Vuelve Santiago Díaz con El buen padre

Reservoir Books, enero 2021

Tras su éxito con Talión, su primera novela, vuelve Santiago Díaz con El buen padre.

La cuenta atrás ha comenzado. Tres vidas están en juego, y sólo una inspectora puede desentrañar la verdad entre tanta podredumbre, Indira Ramos, la nueva revelación del thriller contemporáneo.

¿Quién es inocente? Santiago Díaz nos presenta el primer caso de una inspectora con un estricto código moral y un trastorno obsesivo compulsivo, en una fascinante novela llena de tensión y giros inesperados. Porque detrás de un mismo hecho pueden haber múltiples lecturas, pero sólo una verdad.

La ambigüedad moral es la brújula que mueve la acción, donde la única persona que parece vivir bajo un estricto código ético, totalmente incorruptible, es la inspectora Indira Ramos. Ella será objeto de burla y ensañamiento precisamente por su obcecada tenacidad. Sólo ella podrá resolver un caso con tantos claroscuros, pues es ella la que, de forma aséptica, sólo aceptará la verdad de los hechos sin prejuzgarlos ni provocar una resolución conveniente.  Sin embargo, cuando se halla en una investigación contrarreloj, ¿se permitirá el lujo de no aceptar atajos para evitar que tres personas mueran?

De esta forma, uno de los temas que mueven la novela es qué significa ser inocente en esta época o si en realidad sólo existen grados de culpabilidad en una era contemporánea en que el bienestar pro-pio siempre va antes que el común. Los jueces están manchados, la policía está manchada, los políticos están manchados y el dinero  y el dinero los mancha a todos por igual, y aún así, existen personas que se resisten a caer en el fango. Indira Ramos es una heroína perfecta en este mundo, una auténtica don Quijote en que su rectitud y perfección moral son vistas con chanza y burla por sus compañeros. ¿Cómo no tener un trastorno obsesivo compulsivo con la limpieza si está claro que la suciedad domina el mundo?

En su primer caso veremos cómo brilla por encima de todos y se convierte en el compás moral de la acción, señalando durante toda la novela dónde apunta el norte de la maldad. El problema es que poco a poco apuntará a todas partes, así que para no perderse es necesario tener muy claras las propias convicciones y seguir siempre hacia adelante, no perderse en los giros de timón inesperados. Porque si algo domina en esta historia son los giros argumentales y las sorpresas, haciendo realmente difícil hablar de la trama sin destripar su esencia.

Santiago Díaz es el hombre de los 500 guiones emitidos. Pocas personas han marcado tanto el in-consciente colectivo como Díaz. Desde hace 24 años, es una de las principales firmas dentro de los grandes éxitos de la ficción televisiva en todo tipo de géneros, de Compañeros a Aquí no hay quien viva pasando por El secreto de puente viejo o Yo soy Bea. Gran contador de historias, observador fino de nuestra realidad más próxima, sólo era cuestión de tiempo que se pasara a la novela. Lo hizo hace dos años con Talión, que por supuesto se prepara para una adaptación televisiva. Ahora regresa con su mejor historia hasta la fecha, El buen padre, un thriller en que ha volcado su absoluto dominio de la tensión narrativa y que nos presenta a una inspectora de policía que dará mucho que hablar, Indira Ramos.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *