NUESTRA OPINIÓN …

Sin reglas de Isabel Arranz fue una de las últimas novelas publicadas antes del confinamiento. Isabel Arranz se estrena con esta novela aunque esta autora no es nueva en la escritura ya que la precede su trayectoria como guionista.

Luz Pavones es la protagonista de esta historia aunque lo primero que sabremos de ella es que aparece muerta en su camerino, de una manera bastante vejatoria y que entre los sospechosos se puede encontrar casi cualquiera ya que no es precisamente una persona muy querida en sus círculos.

Mediante situaciones del pasado de todos los personajes que tenían relación con ella iremos conociendo a la víctima, Luz Pavones, una presentadora de televisión famosa gracias a un reality y que actualmente trabaja como una de las actrices principales de la obra de teatro «Sin reglas» gracias a su fama y no a su talento (una obra que a muchos recordará a «Sofocos«, obra de la que es autora también Isabel Arranz). A partir de aquí empezará una dura investigación por descubrir quién ha matado a Luz Pavones y por ir desenmarañando la red de mentiras tras la que todos los personajes se ocultan ya que en este caso, casi nadie siente de verdad la muerte de la actriz.

Desde el principio se hará cargo de la investigación la inspectora Lola Vergara y su equipo. Tengo que decir que en este caso me ha encantado encontrarme con este personaje que por una vez no es una policía atormentada sino una mujer normal, con su familia y sus problemas y que en algún momento tiene sus altibajos como persona que es. Estamos acostumbrados a encontrarnos siempre con policías con problemas, traumas o vicios y, en este caso, se agradece encontrar una policía que tiene los mismos problemas que podría tener cualquier otro ser humano. Un personaje valiente, fuerte, luchador y que nos lleva de la mano a descubrir una enfermedad que yo desconocía por completo: el síndrome de abstinencia neonatal.

Tampoco podemos olvidar entre los personajes a las tres amigas de Lola que, junto con ella, le ponen el punto de humor a la novela.

Y hablo de las mujeres porque casi todos los personajes principales de esta novela lo son: la representante, la maquilladora, la hermana, la policía… las mujeres tienen un papel relevante en todos los ámbitos de la novela y están representadas en todas sus facetas con cada uno de los personajes.

Cabe decir que la autora ha utilizado con mucha maestría la ironía para hablar de las televisiones, la telebasura, el enchufismo y todo lo que rodea al mundo del famoseo. Sin embargo, lo hace con respeto y es que, como ella misma ha dicho en alguna entrevista, es el mundo que le da de comer.

En cuanto al desarrollo de la investigación, no es frenético pero logra mantener el ritmo y por lo tanto la atención del lector aunque en este caso, quizá me haya interesado más el desarrollo y la motivación que podría tener cada uno de los personajes de la novela para haber matado a la actriz, que la propia investigación. En cualquier caso, la autora consigue un final que, aunque no puedo decir que me haya sorprendido del todo, es lógico y coherente con el desarrollo de la trama.

Finalmente, también la autora pone de manifiesto mediante esta novela las relaciones familiares y cómo el dinero es capaz de corromperlo todo.

En conclusión, una novela protagonizada por mujeres muy distintas entre sí y que te mantendrá entretenido de principio a fin.

FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO