¿Tiene futuro la verdad?

Almuzara, noviembre 2022

¿Tiene futuro la verdad? es el título del ensayo que acaba de publicar la editorial Almuzara. Se trata de un análisis iluminador y fascinante de una de las mentes más brillantes de la cultura europea del siglo XX: George Steiner.

Observando desde su erudita atalaya, el autor analiza y disecciona con irónica mirada el desafío que supone para el hombre la persecución de la verdad pura y abstracta. Un hecho que, a su juicio, puede provocar una incongruencia fundamental y un desfase crucial, entre las consecuencias contradictorias que ésta genera en algunos de los ideales establecidos en la sociedad como es el de la justicia social, entre otros.

Según Steiner, el conocimiento de la verdad y la supervivencia pueden entrar en contradicción tal y como demuestra a lo largo del recorrido histórico que lleva cabo por las distintas épocas y personas que dedicaron su vida a la búsqueda de la verdad; en algunos casos les costó su propia vida, en otros, provocaron cismas de gran repercusión como fue el caso de Galileo.

“Lo que está en juego en la carrera obsesiva por el descubrimiento de la verdad es la existencia continuada del individuo y de la sociedad tal y como los conocemos”, comenta Steiner, para quien el hombre, por su condición humana, siempre tratará de buscar la verdad a toda costa, sin importarle las consecuencias que esta acarrea. Un axioma que le da pie para afirmar que la verdad si tiene futuro, a diferencia del hombre del que opina que no tiene tan claro que lo tenga.

«Creo que la verdad tiene futuro. Que lo tengamos nosotros es algo que está menos claro. Pero solo el hombre puede suponerlo».

George Steiner (1929 – 2020) fue uno de los más sabios y lúcidos pensadores europeos. Fue Extraordinary Fellow del Churchill College de Cambridge y profesor de Literatura Comparada en la Universidad de Ginebra.

Desempeñó su labor docente e investigadora en el Institute for Advanced Study de Princeton y las universidades de Stanford, Nueva York, Princeton y Harvard. Durante años, fue crítico literario en The New Yorker, The New York Times y The Economist.

Entre los numerosos galardones con que fue honrado destacan el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades de 2001, Miembro honorario de la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias (1989), Doctor Honoris Causa de las universidades de Lovaina (1980), Brístol (1989), Glasgow (1990), Durham (1995), Salamanca (2002), Gerona (2012), entre otras , Caballero de la Legión de Honor (1984), Premio Truman Capote de Universidad de Stanford (1998), Fellowship de la Academia Británica y Premio Internacional Alfonso Reyes (2007).

1

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *