Un thriller diferente: Marismas

Planeta, enero 2022

Marismas es un thriller diferente, el resultado de la aventura en común de una madre y un hijo que decidieron escribir, a cuatro manos y dos cabezas, una trepidante novela policial y de misterio.

La misteriosa desaparición de una niña en las marismas del río Ter, un detective marcado por su pasado y una mente perturbada son los principales reclamos de este trepidante thriller criminal.

Esta novela escrita a cuatro manos, entre madre e hijo, es adictiva, directa y cruda, pero también una historia emotiva y diferente. Sus autores, Beatriz Roger y Luiso Soldevila, arrojan luz a la oscuridad.

Porque en los lugares idílicos tampoco nada es lo que parece. Una atmósfera de misterio en la Costra BravaLa naturaleza y el paisaje, junto con los lugares reales elegidos por los autores, tienen un papel relevante en la historia. La narración consigue sumergir a los lectores en una atmósfera inquietante que contrasta con lo que puede esperarse de poblaciones costeras como Llafranc y zonas como la playa de la Gola de Ter. El mar en verano significa diversión y vacaciones, pero cuando llega el frío puede ser un lugar solitario y tenebroso. En Marismas, el mar es cómplice de muchos misterios, intrigas que se acrecientan cuando hay tormenta y que persisten a pesar de una calma aparente.

Una historia escrita a cuatro manos entre madre e hijo es un regalo para un público ávido de emociones fuertes y de historias originales, en las que los giros sorprenden y el ritmo se imprime desde que arranca el caso y avanza la investigación policial. La tensión narrativa no desfallece en ningún momento. Los autores han conseguido hilvanar una trama adictiva que crece en intriga con cambios tan imprevisibles como frecuentes. Y es que esta novela tiene todos los elementos para que abandonar sus páginas sea una tarea imposible y nos deje con ganas de más.

La fuerte complicidad entre ambos autores, imprescindible en un proceso de escritura compartido, ha dado como resultado una novela negra equilibrada y con una voz propia. «Escribir así es mucho más fácil de lo que podría parecer. El libro está repartido al 50 % y los dos opinábamos sobre lo que habíamos escrito cada uno», comenta la autora Bea Roger. «Teníamos una hoja de ruta muy clara, pero cuando te sumergías en la historia y empezabas a escribir se te ocurrían muchas ideas nuevas», explica, por su parte, el autor Luiso Soldevila. Esa riqueza creativa se luce, también, en la construcción de la trama y el desarrollo de la historia.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.