VOLVERAN LAS NARANJAS – Xisela López

Desde que me hablaron de este libro en una presentación de otro autor a la que fui, tenía ganas de leerlo. Como se suele decir “me habían puesto los dientes largos”, así que en cuanto supe que había salido a la venta intenté hacerme con él.

Cuando me llegó tuve una sensación extraña, tuve ganas de tocarlo, de acariciarlo, y no era sólo porque su tamaño fuese más pequeño que el habitual, que no tuviese muchas páginas o sus cubiertas fuesen mates y no tuviesen ese atractivo brillo que suele acompañar otras portadas, era como si el libro tuviera  vida, como si quisiera acomodarse en nuestras manos y que no lo soltáramos. Tal vez fuese un presagio.

Esta va a ser una reseña escrita a dos manos, y, si esas fueron las sensaciones de Concha cuando llegó a sus manos, por mi parte yo cuando lo vi, tuve claro que me iba a gustar y por supuesto fue así. Con una portada y un nombre atractivo que sólo toma sentido al final del libro nos sumergiremos en una historia en la que nos veremos atrapados hasta el final y en la que recorreremos con avidez sus hojas.
Ayer, tenía una cena, y dado que tardaba una horita en ir y otra en volver aproveché porque supuse que entre la ida y la vuelta iba a poder terminar con él y así fue…

LA AUTORA

Xisela López nació en A Coruña con 1979. Es licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas y cuenta con más de nueve años de experiencia en diferentes agencias. Ha realizado creatividades para marcas como Aquatius (“Hay pueblos que necesitan gente y gente que necesita pueblos”), Fundación Reina Sofía, Coca Cola, Gilette y Flex. Ahora es directora creativa de la agencia Sra. Rushmore.
“Volverán las naranjas” es su primer libro escrito hace años y olvidada en un documento de word hasta que su novio lo encontró y decidió llevarlo a editar y llevar a Xisela a que lo viera expuesto en una pequeña librería, como regalo de cumpleaños. Después cayó en manos de alguien de ESPASA y… hasta ahora!

ARGUMENTO

Una historia de amor escrita con mensajes, sujeta al ahorro de caracteres y al abuso de los puntos suspensivos; una historia de amor única, como lo son todas en realidad. En un móvil, aparentemente perdido, alguien encuentra cientos de mensajes en los que una mujer y un hombre, aparentemente desconocidos, escriben con libertad sobre todo lo que les importa o inquieta. Pero ¿queda el mundo virtual tan lejos del mundo real?

MIS IMPRESIONES

Nos vamos a encontrar con un libro que no llega a 150 hojas en las que parte del texto está escrito al uso y otra parte en forma de SMS. Estos dos formatos nos llevan a ponernos en la piel de la agente de policía. Es como si mientras la autora utiliza el formato de los SMS, nos convirtiésemos en la agente que está leyendo los mensajes, y utiliza el cambio de formato cuando interrumpe su lectura y por tanto el hilo de los mismos.
Prácticamente la totalidad del libro, está compuesto por 704 SMS divididos en capítulos correspondientes a los diferentes días en los que se envían y reciben. Os sorprenderá que son SMS y no whatsapp, pero es que esta historia se desarrolla en 2008 cuando todavía usábamos este método para comunicarnos.

Es un libro que se lee muy bien, de hecho en  una sentada, favorecido por el formato, que engancha de principio a fin y en el que es muy fácil meterse. Creo que un poco del porqué de este enganche es que saca “la vena cotilla” de cada uno de nosotros, haciéndonos sentir que estamos invadiendo la intimidad de otro al leer los SMS entre dos personas, pero a la vez no somos capaces de dejar de leer porque necesitamos saber como acaba la historia.

Además, el libro tiene dos grandes sorpresas, una por el medio y otra al final, que lo hacen, si cabe, un poco más adictivo y que llevan a terminar la lectura con un buen sabor de boca y muy buenas sensaciones.
En cuanto a los personajes, principalmente son los dos entre los que se cruzan los SMS, uno de ellos es Elisa y, el otro, es el 618 88 48 25, y es que, aunque más adelante conoceremos en nombre de la otra persona, nunca será denominado por éste, sino por su número de teléfono.
En conclusión, es una historia de las ahora calificadas como chick-lit, que engancha, que te sacará una sonrisa y que te deja con ganas de más, aunque al final hay que reconocerle que tiene la longitud que tiene que tener, ni más ni menos.

18 comentarios en “VOLVERAN LAS NARANJAS – Xisela López”

  1. Inevitablemente me recuerda a Glattauer y su Contra el viento del norte y su secuela. No disfruté mucho de ninguno de los dos así que este, salvo que se cruce en mi camino no voy a buscarlo. Besos.

Deja un comentario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com