Desconcierto

AdNovelas, marzo 2022

Desconcierto, la nueva novela del ganador del Pulitzer Richard Powers, que ha resultado finalista del Booker y del National Book Award 2021.

Tras la muerte de su esposa, el astrobiólogo Theo Byrne cría sin ayuda a su peculiar hijo de nueve años. Robin es un niño neurodivergente, cariñoso y tierno, que se pasa las horas pintando elaborados dibujos de animales en peligro de extinción y que está a punto de que lo expulsen del tercer curso por golpear a un amigo en la cara. Theo, sin embargo, intenta mantener a su hijo alejado de las terapias con fármacos. Así, descubre un tratamiento experimental de neurofeedback para potenciar el control de las emociones de Robin mediante unas sesiones de entrenamiento con patrones grabados del cerebro de su madre. Son estos personajes y situaciones de Desconcierto, la nueva y esperada novela de Richard Powers (Evanston, Illinois, 1957), autor de El clamor de los bosques, publicada también en AdN, obra que le valió el Premio Pulitzer 2019.

A lo largo de las páginas de Desconcierto, Powers pone en evidencia la evasión de los adultos ante los problemas de nuestro mundo y el cambio climático. “La sociedad lleva tanto tiempo oyendo estas advertencias que se ha acostumbrado y ya no sabe qué hacer con ellas. Ahí es donde puede entrar la ficción. La ficción es capaz de alterar el terreno de lo familiar y crear ese misterio y esa inestabilidad que le hace al lector decir: «Espera, espera, ¿qué? ¿Qué está pasando? ¿Qué va a pasar después? ¿Cómo van a gestionar esto?»” comenta. El novelista y ensayista estadounidense muestra esta actitud pasiva del mundo adulto a través de los ojos de un niño, Robin: “Lo que percibo en los críos es mucha rabia y mucha frustración. Pero también veo un aumento considerable de activismo y compromiso. Veo indicios de una generación que afirma que tenemos que buscar significado fuera de nosotros mismos”, añade este escritor considerado una de las figuras más destacadas de la literatura norteamericana del momento.

El amor de Theo por su hijo y sus dificultades para educar a un niño tan especial en soledad tienen peso en la novela: “Cualquier adulto con un niño activo, comprometido, intenso e inteligente va a pasarlo mal a la hora de contestar sus preguntas sobre lo que sucede hoy en día. El niño tiene la capacidad de decir: «¿En serio? ¿Está pasando esto y tú lo permites?»”, afirma Powers, para el cual esa es la crisis de la infancia ahora con el añadido de que la crisis de ser padre actualmente es que no existe ninguna respuesta buena. La novela abre también una puerta a la esperanza: “mantiene abierta la posibilidad de que estemos en el mundo de un modo más feliz y gratificante (…) En el libro, describo este proceso de neurofeedback decodificado al que se somete Robin como una especie de máquina de la empatía. Contemplar a ese niño que se convierte en una persona feliz al descubrirse más allá de sí mismo, al descubrir las interconexiones recíprocas entre él y otros seres vivos y otros humanos, evoca en el lector la posibilidad de una vida más plena y satisfactoria que la vida de acumulación de siempre”.

Richard Powers es autor de doce novelas, entre las que se encuentran Orfeo (publicada en AdN), El tiempo de nuestras canciones, El clamor de los bosques (publicada en AdN) y El eco de la memoria, por la que fue galardonado con el National Book Award. Asimismo, ha sido receptor de una beca Mac Arthur, cuatro veces finalista del National Book Critics Circle Award y profesor en las universidades de Illinois y Standford. Con El clamor de los bosques fue finalista del Premio Man Booker 2018 y ganador del Premio Pulitzer 2019. Con Desconcierto ha sido finalista de los Premios Booker y National Book Award de 2021 y ha sido seleccionado por el club de lectura de Oprah Winfrey. Vive al pie de las Grandes Montañas Humeantes.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.