NUESTRA OPINIÓN…

Una mujer víctima de una agresión brutal es encontrada por un corredor en un campo de altas hierbas cerca de un sendero estrecho y un tanto apartado. Cuando la policía se hace cargo del caso las sospechas recaen inmediatamente en el marido de la víctima. Puede que el comienzo de Una mujer infiel de Miguel Saez Carral, si no nos hemos molestado en buscar más información de la novela,  nos haga presagiar que nos encontramos ante una novela negra, pero no es así.

Son dos líneas argumentales las que nos vamos a encontrar en Una mujer infiel. Una de ellas es la investigación policial que tiene lugar con motivo de la agresión y otra es la historia de pareja de la mujer agredida y su marido desde que se conocieron.

La investigación por parte del Inspector Jorge Driza va a servir de hilo conductor para adentrarnos e ir avanzando en el universo íntimo de una pareja que mantiene una relación muy poco convencional y sobre la que todo aquel que se halla a su alrededor se siente con derecho a opinar y juzgar.

Una historia de amor entre dos personas con sus propias normas sobre la fidelidad y el sexo, sobre todo por parte de la víctima, en una relación que encierra una intensa y turbulenta carga.

La pareja protagonista se conoció cuando ambos estudiaban en la Escuela de Cine. Ella siempre fue la chica en la que todos se fijan, la salsa de todas las fiestas y la más deseada, con una leyenda que se había ido forjando a su alrededor sobre sus hábitos sexuales que iba creciendo y que no siempre se correspondía con la realidad. Él por el contrario, era un chico corriente salvo por aquel primer premio que alcanzó en la escuela como guionista, y que nunca pensó en que aquella chica que ya le había robado el corazón, se llegara a fijar en él

Dos personalidades muy diferentes que parecen que se complementan pero que en realidad es ella la que siempre lleva, sin pretenderlo, la voz cantante y él siempre se encuentra a su sombra, o por lo menos así lo siente, tanto es así que ni siquiera llegaremos a saber en toda la novela cual es su nombre.

Un hombre que rememorará durante las horas que dura la investigación, sus 10 años de amor, pasión y sexo, y las mentiras e infidelidades que habido en esa relación y todo lo que ha sentido desde que la conoció hasta este momento, mientras espera en la puerta de ese pasillo que da paso a la UCI el que se supone será un fatal desenlace debido a lesiones que presenta.

Una mujer infiel es una novela con un buen ritmo narrativo, que mantiene la tensión hasta el final, y en la que el sexo está continuamente presente aunque las escenas sobre él no sean demasiadas, unas escenas, por otra parte, descritas con sensualidad y sensibilidad, con unos personajes muy creíbles, de los que seguramente podríamos encontrarnos en cualquier lugar y que van evolucionando según avanza el relato.

En conclusión, Una mujer infiel me ha parecido una buena novela aunque no es una novela para recomendar alegremente ni a cualquiera lector, una historia potente en la que he echado un poco en falta que el autor se metiera más a fondo en otros aspectos de la pareja protagonista y que no girara tanto en torno al sexo, pero esto es una apreciación totalmente personal. En cualquier caso yo no diría en ningún caso que se trata una novela erótica como he visto que en algún sitio la denominaban.

FICHA DEL LIBRO
FRAGMENTO