Tú eres mi millón de fuegos artificiales

Esencia, mayo 2022

Tú eres mi millón de fuegos artificiales de Cristina Prada. Lo último que debían hacer era enamorarse, pero el deseo y el amor ya han marcado el camino.

Holly Miller quiere que el próximo verano sea inolvidable. Es una chica responsable y trabajadora, pero pronto habrá un gran cambio en su vida y quiere sentir que ha aprovechado al máximo la etapa que está a punto de cerrar. No desea mirar atrás y arrepentirse de lo que ha dejado de hacer. Así que Holly tiene un plan y solo necesita a los Lions.

Jack Marchisio solo quiere largarse y no mirar atrás. Su vida es un desastre desde hace tres años, el tiempo exacto que lleva cargando con problemas que ni siquiera son suyos, pero ya falta muy poco para alejarse de todo y no piensa renunciar a su brillante futuro por nada ni por nadie.

Jack es el rey de los Lions. Todos lo saben y lo respetan. Un trato. Dos condiciones. Y el mundo de Jack y Holly se pondrá patas arriba.

Da igual las veces que Jack se haya repetido que es un error fijarse en esa chica rara que siempre tiene la cabeza metida en un libro, porque no puede dejar de pensar en ella.

No importa que Holly se diga una y otra vez que no puede haber sentimientos con el arrogante y estúpido quarterback, porque él está marcando la diferencia.

Dos temperamentos fuertes, dos polos opuestos, sueños por cumplir, barreras que tumbar y un amor indomable y extraordinario con la fuerza de un millón de fuegos artificiales.

Cristina Prada vive en San Fernando, una pequeña localidad costera de Cádiz. Casada y con tres hijos, siempre ha sentido una especial predilección por la novela romántica, género del cual devora todos los libros que caen en sus manos. Otras de sus pasiones son la escritura y la música.

Hasta el momento ha publicado las series «Todas las canciones de amor que suenan en la radio», «Manhattan Love», «Una caja de discos viejos y unas gafas de sol de 1964», «Los chicos malos, las chicas listas», «From New York» y Tú eres mi millón de fuegos artificiales, así como las novelas independientes Las noches en las que el cielo era de color naranjaLa sexy caza a la chica HitchcockCada vez que sus besos dibujaban un te quieroTodas las malditas veces que la tuve debajo de míMi mundo se llenó con el sonido de tu vozTodos los carteles de neón brillaban por tiEn una playa al sur de tu horizonte y Pequeñitas cosas extraordinarias.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.