el Madrid de 1834, un Madrid asolado por el cólera y lleno de la miseria que ha dejado la guerra, un Madrid donde las desigualdades son infinitamente mayores de lo que ya lo son de por sí aún hoy. Una ciudad en los prolegómenos de la primera guerra carlista, con una sociedad enfrentada de por sí por su ideología. En ese Madrid, La Bestia arranca, como no podía ser de otra manera teniendo la firma de su autor@, con la aparición de una niña desmembrada en una zona a la que nadie quiere acceder, en una lugar en la que cada muerte es una más ya que nadie va a reclamar ese cadáver. Sin embargo, ha venido a hacerse eco de la noticia Diego un periodista que está dispuesto a que se haga justicia y a descubrir quién ha hecho esa salvajada que a pocos importa. Se le atribuye a La Bestia, que es como han llamado en la zona a un animal que viene a cometer ese tipo de crímenes de vez en cuando, pero Diego no se contentará con esta versión que tiene mucho más de fantástica que de real y no cejará en su empeño de descubrir quien está detrás del asesinato, sea con la ayuda o no, de su amigo el policía Donoso.

Por otro lado, conoceremos a Lucía una niña que vive con su madre y su hermana Clara en lo peor lo peor, y eso cuando no tienen que ser casi nómadas buscando un sitio nuevo cada vez que les echan del anterior. Pronto se quedarán huérfanas y Lucía tendrá que buscarse la vida en ese Madrid hostil para sacar adelante su vida y la de su hermana. Aunque su primera opción son los pequeños robos, será uno de estos hurtos lo que le meta en verdaderos problemas y hará que cambie su vida para siempre. ¿Qué tiene de especial ese anillo de oro que ha robado y que todos parecen buscar?

Como imaginaréis, estas dos historias convergen más pronto que tarde y será esa convergencia la que nos conduzca al argumento real de esta novela en la que hay pobreza, abuso de poder, drogas, enfermedad, sociedades secretas, pero sobre todo mucha supervivencia por cada uno de los personajes que campan por ella. Supervivencia de Diego el periodista obstinado en sacar a la luz la verdad, en que se sepa lo que de verdad está pasando en Madrid, supervivencia de Donoso, un policía venido a menos quien ha perdido las ganas de vivir pero a quien los distintos acontecimientos hacen que salga a la luz su parte más honrada y, por supuesto, supervivencia por parte de Lucía y Clara, las dos hermanas que, en sus circunstancias, luchan por salir adelante en una vida que les es del todo hostil.

En La Bestia vamos a encontrar el estilo al que nos tiene acostumbrados Carmen Mola, con mucho cadáver y más de una escena escabrosa pero, sin embargo, a mí en este caso me ha gustado menos que sus anteriores historias toda la parte del thriller y de la novela negra como tal y es que el listón estaba muy alto en este punto. Sin embargo, sí que me ha gustado mucho la parte que hace esta novela negra diferente de otras que es el contexto histórico. Aparte de bien documentada en cuanto a hechos, situación, lenguaje y acciones, creo que toda esta parte se encuentra perfectamente integrada en la novela y a mí personalmente me ha parecido muy interesante conocer ciertas cosas de la época. Y, por supuesto, no quiero dejar de mencionar las semejanzas de lo que hizo el cólera en su momento con lo que hemos vivido en la época actual en los peores meses de la pandemia: esos hospitales a rebosar, ese momento en el que a la gente contagiada casi se la miraba desde lejos por el temor a lo desconocido, ese no saber cómo se transmite y por lo tanto cómo evitar que se siga propagando y, por otra parte, esa solidaridad que también siempre existe entre la gente a la hora de ayudarse en los peores momentos. También podríamos hacer un símil entre los negacionistas de ahora y los que en su momento creían que realmente les estaban envenenando mediante el agua,00 pero eso casi es otra historia.

Tampoco quiero dejar de mencionar que La Bestia te mantendrá pegado a sus páginas con sus giros, porque en más de una ocasión, no sabremos de quién fiarnos, como los propios protagonistas; además, los muertos que se irán sucediendo harán que cada vez tengamos menos esperanza de que la historia llegue a buen puerto para nuestros protagonistas.

En conclusión, en La Bestia vamos a encontrar un thriller que se lee muy bien, que resulta muy ameno y en el que descubrir una vez más que, a lo largo de los años no aprendemos y repetimos los mismos errores. Una novela muy bien documentada, en la que el ambiente tiene casi la misma importancia que los personajes, llena de giros y que resulta diferente por su ambientación.

FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO

2 Comments

  1. margari73

    No me he estrenado aún con estos autores. Su trilogía me llama pero creo que empezaré con este libro, que parece ser autoconclusivo.
    Besotes!!

    Reply
  2. Manuela

    Sobre esta novela también hemos hablado largo y tendido, sobre todo porque en esta ocasión no coincidimos en impresiones y para mí su lectura supuso un verdadero chasco y lo único que puedo salvar es la magnífica ambientación.
    Besos.

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.