Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

LO QUE NO TE MATA TE HACE MÁS FUERTE - David Lagercrantz


Hace muchos años que leí la trilogía de Millenium, tantos que ni me acuerdo, pero lo que sí recordaba perfectamente era que me habían gustado mucho, que habían sido de esos libros que una vez terminas el primero estás contando los días para que salga el siguiente por eso cuando me enteré que salía una cuarta entrega, aún con cambio de autor, me alegré de poder reencontrarme de nuevo con Mikael Blomkvist y Libeth Salander, esos curiosos personajes que casi todo el mundo conoce si no es por las novelas, por las películas. No vamos a negarlo, tiempo me ha costado ponerme con esta cuarta entrega desde que salió pero con la pronta salida de la quinta decidí que era el momento de empezar con "Lo que no te mata, te hace más fuerte", Millenium 4, esta vez de la mano de David Lagercrantz.


EL AUTOR


David Lagercrantz (Suecia, 1962) es escritor y periodista. Debutó en 1997 con un libro sobre el aventurero sueco Göran Kropp y su conquista del Everest sin oxígeno. Es el autor de uno de los libros de mayor éxito de la historia reciente de Suecia, del que se han vendido varios millones de copias en todo el mundo, la biografía de Zlatan Ibrahimović, Soy Zlatan, que fue seleccionada para el prestigioso Premio August. Es, también, autor de la novela inspirada en el genio matemático y precursor de la informática Alan Turing, El enigma Turing (Destino, 2016). Elegido para continuar la aclamada serie Millennium, iniciada por Stieg Larsson, Lo que no te mata te hace más fuerte se convirtió en un bestseller internacional al publicarse en más de 40 países y vender más de 6 millones de copias en todo el mundo.

EL ARGUMENTO

Lisbeth Salander está inquieta. Ha participado en un ataque hacker sin razón aparente y está asumiendo riesgos que normalmente evitaría. Mientras, la revista Millennium ha cambiado de propietarios. Quienes le critican, insisten en que Mikael Blomkvist ya es historia. Una noche, Blomkvist recibe la llamada del profesor Frans Balder, un eminente investigador especializado en Inteligencia Artificial quien afirma tener en su poder información vital para el servicio de inteligencia norteamericano. Su as en la manga es una joven rebelde, un bicho raro que se parece mucho a alguien a quien Blomkvist conoce demasiado bien. Mikael siente que esa puede ser la exclusiva que él y Millennium tanto necesitan, pero Lisbeth Salander, como siempre, tiene sus propios planes. En Lo que no te mata te hace más fuerte, la singular pareja aclamada por más de 80 millones de lectores en Los hombres que no amaban a las mujeres, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina y La reina en el palacio de las corrientes de aire continúa su historia. Ha llegado la hora de que sus caminos se crucen de nuevo. Vuelve Salander. Millennium continúa.


MIS IMPRESIONES

Como os decía, hace ya un par de años que salió esta cuarta entrega que a su vez dista 8 años del tercer volumen  de la trilogía que ha pasado a ser saga. Muchas eran las expectativas puestas en ese autor y muchas las reticencias de que supiera mantener el nivel y el estilo de su antecesor Stieg Larsson, un autor que marcó un antes y un después en la novela negra con Millenium.

Hace tantos años que leí la trilogía que soy incapaz de contaros si se nota la diferencia de estilo o de narración de un autor a otro lo que si os puedo decir es que los personajes no han perdido su esencia y que una vez más Mikael Blomkvist vuelve a ser ese periodista de investigación intrépido en busca de un scoop que destape un escándalo más y Lisbeth Salander sigue siendo aquella chica a la que no nos acercaríamos a menos de un metro en la vida real pero a la que tanto queremos en la ficción. Una Lisbeth a la que la sigue sin gustar relacionarse con la gente y que tiene su manera de ver y de hacer las cosas y sobre todo, tiene su manera de resolver los problemas.

La diferencia que sí he notado entre los libros anteriores y este es que en las tres primeras que escribió Stieg Larsson siempre había un trozo, para mi gusto, aburrido, un trozo que a mi modo de ver podía resumirse en la tercera parte de las páginas de lo que ocupaba lo que nos contaba. En cambio, en esta cuarta entrega de Millenium "Lo que no te mata, te hace más fuerte", David Lagercrantz ha logrado evitar esto y aunque no puedo decir que sea una lectura frenética o que entra en materia desde el principio, no tiene ningún punto en que la lectura se haga farragosa como me pasó con los libros anteriores.

En "Lo que no te mata, te hace más fuerte" nos vamos a encontrar con un Mikael Blomkvist que no encuentra un tema lo suficientemente interesante en el que centrarse a investigar y para colmo Millenium, la revista que tanto le dio, está de nuevo en horas bajas y ahora más que nunca necesitan un bombazo.

Por otra parte, nos encontramos con Balder, un informático que trabaja en la inteligencia de las máquinas y en intentar que esa inteligencia no llegue a tanto que sea superior a la de los humanos y se convierta en algo peligroso. Sin embargo, Balder será asesinado por un séquito de profesionales y el único testigo que quedará será August, el hijo de Balder, que es discapacitado, pero no un discapacitado cualquiera, es un savant lo que le da un increíble capacidad de dibujar con milimétrica y matemática precisión escenas que ve.


Y por otro lado tenemos a Lisbeth Salander haciendo una de sus incursiones informáticas, esta vez en la NSA. Esto enfurecerá a los altos cargos de la empresa que empezarán la caza del hacker que no solo se ha metido en su sistema haciendo visibles todos los fallos de seguridad sino que además ha logrado descubrir cosas que no deberían salir a la luz.


Como os imaginaréis, en algún momento todas las tramas confluyen en una sola pero tendréis que avanzar bastante en la lectura para descubrir cómo. Y esto es quizá lo que más me ha costado de la novela: durante bastante tiempo hay dos, incluso tres, tramas que avanzan paralelas y no es hasta bien avanzada la lectura cuando logras comprender qué hilo común hay entre las ellas. Eso sí, una vez tenemos claro por dónde va cada historia y cómo se unen, la historia cogerá un ritmo trepidante, la tensión aumentará y no podremos dejar de leer hasta el final.

Otra de las cosas que me ha costado ha sido, como ya pasó en las novelas anteriores, la mezcla de cuerpos de seguridad que entran en juego, que se estorban entre ellos y que no alcanzo a comprender porqué no colaboran entre sí. Entiendo que esto es algo que funciona así en Estados Unidos y que me es complicado porque cuerpos como la SAPO, la FRA, el FBI... no existen aquí pero para mi gusto hay demasiados personajes, demasiada pequeña trama y para alguien que no está familiarizado con estos cuerpos se hace un poco complicado de entender en algunas ocasiones.

Un aliciente más de esta novela es que conoceremos un poco más de la infancia de Lisbeth y comprenderemos un poco más ese carácter tan peculiar de nuestra hacker favorita.

Finalmente, no quiero acabar sin hablar de los temas que se tratan en la novela y que me parecen muy interesantes: el peligro de los avances tecnológicos y cómo mal utilizados pueden llevarnos al desastre, el tráfico de influencias a todas las escalas y el concepto de savant. No sabía nada de los savant, de hecho era la primera vez que oía la palabra y me ha gustado conocer un poco más de este síndrome y de los diferentes tipos que se pueden dar, así como que, con una correcta educación pueden convertirse en verdaderos genios.

Y tampoco quiero dejar de mencionar la gran labor de documentación que ha tenido que llevar a cabo el autor para escribir una trama como esta en la que la informática y las matemáticas están tan presentes y son importantes para explicar parte de la historia. Todo ello sin que el lector se sienta perdido en ningún momento.

En conclusión, en Lo que no te mata, te hace más fuerte vamos a encontrarnos con la esencia de Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander (además de algún que otro personaje que también conocíamos de antes), vamos a vislumbrar de nuevo la sombra de Zalachenko y vamos a disfrutar una vez más de las andanzas de estos personajes que se ayudan a su manera: de Lisbeth persiguiendo a sus fantasmas e intentando que los malos paguen por sus errores y de Mikael intentando sacar a la luz una vez más que no es oro todo lo que reluce. Una historia que sin un ritmo trepidante te mantendrá enanchado hasta el final y te dejará una vez más con ganas de saber qué pasará en la siguiente entrega que ya tenemos en librerías: El hombre que perseguía a su sombra. Creo que David Lagercrantz ha salido airoso de la complicada tarea de mantener el nivel de Millenium.





16 comentarios:

  1. Es una novela mucho más podada que las anteriores, sin tanta descripción decorativa. Me gustó y en breve comienzo la quinta entrega

    ResponderEliminar
  2. Leí la trilogia pero no he seguido porque al final terminó aburriendome mucho.

    ResponderEliminar
  3. He terminado el 5 hace un par de días y aún es más ágil que este o diría de temática de fondo más sencilla para el lector.Te gustará seguro también.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Bueno, yo si creo que se nota el cambio, quizás le falta ese toque más oscuro de las tramas y subtramas de los tres primeros, pero independientemente de ello, es una novela muy ágil y entretenida que mantiene la esencia de los personajes.
    Estoy con el 5, y la trama me está gustando más.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. A mí también me ha gustado más el quinto que el cuarto. Son novelas que se leen muy bien :-)
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola! yo si noté diferencia, Larsson era más brutal más oscuro, y ese final tan ñoño que le da David...yo eché mucho de menos a LArsson, igualmente estoy deseando leer el 5. Besos

    ResponderEliminar
  7. Pues como ya comentamos ayer yo este me lo salté en su momento y la verdad es que no me apetece ponerme con él. Si acaso ya leeré el que acaba de salir y si tengo alguna duda te pregunto ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Pues comienzo la continuación en breve, a pesar de que evité leer esta novela pero sí que me bebí la trilogía de Larsson. Besos

    ResponderEliminar
  9. El autor lo tenia complicado, la sombra de Larsson es alargada y si, ha salido bastante airoso pero yo si eché de menos al creador de Milennium.

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  10. Me leí la trilogía inicial y me encantó. Recuerdo que no había terminado un volumen cuando iba a comprarme el siguiente para no interrumpir la lectura pero cuando salió el cuarto escrito ya por otro autor se me quitaron las ganas de continuar. Sin embargo, me están dando ganar de ponerme con él y seguir con la saga porque los personajes me encantan.

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. De la trilogía me gustó el primer libro, pero los otros dos ya me costaron más, así que no me he animado a seguir.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  12. Yo con este no me animé en su momento y ahora no me importaría hacerlo... Veremos
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Esta vez no me convences. No leí la trilogía original (me saturó que todo el mundo hablara de ella y me rebelé) y no me acercaré a las continuaciones de Lagercrantz. Me alegro, eso sí, de que tú la hayas disfrutado tanto.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  14. Yo leí hace años el primero y no continué con su saga porque comencé la carrera y aparque los libros...y luego por pereza no los leí. Aún así me estáis empezando a tentar con continuar con la saga...

    Es muy curioso lo de los savant, hay historias increíbles...y si no me equivoco el chico de la foto es uno de ellos ¿no?

    Besitos

    ResponderEliminar
  15. A mi la trilogía me pareció muy dura pero la devoré y para este verano me hice con el 4 libro pero aún no lo había empezado. Tenía dudas sobre el autor sabría seguir con los personajes y que no perdieran su chispa pero después de leer tu reseña tengo claro que cuando acabe el que estoy leyendo, el siguiente es Lo que no te mata...
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Yo me quedé en el primero. Reconozco que para las sagas soy malísima. Besos

    ResponderEliminar