NUESTRA OPINIÓN …

Desde que leí Ella lo sabe me aficioné a Lorena Franco. Sé que tiene alguna novela anterior que no he leído pero, prácticamente todo lo que ha publicado a partir de ese momento lo hemos leído, por lo que Todos buscan a Nora Roy no iba a ser la excepción.

Si algo tienen en común todas las novelas de Lorena Franco es el componente psicológico y es eso precisamente lo que me gusta de ellas y lo que para mí es su sello de identidad.

En Todos buscan a Nora Roy todo comienza con Eva, una de las protagonistas, limpiando de sangre la pared de una de las habitaciones de su casa. A partir de ahí saltaremos al pasado, al cómo comenzó todo y a conocer por una parte a Eva y por otra a Nora Roy y, aunque al principio a Nora la conoceremos solamente por lo que se dice de ella, que ha asesinado brutalmente a un médico y a una enfermera del centro psiquiátrico donde se encontraba ingresada para posteriormente huir, más adelante los caminos de ambas se cruzarán y a partir de ahí llegaremos hasta el punto en el que comienza el libro.

Sin embargo, eso no es todo, porque una vez llegados a ese punto, y ya conociendo la historia de Eva y de Nora Roy, empezaremos a avanzar en el tiempo porque, ¿quién es en realidad Nora Roy? ¿de qué huye? ¿quién la ha ayudado a escapar? ¿es en realidad una asesina? Un montón de preguntas se acumularán en nuestra lectura hasta que poco a poco, la tela de araña se irá desenmarañando pero, como siempre, Lorena Franco, tendrá guardado un as en la manga y no será hasta el final del todo cuando conozcamos qué se esconde detrás de la historia de Nora Roy, quiénes son los buenos y los malos en esta historia y una vez más veremos que ni los buenos lo son tanto ni los malos tampoco y que, las apariencias, en muchas ocasiones engañan.

Lorena Franco lo ha vuelto a conseguir con Todos buscan a Nora Roy, una novela en la que nada es lo que parece, en la que el componente psicológico de Vera de la Cruz será casi un personaje más de esta historia que, una vez más también, estará centrada en Barcelona.

Cada vez que leo un libro de Lorena Franco, me entran ganas de ir a esa ciudad, de recorrerla, ya que gracias a las escasas descripciones pero que, sin embargo, están llenas de sensaciones, es fácil trasladarse a cada uno de los escenarios de esta novela.

Creo que en esta novela más que en ninguna, ha sido importante la documentación ya que centrar una novela en un psiquiátrico, en lo que sucede y, sobre todo, en algunas de las personas que se encuentran allí internadas, son temas que siempre han de tratarse con respecto y máxima verosimilitud. En mi caso, desconozco totalmente si lo que se cuenta podría pasar como verídico pero creo que, el simple hecho de atreverse a tratar un tema así y cómo lo hace, merece un reconocimiento. Además, Lorena Franco aprovecha la historia de tres de las pacientes que han pasado por el centro para contar sus historias, los motivos que han llevado a chicas con una aparente vida normal a que todo se tuerza y requieran de un internamiento. Me ha gustado encontrarme con estas historias y acercar a la sociedad el tema de los trastornos mentales, normalizarlo y hacernos entender que son personas normales que solamente necesitan un poco de ayuda igual que la podríamos necesitar en cualquier otra especialidad médica. Enhorabuena a la autora por atreverse con un tema así.

También, me ha parecido que hay una crítica velada a ciertos temas e incluso una denuncia a ciertos tipos de tratamientos pero si queréis saber más tendréis que leer el libro para descubrirlo ya que, no debo desvelar mucho más.

En cuanto a los personajes, Lorena Franco, utiliza la primera persona de la mano de hasta tres personajes distintos para meternos en la historia. Con ellos, avanzaremos en la trama pero además, conoceremos de primera mano los pensamientos de cada uno de ellos y sus motivaciones. Sin embargo, aunque quizá los principales son tres, no podemos olvidar a ninguno de los secundarios ya que todos tienen su papel en esta historia.

En conclusión, Todos buscan a Nora Roy, es un thriller que me ha durado un suspiro, que ha reafirmado una vez más mi afición hacia esta autora a la que seguiré leyendo y que os recomiendo si queréis un libro que enganche desde el minuto uno, fácil de leer y lleno de giros que sorprenden en una trama en la que dudarás de todos. Una novela que deja patente una vez más que nada es lo que parece y nos hace reflexionar sobre las enfermedades mentales, lo que conllevan y acerca un poco más estos temas a la sociedad.

FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO

Otros libros reseñados de la autora: