Caligrama, septiembre 2020

El libro Yamanote conmueve porque indaga en la búsqueda del ser y en las oportunidades reservadas al tiempo y las circunstancias. El protagonista de la novela lo es sin parecerlo. Todos hablan de él y han influido en él de una u otra manera, como suele ocurrir en la vida.

La editorial Caligrama publica Yamanote. El nombre del título es un tren de cercanías de Tokyo, es una metáfora sobre cómo lo que rodea a cada persona puede apoderarse de ella, es un símbolo y también es el protagonista de la novela de Miguel Ángel Buenestado GrandeYamanote es una historia de historias en la que el personaje principal está tratado y desgranado por cada uno de los demás, con percepciones y vivencias diferentes y únicas. «Pero lo importante en este libro es el resultado de esa cotidianidad en nosotros mismos, ya que, en el fondo, lo que los demás en su conjunto piensan que somos es más certero que lo que nosotros mismos pensamos que somos», dice el autor.

No existe un argumento definido, porque todo en Yamanote va sobre la vida misma y sus circunstancias, sobre las relaciones humanas y sus influencias. Y el trasfondo lo constituye la dificultad que cualquiera atraviesa para definir qué quiere ser, la lucha permanente contra las dificultades que impiden hacer lo que se desea y que llevan a hacer no lo que se quiere, sino lo que se debe. La frustración aparece en la cara de quienes ven que las oportunidades que se les brindan no son suficientes. Las aspiraciones son una amenaza y «lo inesperado es un bálsamo que dulcifica lo amargo de la noticia», como dice una frase de la novela.

Buenestado Grande conoce a los personajes de su obra y los lleva por caminos difíciles. El público lector se enamora, se enfada y discute con ellos, porque son como la gente con las que se cruza día a día. Este texto de literatura coral lo es por su plantel y por los instrumentos narrativos, con un preciso uso de la palabra y una cuidada construcción de imágenes propios no solo de quien ama la literatura, sino de quien sabe hacer literatura.

Miguel Ángel Buenestado Grande nació en Córdoba, en 1978. Allí se licenció en Administración y Dirección de Empresas y comenzó una carrera profesional que poco tiene que ver con la literatura. Pero esta realidad siempre fue compatible con su verdadera pasión por el mundo de los libros. Después de su primera obra, Memorias improbables de una bestia, confirma su vocación de escritor con Yamanote.