Blog de opiniones y reseñas sobre libros, novedades literarias: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales…

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas y presentaciones en toda España en constante actualización.

Mostrando entradas con la etiqueta thriller. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta thriller. Mostrar todas las entradas

miércoles, 21 de febrero de 2018

CUÍDATE DE MÍ - MARIA FRISA


NUESTRA OPINIÓN....

Se celebran en Alfajarín las Jornadas Medievales. Un grupo de hombres vestidos de  caballeros templarios provistos de arcos y carcaj están preparados para tomar parte en el acto central de las Jornadas. 

Todos los que hasta allí han llegado están expectantes para ver como los arqueros disparando por turnos sus flechas incendiarias hacen que se prenda la enorme pira de leña que se encuentra al amparo de la Torre del Homenaje. Lo que ninguno de los que allí se encuentran imagina es que en el seno de esa pira recubierta de sarmientos y ramas de pino se encuentra el cuerpo de un hombre.

La identificación del cadáver que los operarios encontraron al recoger los restos de la pira, lleva a que este crimen sea competencia del Servicio de Atención a la Mujer, del que forman parte la inspectora Lara Samper y la subinspectora Berta Guallar,  ya que el cuerpo que apareció resultó ser el de Manu, un viejo conocido de este Servicio por un caso anterior del que salió absuelto.

María Frisa a través de capítulos dedicados en unos casos a Berta y en otros a Lara nos contará en tercera persona este caso tal y como la viven cada una de ellas, desde su perspectiva, unos capítulos que se verán completados con otros, aunque muy pocos, que no pertenecen a ninguna de las dos, pero que permiten que el lector tenga una visión más amplia de los hechos y de la historia de sus protagonistas.

lunes, 12 de febrero de 2018

MORIR NO ES LO QUE MÁS DUELE - INÉS PLANA


Seguro que todos habéis visto en los últimos días la portada de Morir no es lo que más duele de Inés Plana en los diferentes medios y es que no es para menos ya que la autora se estrena con esta novela negra por la puerta grande.

NUESTRA OPINIÓN....
Que te entre por los ojos una portada tan maravillosa (al menos para mí) como ésta es fácil. Si además el argumento acompaña ya se convierte en un imprescindible que intenta hacerse hueco en las prioridades del mes. En este caso, además de por lo anterior, esta novela se coló entre mis lecturas de enero ya que tuvimos un encuentro con la autora y qué mejor manera de exprimir la novela que con ella.

Morir no lo que más duele comienza con un ahorcado, así, de repente, y tal y como se queda el lector es como se quedó la propia autora ya que ella misma había presenciado algo así hace años desde un tren y en su mente se quedó hasta que con esta novela ha decido sacarlo.

lunes, 8 de enero de 2018

REINO DE FIERAS - GIN PHILLIPS


Estas Navidades tuvimos la suerte de tener en nuestro poder por anticipado, de la mano de Suma de Letras,  un libro que llegará en breve a todas las librería, en concreto el 18 de enero. Se trata de Reino de Fieras de Gin Philips, una autora que lleva ya varias novelas publicadas aunque es ésta la primera que se traduce a nuestro idioma.

NUESTRA OPINIÓN...

Reino de fieras empieza mostrándonos una madre que se encuentra jugando con su hijo y sus inseparables personajes de plástico en un rincón apartado de un zoo una tarde como otra cualquiera. Durante los minutos previos a su salida del recinto habían escuchado unos "petardos" pero no le habían dado importancia, sin embargo Joan, la madre, empieza a inquietarse por dirigirse a la salida lo que no es tan sencillo cuando llevas a un niño de 4 años que no está tan dispuesto a cooperar y al que no debes transmitir el miedo.

Esto solo será el principio, las siguientes tres horas en las que se desarrolla la novela serán un infierno para Joan, Linconl y todos los que se encontraban en el zoo en ese momento.

En seguida descubriremos que lo que parecían petardos eran en realidad disparos y que en la entrada del zoo hay un montón de personas muertas. Todo parece indicar que está habiendo una matanza y, al menos de momento, no hay ni rastro de la policía.

De la mano de un narrador en tercera persona que nos va a ir mostrando distintas perspectivas pero fundamentalmente la de Joan, vamos a ir conociendo lo que va pasado. Esta manera de narrar me ha permitido conectar totalmente con la situación: solo sabemos lo que ellos saben. Además, la sensación de agobio, de miedo, pánico en ocasiones se trasmite muy bien desde los personajes. He logrado sentir ese agobio de Joan a que vean la luz de su móvil en una oscuridad absoluta, ese estado de alerta constante ante cada sonido para localizarlo y ser capaz de identificarlo y la templanza que necesita para mantener la calma y no traspasar el miedo a su hijo y ser capaz de mantenerlo tranquilo y sin hacer ruido para no ser descubiertos. Sí me ha llamado la atención que Joan en ningún momento oculta a su hijo lo que está pasando sino que le cuenta lo que sucede para transmitirle que es importante que se mantengan en silencio. Además, no solo tendrán que estar atentos a los pasos de los asesinos sino también de los animales.

También me habría gustado, ya que se introduce la figura del marido de Joan que se encuentra fuera del recinto, contar desde la perspectiva de éste como se vive esa situación. Ya que no es así, la figura del marido me parece que no aporta demasiado a la historia.

Aparte de Joan y Liconl, a partir más o menos de la mitad de la novela, entrarán en juego algunos otros personajes y en ocasiones seguiremos la narración desde su punto de vista. No son muchos más pero sí son importantes y están lo suficientemente dibujados para entender su papel en la historia.

En mi opinión, la novela tiene un ritmo un poco irregular, hay partes en las que la narración es un poco lenta y otras en las que el ritmo es muy rápido, sobre todo en el último tercio de la novela en el que la situación se vuelve una lucha por la supervivencia. Por otra parte, el final me parece un poco precipitado y que se queda un poco "a medias". Después de toda la trama me habría gustado ir un poco más allá, saber un poco más sobre cómo termina o sobre ese final, sobre qué pasa cuando todo acaba y qué les ocurre a los personajes.

A mi juicio la novela trata varios temas importantes y plantea algunas preguntas: ¿qué lleva a los autores de las matanzas a convertirse en quiénes son?¿hay vuelta atrás cuando alguien ha decidido cometer una masacre?¿qué harías para salvar a tu hijo?¿dónde está el límite en el que empezar a saltarte todas tus propias reglas por sobrevivir? Yo personalmente no he entendido algunas de las acciones que lleva a cabo Joan pero quién sabe cómo actuaríamos cualquiera de nosotros ante una situación así.

En conclusión, es un thriller con un ritmo irregular aunque éste nunca decae y en el que lo realmente importante no es tanto el hecho de la matanza sino los sentimientos de las víctimas, la manera de actuar de una madre para proteger a su hijo y que nos planteemos preguntas como ¿hasta dónde estamos dispuestos a llegar en situaciones límite?. Una novela diferente y que merece la pena leer ya que su éxito radica en lo que es capaz de transmitirnos a través de sus personajes.


miércoles, 20 de diciembre de 2017

NO ERES LO QUE BUSCO - LAURA MAVOR




NUESTRA OPINIÓN....

Este libro llevaba en nuestras estanterías muchos meses pero cuando salió, hubo tal boom, y tantas reseñas muy positivas que nos dio un poco de miedo que con las expectativas tal altas nos decepcionara. Hoy, varios meses después, lo hemos leído y no podemos estar más de acuerdo con las opiniones que se vertieron: No eres lo que busco es la primera novela de Laura Mavor y con la que ha entrado en la literatura por la puerta grande.

Por la portada y el argumento ya nos podemos imaginar que nos vamos a encontrar un thriller con esta novela pero en este caso es un thriller en el sentido más estricto de palabra: entra en materia desde la primera página donde el hallazgo de un cadáver con un rizador de pelo metido en el ano abre en la novela una serie de incógnitas que atrapan al lector: ¿será un crimen homófobo?¿un ajuste de cuentas?¿un tema de drogas? Lo que está claro es que no ha sido un accidente y el asesino no se ha molestado en disimularlo aunque no encontrarán ni una sola huella ni prueba contra él.

Junto a este arranque tan impactante que será el hilo principal de la historia, vamos a encontrarnos dos subtramas más: un robo en el ayuntamiento y el hallazgo de una persona ahogada en el mar. ¿Qué está pasando en la tranquila localidad de Santarés, localidad ficticia pero tan bien descrita que parece real, en la que nunca pasa nada para que de repente la policía tenga tanto trabajo?

Con estas tres tramas policiales y las investigaciones que se llevan a cabo sobre cada una vamos a ahondar en varios temas de actualidad que se tratan en la novela: la trata de mujeres, el tráfico de drogas, la homofobia, el carácter retrógrado de la sociedad que aún existe en muchos temas y las redes sociales y los nuevos métodos para ligar mediante ellas y es que uno de los principales puntos de la novela es el uso de la aplicación FINDER, una novedosa app para ligar que recuerda mucho al actual Tinder, por parte del cadáver.

Creo que uno de los puntos fuertes de la novela es la variedad de personajes tan distintos y a la vez tan carismáticos todos, que ha conseguido dibujar Laura Mavor. El principal, la teniente Miranda, hace una presentación estelar cargada con una bolsa de manzanas que desparrama por el suelo y creo que en ese punto ya la tenía cariño. Después, conoceremos que es la cabeza del equipo formado por Christian Ballesteros, a quien le obligan a coger bajo su ala en su departamento por enchufe pero que resulta ser una persona con mucha valía y pasión por lo que hace, y a Lesboux, la alférez metódica con un historial impecable. También forma parte de este peculiar equipo el Caimán, un hombre a punto de jubilarse al que los años le han llevado a desenamorarse de aquella profesión que amaba. 

De la mano de este equipo y de sus miembros, tan distintos en sus métodos para conseguir información y pruebas, vamos a ir avanzando en la investigación.

También entrarán en juego el agente Campoy y sus muñequitos de neopreno como llama la teniente Miranda al equipo de GEAS (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas) Este equipo será el encargado de investigar la muerte del ahogado ya que al encontrarse en el mar deben ser ellos quienes se ocupen. Con estos dos casos en paralelo Laura Mavor pone de manifiesto la rivalidad que se encuentra muchas veces entre los distintos departamentos y que hace más difícil, si cabe, la resolución de los casos que si cooperaran entre ellos. Creo que la autora, criminóloga de profesión, sabe mucho del tema y lo pone de manifiesto tanto en las descripciones de los diferentes equipos como en las distintas investigaciones que se llevan a cabo y en los pasos que siguen hasta dar con el culpable.

No quiero dejar de hablar de los personajes secundarios que en ningún momento cobran demasiado protagonista pero que son fundamentales para que la investigación avance en muchos casos y que ponen de manifiesto una vez más, que cualquiera puede dar la pista clave de una investigación.

Finalmente, la guinda del pastel lo pone un final inesperado pero muy bien hilado, una resolución que me ha recordado a los casos de Agatha Christie cuando la autora hace una recomposición de todo lo que ha encontrado para formar una hipótesis de cómo se sucedió el homicidio paso paso, sin dejar ningún cabo suelto ni nada sin explicación, haciendo que parezca fácil cuando ha sido un caso lleno de recovecos, personas implicadas y giros inesperados.

En conclusión, No eres lo que busco ha cumplido con creces mis expectativas siendo una novela rápida, ágil, que te atrapa desde el primer momento, llena de diálogo, de matices y con mucho sentido del humor. Una novela muy amena en la que los personajes principales me han encandilado pero también los secundarios y en la que el caso me ha parecido bien resuelto, original y de actualidad.

Espero que la teniente Miranda nos sorprenda pronto con nuevos casos para su unidad.





lunes, 18 de diciembre de 2017

FALCÓ - Arturo Pérez-Reverte



NUESTRA OPINIÓN....
Hacia tiempo que no leía una novela de Arturo Pérez-Reverte, un autor que empecé a disfrutar desde que publicó sus primeras novelas y al que tenía un poco abandonado. Por eso cuando publicó Falcó y vi de lo que trataba tenía claro que iba a ser con esta novela con la que pusiera fin a ese alejamiento.

Pérez-Reverte nos traslada a la España de 1936 para contarnos una historia que si bien transcurre en los primeros tiempos de la Guerra Civil no es una historia sobre la Guerra Civil. Esta es la novela de Falcó, toda ella gira en torno a este personaje, aunque nos adentre en la intrahistoria de esta contienda fratricida y Pérez-Reverte nos invite a verla con los ojos de sus protagonistas, sin juzgar, sin esconder, sin posicionarse en ningún bando, contando las cosas tal y como eran, donde la atmósfera derrotista se masca, la corrupción existe y la línea entre buenos y malos desaparece.

Falcó es todo un personaje, me ha gustado mucho. Un tipo que tiene una dilatada trayectoria a sus espaldas, expulsado de la Armada por líos de faldas y falta de disciplina, lo mismo se dedica al contrabando de armas que al espionaje o actúa como agente de los servicios de inteligencia.

En esta novela está al servicio del bando nacional, pero en realidad a él le da lo mismo, malnacidos hay en los dos bandos, y sus lealtades nada tienen que ver con las partes del conflicto. El no es más que un mercenario que se vende al mejor postor y para el sólo son válidos sus principios y lealtades.

Además, Falcó es un dandi, de aspecto cuidado, canalla, cínico, seductor, mujeriego, avezado en mil y una batallas, armas que utiliza sin pensarlo, si es necesario, para llevar a cabo sus objetivos.

Pérez Reverte ha creado un gran personaje, pero no es el único, todos los que vamos a encontrar en las páginas de esta novela, están trazados con detalle tengan la importancia que tengan en la trama, los hermanos Montero, el Almirante, Poveda, o el barman del Gran Hotel, sin olvidarnos de Eva Rengel.

Con una prosa impecable y directa Pérez-Reverte, no se pierde en largas o innecesarias descripciones, en pocas palabras y de forma certera logra transmitir al lector exactamente lo que quiere de una manera muy cinematográfica que nos evoca a las antiguas películas de espías americanas, y en la que, aun utilizando un narrador en tercera persona, todo lo vamos a ver a través de la mirada de Falcó. 

He disfrutado de este reencuentro con Arturo Pérez-Reverte
, en esta novela magníficamente construida, documentada y estructurada, con una historia que entrelaza realidad y ficción de manera impecable a través de un personaje que me ha seducido desde el principio, una trama que me ha mantenido pegada a sus páginas y me ha proporcionado unas cuantas horas de buena lectura.

Estoy deseando volver a encontrarme con Falcó y Eva Rengel en la siguiente entrega.

       



lunes, 11 de diciembre de 2017

EL DÍA QUE SE PERDIÓ LA CORDURA - JAVIER CASTILLO


NUESTRA OPINIÓN....

Hay libros de los que es mejor no saber nada cuando te enfrentas a ellos, es mejor ir sabiendo poco a poco, al ritmo que marca el autor, y El día que se perdió la cordura de Javier Castillo es uno de ellos.

El día que se perdió la cordura es una novela con un inicio tan potente que por si solo te mueve a a seguir leyendo para saber qué es lo que te quiere contar el autor, qué es lo que hay detrás de esa primera escena. 

Porque no me negareis que una novela que comienza con la aparición de un hombre desnudo que lleva en su mano una cabeza no te lleva a quedarte pegado a las páginas de un libro para saber qué es lo que ha sucedido, qué ha llevado a ese hombre a esa situación.

En El día que se perdió la cordura se desarrollan tres tramas en paralelo. Una de ellas es con la que se inicia el libro, otra es el relato de lo que sucedió la noche anterior a ese acontecimiento, y la tercera sucede años atrás.

Javier Castillo va a ir intercalando estas tres tramas a base de capítulos cortos, encabezados por el día y el lugar donde suceden los hechos para que nos situemos en las tramas, con un lenguaje muy directo y con abundancia de diálogos, consiguiendo de esta manera que la lectura sea muy ágil y fluida haciendo que el lector avance deprisa en la lectura y creando en éste la necesidad de seguir leyendo para ir profundizando en las tramas.

Tres tramas, dos de las cuales, en tercera persona, están a cargo de un narrador, mientras que en la restante va a ser Jacob, en primera persona, quien lleve el peso de un relato en el que el lector irá saltando por cada uno de los planos temporales con saltos continuos de escenarios que pueden hacer que, al principio, el lector se encuentre algo desubicado, una sensación que se irá disipando según se avance en la lectura y todo vaya encajando.

Los personajes de El día que se perdió la cordura no están desarrollados en profundidad, tan sólo lo suficiente para reconocerlos, aunque sí hay que reconocer una evolución en alguno de ellos, como es el caso de Jacob y Steven, sobre todo en este último, un personaje sumamente atormentado. 

Tampoco nos podemos olvidar de Salt Lake, donde comienza todo, un lugar que podremos considerar un protagonista más de la novela,  una población con una atmósfera agobiante, claustrofóbica, del que el autor no nos da muchos detalles de cómo fue y es pero del que sin duda notaremos los cambios que sufre.

Javier Castillo ha escrito una novela muy entretenida, en la utiliza un estilo directo, ágil, una prosa clara, en la que consigue el equilibrio entre la narración y los diálogos, con un ritmo irregular, que en ocasiones se torna frenético, y con el suspense necesario para que el lector lea con avidez hasta llegar al final. No obstante, me ha parecido que queda algún cabo suelto en la novela y me hubiese gustado saber más sobre algunos aspectos pero como hay una segunda parte quizás ahí queden aclaradas mis dudas.

FICHA DEL LIBRO
FRAGMENTO




viernes, 1 de diciembre de 2017

UN PEQUEÑO FAVOR - DARCEY BELL


NUESTRA OPINIÓN....

Si alguien te pide un pequeño favor seguro que no pones objeciones, y si además quien lo hace es la madre del mejor amigo de tu hijo, que a su vez es una mamá del cole amiga pones todavía menos. 

¿Quién no se ha quedado alguna vez con algún amiguito de su hijo una tarde para que compartieran juegos o porque su mamá tenía algo que hacer y no tenía con quién dejarle?. ¿Te han pedido Un pequeño favor cómo ese? Pues, cuidado.

Eso fue precisamente lo que le pasó a Stephanie. Emily, una amiga mamá del cole, le pidió que recogiera a su hijo y que se quedara en su casa a jugar. La sorpresa fue cuando llegó la hora de recogerlo y Emily no solo no daba señales de vida y sino que no había forma de localizarla. Emily había desaparecido.

Un pequeño favor es lo que en la actualidad ha dado en llamarse un domestic noir, una historia que comienza con situación totalmente cotidiana que nos introduce en una trama llena de misterio, dónde los secretos, las mentiras y la manipulación pueblan las páginas de la novela, de manera que el lector se enfrentará a una lectura muy entretenida, que le impele a seguir leyendo.

Darcey Bell utiliza la narración en primera persona, y en este caso además por parte de los tres protagonistas, algo sumamente arriesgado. 

Es verdad que con este tipo de narración, sabremos de primera mano lo que sienten los protagonistas viéndolo todo bajo su punto de vista. Unos personajes de los que te haces una idea bastante definida a través de lo qué piensan y de cómo actúan.

Así, iremos conociendo a través de los datos que cada uno de ellos nos proporciona una parte de la historia, que en este caso al ser tres es más completa, con lo que podremos ir haciendo nuestras conjeturas a fin de ir completando el cuadro, pero también puede suceder, como me ha pasado a mí, que suponga todo un handicap no ya que no empatices con los personajes que en este caso son un tanto peculiares, sino que te pongan "un poco de los nervios" y te desesperen como a mí me pasaba con Stephanie, en muchas ocasiones, por su simpleza.

La novela está dividida en tres partes con capítulos narrados, como he dicho, en primera persona por los protagonistas de la historia. En la primera parte será Stephanie la única que tenga el control de la narración bien directamente o a través del "blog de mamás" que administra; en la segunda se unirá Emily y aquí la novela empieza a coger algo de ritmo, y que yo agradecí, debido al cambio que suponía; y en la tercera, aunque de una manera mucho más reducida, también Sean, el marido de Emily realizará aportación a la narración.

Un pequeño favor es una historia llena de secretos, mentiras y manipulaciones, contada de una manera original, con un ritmo un tanto irregular, en la que si bien la autora intenta introducir algún giro en la trama esta resulta predecible para el lector del género que echara de menos alguna sorpresa de las que hacen saltar por los aires sus sospechas, aunque sin duda es una lectura sin complicaciones que cumple totalmente el objetivo de entretener siendo una lectura ideal para el transporte público o cuando se busca una lectura de pura evasión.


martes, 21 de noviembre de 2017

VEINTE - MANEL LOUREIRO




NUESTRA OPINIÓN....


Desde que leí la primera novela de Manel Loureiro, El último pasajero sabía que iba a ser uno de esos autores a los que iba a seguir siempre cuando en realidad el tipo de novelas que escriben quizá está un poco alejado de lo que solemos leer habitualmente. Con su nueva novela, Veinte, he reafirmado mi opinión, Manel escribe un género difícil de clasificar pero que a mi logra engancharme desde la primera página.

En Veinte nos vamos a encontrar con una gran catástrofe que ha hecho que el mundo quede reducido a unos cuantos miles de personas pero, a diferencia de la mayoría de las distopías donde la catástrofe ocurre de manera natural, en Veinte lo que nos encontramos es una catástrofe provocada. Algo o alguien ha liberado un virus que hace que quienes se contagian se suiciden y, normalmente, antes de hacerlo intenten llevarse por delante a todo el que tienen alrededor, además, de las formas más inimaginables y dolorosas posibles. Y ese, es el potente inicio de Veinte.

De ahí saltaremos a 200 años después, a un lugar en el que el mundo poco a poco todo ha empezado a construirse desde la época del Colapso, como llama todo el mundo a lo que destruyó a casi la totalidad de la población, prácticamente como si hubieran vuelto a la edad media. En esos pequeños poblados que se han formado, las generaciones han ido pasando pero hay algunas personas, los Ancianos, que viven ahí desde la época del Colapso porque algunas de esas vacunas que lograron salvarlos han provocado en ellos efectos secundarios como el no envejecimiento.  Ahora, 200 años después, un nuevo brote del virus aparece de nuevo pero con una nueva vertiente, solo los menores de 20 años son inmunes a sus efectos. ¿Qué ha provocado este nuevo brote?¿Por qué ahora solo afecta a los menos de veinte años?¿Qué hacer para que las muertes no vuelvan a sucederse?

En Veinte nos vamos a encontrar una novela que es difícil de clasificar tanto en el público al que podríamos decir que va dirigida, como en el género. En cuanto al público, quizá a priori podríamos decir que es una novela juvenil pero poco a poco vas descubriendo que la novela tiene un trasfondo más profundo, un trasfondo que quizá es lo más puede interesar al público más avanzado en lecturas o más mayor. Quizá para los más jóvenes podríamos decir que es una novela de aventuras o un thriller y para los más mayores sigue siendo un thriller pero con tintes de novela de lucha por el poder, de lucha política y con mucha filosofía y reflexión detrás. Una novela que nos hace preguntarnos hacia dónde vamos, qué sociedad estamos construyendo y qué seríamos capaces de hacer o cómo actuaríamos si tuviéramos que empezar de cero, ¿intentaríamos construir de nuevo la misma sociedad que tenemos o intentaríamos romper con todo y hacer las cosas de otra manera? 

Estas preguntas y otras muchas son las que nos plantea Manel en esta novela que para mí ha sido una reflexión sobre si hacemos lo suficiente por cambiar lo que creemos que no debe ser así.

También es interesante la lectura que se saca de la novela sobre la pérdida de inocencia y cómo en las situaciones límite es cuando realmente todo el mundo saca todo su potencial y elige ser líder o liderado. En Veinte, la salvación de la población queda en manos de unos pocos chavales de menos de veinte años que son los únicos inmunes al nuevo virus. Cómo mientras unos aprovechan para acceder al poder  y para salvarse a ellos mismos, otros luchan por conseguir que la mayoría sobreviva, aunque sea a costa de su propia vida, y esto no es más que lo que lleva pasando en el mundo miles de años.

Manel Loureiro hace uso de una estructura complicada mediante un narrador omnisciente que todo lo conoce pero logra mantener la tensión hasta el último minuto, alternando los capítulos en los que aparecen diferentes grupos de personajes que no se encuentran en el mismo lugar en ese momento y logrando así dejarnos con la miel en los labios en las situaciones más complicadas para nuestros protagonistas al final de cada capítulo.

Además, Veinte es una novela lleva de giros argumentales en la que es imposible prever el final hasta lo tienes delante y en la que cuando llegas al último tercio no puedes dejar de leer.

En conclusión, Manel Loureiro ha vuelto a convencerme con Veinte, ha vuelto a ganarme con una novela con la que a priori yo no me habría atrevido. Veinte es una novela a la que hay que enfrentarse sin etiquetas, con la mente en blanco y dispuesto a pensar por ti mismo, una novela en la que dejarse llevar y con la que plantearse de nuevo el mundo en el que vivimos una vez lleguemos al final.

Si quieres saber más, puedes leer todo lo que nos contó el autor en un encuentro que tuvimos con él para comentar la novela.






Otros libros del autor:


miércoles, 15 de noviembre de 2017

KONETS - CÉSAR PÉREZ GELLIDA


A estas alturas de la película decir que siempre estamos deseosas de que César Pérez Gellida saque una nueva novela para ver con lo que nos vuelve a sorprender no es nada nuevo. Konets ha llegado.

Aunque parece que ha pasado mucho tiempo (eso que "es una burda invención de nuestro cerebro para poder ordenar los eventos") no ha sido tanto, pero este escritor es tan productivo que hace que nos lo parezca. 

Hace poco más de cuatro años empecé a oir hablar (más bien leer) por Twitter el nombre de un escritor que empezaba y del que me empeñé en comprar su primera novela bajo un aguacero de esos que suelen hacer acto de presencia en la Feria del Libro, un escritor del que seguramente, fueron pocos los que pensaban iba a llegar al lugar que ocupa 8 novelas después. 

Konets es su última novela, esa con la que ya no nos cabe ninguna duda de lo que es capaz, aunque no dejemos de preguntarnos y después de ésto ¿¡¡QUÉ!!?

EL AUTOR

César Pérez Gellida nació en Valladolid en 1974. Es Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid y máster en Dirección Comercial y Marketing por la Cámara de Comercio de Valladolid. Desarrolló su carrera profesional en empresas vinculadas con el mundo de las telecomunicaciones y la industria audiovisual hasta que, en 2011, decidió dedicarse en exclusiva a su carrera de escritor.

César irrumpió con fuerza en el mundo editorial con Memento mori, que cosechó grandes éxitos tanto de ventas como de crítica y obtuvo el premio Racimo de literatura 2012. Constituía la primera parte de la trilogía «Versos, canciones y trocitos de carne», que continuó con Dies irae y se cerró con Consummatum est y por la cual le fue otorgada la Medalla de Honor de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses 2014 y el Premio Piñón de Oro como vallisoletano ilustre. En 2015 publicó Khimera, su cuarta novela, y en 2016 inició su segunda trilogía, «Refranes, canciones y rastros de sangre», compuesta por las novelas Sarna con gusto, Cuchillo de palo y A grandes males.

ARGUMENTO

Olek Opiozcenek no es únicamente un nombre más en el extenso listado de víctimas que conformaron la «Obra» de uno de los más crueles asesinos en serie de la historia. Aquel niño nacido de la perversa simiente de Augusto Ledesma ha crecido bajo los cuidados de sus abuelos maternos y con el respaldo económico de una peculiar hada madrina: Rusalka. Sin embargo, Olek está empeñado en desenterrar esos secretos del pasado exprimiendo sus habilidades como hacker; pero, en ocasiones, descubrir el punto de partida condiciona el itinerario y, consecuentemente, el destino.

Konets («fin» en ruso) es un thriller frenético, un tratado sobre la maldad estructurado en cuatro movimientos y desarrollado en dos escenarios temporales: la adolescencia de Olek y su madurez, o, lo que es lo mismo, el antes y el después de los sucesos que se narran en Khimera. Ambas novelas conforman el engranaje conclusivo entre las dos aclamadas trilogías «Versos, canciones y trocitos de carne» y «Refranes, canciones y rastros de sangre» que han atrapado a miles de lectores en el inabarcable universo gellidista.


MIS IMPRESIONES

KONETS, el fin en toda la extensión de la palabra. Así sin más, y con una novela que no podía llevar otro título César Pérez Gellida cierra por completo la octología formada por esta novela y las trilogías Versos, canciones y trocitos de carne (Memento Mori, Dies Irae y Consummatum Est) y Refranes, canciones y rastros de sangre (Sarna con gusto, Cuchillo de Palo y A grandes males), y Khimera.

No es nada nuevo decir que hacer una reseña de cualquiera de las novelas publicadas de César Pérez Gellida es tarea  difícil, sobre todo porque en cualquier momento y sin querer puedes contar más de la cuenta y no es cuestión.


Konets abarca dos periodos temporales: el  anterior y el posterior a los hechos que tuvieron lugar en Khimera. 

En Konets vamos a conocer a Olek Opiozcenek cuando está a punto de cumplir los 18 años, y momento en que es asesinado su abuelo y tendrá que elegir entre conocer sus raíces u olvidarse de todo y comenzar una nueva vida al lado de la que, aunque no la conoce, ha sido su hada madrina desde que nació.

Vamos a disfrutar mucho con este personaje, un adolescente primero y después un hombre, sobre el que muchas veces no vamos a tener las cosas claras, del que no sabremos a ciencia cierta que es lo que pasa por su mente y sobre el que aunque a veces parezca que se le ha olvidado, pesa la necesidad de conocer sus raíces. Un personaje que nos puede caer mejor o peor, le podremos entender o no pero que sin lugar a dudas es un gran personaje, un personaje a la altura de sus genes.

En Konets nos vamos a sumergir en un mundo donde las nuevas tecnologías están sumamente avanzadas y el metaverso controla la vida de la población, una población que no sabe vivir "desenchufada".

Esta parte que ha tenido que ver con este universo paralelo y que tanta importancia tiene en la novela me ha producido un cierto desasosiego, porque me he visto en ese futuro no tan lejano, en el había cosas que me superaban y he tenido una conciencia muy real de cuál puede llegar a ser mi sensación cuando llegue esa fecha.

Tengo que aclarar que aunque algunas de esas cuestiones me superaban, no ha sido óbice para que en momento alguno disfrutara con la novela, ya que enseguida tuve claro que lo más sencillo era no tratar de comprender en profundidad lo que iba leyendo y que era más sencillo "tirar p'alante" como así ha sido.

César Pérez Gellida como buen prestidigitador de las letras que es, ha vuelto a obrar la magia en Konets, y lo ha hecho no sólo con la historia o con las palabras, sino con esa habilidad que tiene de poner el foco para que el lector concentre su atención en lo que él quiere y como él quiere sin que éste se dé cuenta, quedando con las manos libres para poder seguir desarrollando una trama que tiene dibujada en su cabeza sin trampas, sin chisteras ni conejos, sólo utilizando la técnica del despiste y una gran pericia para que quien tiene la novela en sus manos no llegue a sospechar siquiera que es lo que está por venir.

Sólo alguien con una magia especial puede escribir una precuela y secuela en una misma novela de una distopía publicada con anterioridad y que a su vez es el engranaje de dos trilogías, atando en  Konets algunos cabos sueltos que quedaron por aquí y por allí, y cerrando el círculo de un universo único, el Universo Gellida, y que todo ello tenga coherencia en su conjunto.

Y mientras César Pérez Gellida continuamente se renueva y se reinventa, nosotros no podemos decir nada nuevo de él, porque desde la primera novela nos ha hecho prisioneros de las páginas de cada una de ellas, nos ha sorprendido, los giros de sus novelas nos han dejado con la boca abierta, se "ha reído" de nosotros, nos la ha jugado y nos la ha colado, sí, porque también nos la ha colado más de una vez.

Tampoco es ninguna novedad decir que otra vez más la trama está muy bien urdida. Una trama que, junto con un preludio y un rondo final, está compuesta por cuatro movimientos, que son todos y cada uno de ellos autoconclusivos; que todos sus personajes están bien dibujados y están llenos de aristas, y que a Olek, el protagonista de esta novela, nos será tan fácil amarlo como odiarlo; o que sus novelas son muy cinematográficas y ojalá las podamos ver pronto en cualquier tipo de pantalla. Porque mientras nosotros no podemos aportar nada nuevo en nuestros comentarios sobre sus novelas, él se pone nuevos límites, nuevas formas de hacer, vuelve a ofrecernos cosas nuevas y se vuelve a superar.

Porque si algo está claro es que se divierte con lo que hace, sólo quien lo hace puede conseguir con esa facilidad que nosotros también disfrutemos tanto, y se puede comprobar en los distintos juegos que va marcando y de los que nos hace partícipes. Estoy convencida de que se marca continuos retos que le fascina superar.

Seguro que se pueden decir muchas más cosas de esta novela, bueno de esta y de todas las que conforman este Universo Gellida con el que tanto hemos disfrutado, pero está claro que en algún momento tenía que tocar a su fin, por lo menos tal y como lo conocíamos. Ahora nos toca esperar ver que es lo que a este calvo se le ocurre, porque lo que es seguro es que vamos a seguir disfrutando con sus letras. Ya nos lo ha demostrado.


FRAGMENTO


   






lunes, 13 de noviembre de 2017

CONFABULACIÓN - CARLOS DEL AMOR


Cuando empecé esta novela llevaba un par de abandonos, lecturas que si bien no me aburrían, no las acababa de coger el tino y, además, llevaba tiempo diciendo que quería leer algo con un poco de psicología de nuevo. Pues bien, escogí Confabulación por su tamaño, poco más de 200 hojas, y por estar en mi eterna lista de pendientes desde hace meses. Cuál fue mi sorpresa al descubrir que, sin querer, había dado justo con lo que estaba buscando, un libro con parte de thriller y parte psicológica por lo que como os imaginaréis Carlos del Amor ha vuelto a conquistarme con esta nueva novela.

EL AUTOR


Carlos del Amor (Murcia, 1974) es periodista y su carrera profesional está vinculada al área de Cultura de los Servicios Informativos de RTVE. Su especial manera de enfocar la información en el Telediario le ha convertido en una de las voces más personales, reconocibles y seguidas del panorama periodístico.

Colaborador en varios programas de radio, en los que aporta una mirada diferente sobre la actualidad, ha cubierto los principales festivales de cine del mundo y entrevistado a numerosas personalidades de la cultura. Asimismo, ha publicado artículos en diferentes revistas, e imparte clases y charlas en numerosas universidades.

Debutó en la literatura con el libro de relatos La vida a veces (Espasa, 2013), al que siguió la novela El año sin verano (Espasa, 2015). Esta última ha sido traducida con gran éxito al italiano y al alemán.

EL ARGUMENTO


Un hombre joven, tras un viaje de trabajo, descubre ciertas confusiones en su vida. Un suceso que ha protagonizado, un asesinato, no parece que tenga ninguna repercusión en su día a día. Entre el escepticismo y la incertidumbre, Andrés vadea como puede la situación. Una visita al médico le confirma que sufre una enfermedad: confabulación. Una especia de antimemoria: cuando su cerebro no guarda recuerdos, los fabrica. A partir de ahí, Carlos del Amor teje una novela en la que la vida real y la vida fabricada van cada una por su cuenta, pero quizá puedan confluir en algún momento. ¿Cómo se vive cuando desconoces qué te ha ocurrido de verdad?


MIS IMPRESIONES

Como os he dicho al principio, escoger este libro fue una cuestión de tamaño. Necesitaba algo ligero, que no me durara mucho para poder sentir que avanzaba después de dos abandonos, pero mi sorpresa fue mayúscula al descubrir que este libro tiene mucho de psicológico, tanto, que en muchas ocasiones me ha recordado a La última salida de Federico Axat.

En Confabulación vamos a encontrarnos con Andrés, un tipo con una vida aparentemente normal y confortable y que un día se ve matando a su mejor amigo ya que ha descubierto que su novia le engaña con él pero... ¿es capaz Andrés de hacer algo así? Pasa todo el día y nadie se hace eco del asesinato. Pronto descubrirá que todo ha sucedido solo en su cabeza y a partir de aquí empezará la nueva vida de Andrés, una vida en la que no es capaz de diferenciar lo que sucede realmente de lo que sucede solo en su cabeza.

Lo que inicialmente me gustó de esta novela es que en seguida nos metemos en materia. Lo primero que ocurre es el asesinato y poco después es cuando descubriremos que no es real, por lo que pronto empieza el juego en el que el lector, al igual que nuestro protagonista, no tendrá claro en ningún momento qué es real y qué no.

Otra de las cosas de las que vuelve a hacer Carlos del Amor en esta novela es una crítica al mundo que le rodea. En este caso, al mundo editorial. Nuestro protagonista es editor y viviremos de su mano cómo triunfan autores escritores de bestseller con poca calidad y se quedan en un segundo plano novelas que merecerían el sitio de las primeras.

No puedo dejar de mencionar esas reuniones de gente, cada una con su propia enfermedad psicológica que me han resultado tan curiosas y que a su vez te hacen reflexionar una vez más sobre tu propia vida y sobre la importancia que damos a las cosas superfluas de la misma. Por supuesto, no había oído nunca hablar de la enfermedad de la Confabulación y me ha resultado muy interesante saber algo más tanto de ella como del resto de enfermedades. Tanto que el libro me ha llevado a buscar más información sobre ellas.

Con un ritmo constante, rápido, y en continua incógnita para el lector nos veremos recorriendo la vida de Andrés de su mano durante unos meses, unos meses en los que tiene que empezar a vivir casi de cero porque... ¿qué haces cuando descubres que puede que parte de tu pasado sea inventado?

Si tengo que ponerle un pero a esta novela, y algo que es totalmente personal y para nada achacable al autor, es el final. Es un final lógico, coherente pero quizá no el que me habría gustado. Sin embargo, creo que es el final que merece la novela y que otra cosa quizá no habría encajado así que es un "pero" consentido.

En conclusión, es una novela que ha llegado en el momento justo, una novela que he devorado en tres días y de la que me ha gustado mucho tanto la historia como las reflexiones que pueden salir de ella, algo que creo que es la tónica común en las novelas de Carlos del Amor.


martes, 7 de noviembre de 2017

SÉ QUE ESTÁS VIVA - NACHO ABAD


Hace ya más de un año, qué barbaridad como pasa el tiempo, Nacho Abad nos dejaba con la miel en los labios después del juicio por la desaparición de Guadalupe con un final que a todas luces anunciaba continuación de los hechos que nos había relatado en La Verdad está equivocada.

Hemos tenido que esperar todo ese tiempo para descubrir que había detrás de aquél final, aunque parece que esta vez tampoco nos lo ha contado todo en Sé que estás viva.

EL AUTOR

Nacho Abad se licenció en Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid (años después en Criminología) y sus primeros pasos profesionales los dio en la radio, donde trabajó varios años, llegando a presentar un programa de humor, aunque resulte paradójico vista su trayectoria posterior.

Su faceta más conocida es el periodismo de sucesos. Su rostro se ha hecho popular en televisión durante los últimos quince años informando sobre la crónica negra de nuestro país en programas como el de Ana Rosa, Rojo y Negro, la Diana de… y, desde hace cuatro años, en Espejo Público. También escribe sus crónicas en La Razón.

Su otra gran pasión profesional, además del periodismo, es escribir. Comenzó con una novela en clave de humor Diario de una becaria, que cosechó gran éxito. Al cambiar su perspectiva informativa, plasmó en varios libros sus conocimientos sobre sucesos criminales. Hace tres años publicó su primera novela negra, La verdad está equivocada, que le dejó el regusto agradable para embarcarse en la presente aventura literaria Sé que estás viva.

SINOPSIS

«La última vez que vi a mi mujer fue cuando se estaba bajando del coche. Me llamó ególatra y me dijo que debía aprender el significado de esa palabra. Hace tres meses me llegó una carta anónima a prisión. ¡Está viva! Lo planificó todo al detalle. Me tendió una emboscada para que yo acabara en la cárcel.

Es cierto que me regodeé con la idea de asesinarla en varias ocasiones. Pero el deseo no es delito. No, no lo hice. En la vida real no la maté.

¡Encuéntrala! Si la encuentras me tendrán que dejar salir». 


MIS IMPRESIONES

Vaya por delante que Sé que estás viva es la continuación, como he dicho antes, de La verdad  está equivocada y aunque posiblemente pudiera leerse la novela objeto de esta entrada de manera independiente, no deja de ser cierto que nos perderíamos muchas cosas si no hemos leído la que se publicó con anterioridad, ya que es de donde emana prácticamente todo lo que nos vamos a encontrar en Sé que estás viva.

Eso sí, si estás decidido a leer las dos novelas más vale que lo hagas por orden, ya que en la segunda se descubren muchas cosas que pueden restar emoción a la primera.

Valentín Monasterio está en prisión por la desaparición de su esposa, materia principal de la novela anterior, ha recibido un anónimo del que no le cabe duda quién es el autor, entre otras cosas, debido a que en él está escrita una de las últimas frases que le dijo su mujer desaparecida.

Sin pensarlo demasiado echa mano de la deuda pendiente que el inspector Germán Carrasco tiene con él para que le ayude a descubrir el paradero de quien para él es sin duda la autora del anónimo, y se aclare de una vez por todas que él no es el responsable de la desaparición de su mujer y, por lo tanto, no hay motivo alguno para que se encuentre en la cárcel.

Esa deuda pendiente no es el único motivo que va a llevar a Germán a ayudar a Valentín, ya que él también tiene sus razones. Germán también fue una víctima de una investigación muy chapucera y un juicio mediático, que sirvió a unos cuantos para escalar posiciones mientras que a él lo defenestraron.

Nacho Abad utilizando en esta novela la misma estructura que ya empleó en La verdad está equivocada, la divide en tres bloques: La búsqueda, Guadalupe y ¿La resolución?

En el primer bloque, como ya sucedió en la novela anterior, nos vamos a encontrar con una investigación, aunque en este caso Germán no gozará de todos los medios al alcance de una investigación policial en toda regla, ya que no está en posición de reabrir un caso ya cerrado para volver a investigarlo ni tampoco le conviene que sus superiores sepan de sus pesquisas que, por supuesto, ni autorizarían ni respaldarían, por lo que tendrá que echar mano de favores y de antiguos compañeros dispuestos a ayudarle y de su tiempo libre.

El segundo bloque, como ya pasara en La verdad está equivocada, va a estar dedicado a conocer en profundidad a quien tiene mayor protagonismo en la novela, en este caso Guadalupe. Vamos a conocer a una mujer fría, calculadora  y manipuladora desde su infancia, que desde bien pequeña no podía evitar la envidia de que a otros les fuera mejor que a ella, fijándose como meta la vida de lujo y notoriedad social de aquellas mujeres que veía en las revistas del corazón. Asimismo conoceremos su relación con su madre y con la prima que adoptaron sus padres cuando quedó huérfana y la manera en que nunca se interpuso nada en su camino a la hora de conseguir aquello a lo que ella pensaba tenía todo el derecho, sin importarle tener que echar mano de sus encantos para conseguir sus intereses.

En el tercer bloque, que en La verdad está equivocada estaba dedicado un juicio, en este caso lo que vamos a conocer es, con la intervención de Germán, cómo sucedieron en realidad los hechos desde la desaparición de Guadalupe hasta el desenlace. Esta parte de la novela es para mi gusto la más floja, si bien hay que reconocer el gran cambio que se produce al final con un giro que no dejará de asombrarnos y que deja la puerta abierta para una tercera parte, y aunque el asunto principal de esta novela queda cerrado quedan algunos flecos pendientes de rematar.

Como ya pasó en la novela anterior en esta vuelve a haber una llamada de atención y una crítica por parte del autor, a los medios de comunicación, al sistema judicial y a las presiones a la justicia y a las peleas policiales, si bien en este caso lo hace más de pasada. Además en esta novela el autor lo que hace es presentarnos el dilema al que se presenta uno de los protagonistas ¿Vale todo para conocer la verdad?

Sé que estás viva, como ya me sucedió con su antecesora, me ha parecido una novela muy entretenida y adictiva, con unos personajes de perfiles bien dibujados y creíbles, con una prosa  fácil y atractiva en la que los diálogos aportan agilidad a la trama al tiempo que guardan equilibrio con la narración en la que nos encontraremos con más de una sorpresa. Una narración que sin ser trepidante impele al lector a caer en la trampa de un capítulo más.


martes, 17 de octubre de 2017

SILENCIOS INCONFESABLES - HJORTH & ROSENFELDT



Los que habéis leído lo que llevamos de la saga de Sebastian Bergman sabéis que en la tercera novela "Crímenes duplicados" dejaron el pabellón por todo lo alto, no solo por la novela en sí, sino porque el final, las últimas líneas nos dejaban con la boca abierta, más cuando no sabíamos si se iban a seguir publicando en español las siguientes entregas. Por suerte, Planeta oyó nuestras súplicas y en septiembre, por fin, publicó Silencios inconfesables, la cuarta entrega. Además, ya sabemos que en enero llegará el siguiente Castigos justificados.

Como no podía ser de otra forma Sebastian sigue sin defraudar y nos muestra una nueva faceta y una evolución muy interesantes.

LOS AUTORES

Hans Rosenfeldt (1964). Guionista, actor y escritor, es conocido sobre todo por crear una de las series más famosas de los últimos años, The Bridge.

Tras plantearse hacer carrera en el baloncesto (dada su altura) y pasar por varios trabajos, decidió dedicarse a la actuación. Varios papeles en series de televisión y cinco años en la compañía Nacional de teatro de Gotemburgo después, cambió de oficio de nuevo, esta vez para convertirse en locutor de radio y presentador de televisión.

En 2006 una productora le contrató para la creación de una serie sobre crímenes ambientada en Suecia y Dinamarca. Así nació The Bridge (Bron), en antena desde 2011.

Michael Hjorth (1963). Director y guionista sueco nacido en la ciudad de Visby. En 1994 creó la serie de televisión Bert. Un año después escribió el guion de la película Bert, el último virgen junto a Anders Jacobsson. Desde entonces, ha participado en más de una decena de producciones como guionista o director (Svensson Svensson, Del okända o Steget efter, entre otras).

En 2010 debutó como novelista con un libro de novela negra escrito a su amigo Hans Rosenfeldt, también guionista de series y creador de la famosa The Bridge. Esta colaboración se ha extendido con varias continuaciones.

EL ARGUMENTO

Una familia es hallada asesinada en su propia casa. La Unidad de Homicidios de Torkel Hölgrund se hace cargo del caso, una investigación que se complica aún más al descubrir el cadáver del que era el principal sospechoso del crimen.

Pero hay alguien que ha sobrevivido: Nicole, la sobrina de diez años de la pareja, cuyas pisadas llevan al gran bosque que se extiende tras la casa familiar. Sebastian Bergman deberá encontrarla antes de que sea demasiado tarde.

MIS IMPRESIONES

Estas novelas tienen el plus de que siempre me sorprenden, y me explico. En Secretos imperfectos me sorprendió encontrarme a un personaje como Sebastian, un psicólogo criminalista con el que nos alejábamos de la típica novela negra sueca y nos encontrábamos una novela en la que para mi gusto lo más importante no era la historia policial sino el personaje: Sebastian.

En Crímenes duplicados Sebastian seguía teniendo importancia pero la empezaban a obrar también el resto del equipo y, sobre todo, tenía importancia la historial policial: un asesino en serie. 

En la tercera, Muertos prescindibles, quizá era donde estaba más equilibrada la relación de los personajes con la historia en sí y lo que me sorprendió fue la evolución que pudimos ver en Sebastian. Descubríamos un Sebastian diferente a cómo lo habíamos visto hasta el momento pero sobre todo, los autores nos dejaban un final con el que no podíamos más que suplicar la siguiente novela.

En esta cuarta entrega, Silencios inconfesables, también vamos a ver más equilibrio entre la relación de los personajes y la historia policial y en este caso lo que me ha sorprendido es que empiezan a cobrar protagonismo, quizá hasta por encima de Sebastian, el resto de los personajes.

En Silencios inconfesables vamos a entrar en materia desde el minuto uno. Para empezar, se nos va a resolver en seguida el misterio que nos había quedado al final de la tercera novela. Los autores no quieren jugar con nosotros ni hacernos esperar y nos cuentan qué ha sucedido desde el primer momento, de hecho, para mi gusto, se habla hasta poco del suceso ya que los autores no retoman el momento en cuestión sino que saltan varios meses hacia delante para situarnos directamente ante un nuevo caso para el equipo de Torkel.

Por otra parte, también se nos plantea desde el principio el nuevo homicidio al que se enfrenta nuestro equipo favorito. En este caso vamos a vivir de la mano de uno de los personajes presentes cómo sucede ese asesinato y será ésta una de las voces que iremos recuperando en ocasiones a lo largo de la lectura. La voz de una niña que lo ha presenciado todo y que lucha con ella misma entre hablar o huir.

Será trabajo de Sebastian que la niña, la única testigo de los hechos, logre explicar a la policía, de la manera que sea, quién ha sido el autor de lo sucedido. Todo esto mientras ella misma está en peligro ya que el asesino no quiere dejar cabos sueltos.

La policía tendrá un duro trabajo porque... ¿quién tiene motivos suficientemente poderosos como para asesinar a toda una familia, con niños inlcuidos?

Mientras que en los otros libros de la saga, la historia policial es algo un poco más secundario, en este caso, la historia es importante en la novela y como tal vamos a seguir la investigación e iremos descubriendo los sucesos a medida que lo hace el equipo policial para llegar a un final que, una vez más, nos sorprenderá cuando creamos que todo está resuelto.

También vamos a saber qué pasa con la relación de Billy con My, cómo está Vanja después de los sucesos de la tercera novela, y cómo afronta Torkel la pérdida de un miembro tan valioso de su equipo, tanto personal como profesionalmente. También nos llevaremos más de una sorpresa con Billy que nos abre una nueva vía para la siguiente novela.

Tengo que decir, que me ha hecho mucha ilusión que los autores hayan recuperado a Jennifer, a la que conocimos en la tercera entrega. Es un personaje que puede dar mucho que hablar.

En cuanto a Sebastian, como siempre, merece mención aparte. Vamos a encontrar la esencia del Sebastian de siempre pero nos vamos a encontrar a un Sebastian mucho más comedido, relajado, un Sebastian afectado pero que, a la vez, siente una vez más que puede ser útil en el equipo cuando ve que gracias a él la niña ha sido salvada y que también de él depende su evolución y recuperación. Pero este personaje, como siempre, nos deparará más de una sorpresa y, aunque es cierto que en esta novela tiene una gran evolución, también tiene una gran recaída en el pasado.

En conclusión, Silencios inconfesables, vuelve a ser una gran novela, nos vuelve a dejar con la miel en los labios para la siguiente entrega y consigue, una vez más, engancharnos desde el principio a una historia que nos sorprenderá hasta la última página.