Blog de opiniones y reseñas sobre libros, novedades literarias: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales…

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas y presentaciones en toda España en constante actualización.

Mostrando entradas con la etiqueta narrativa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta narrativa. Mostrar todas las entradas

miércoles, 21 de febrero de 2018

CUÍDATE DE MÍ - MARIA FRISA


NUESTRA OPINIÓN....

Se celebran en Alfajarín las Jornadas Medievales. Un grupo de hombres vestidos de  caballeros templarios provistos de arcos y carcaj están preparados para tomar parte en el acto central de las Jornadas. 

Todos los que hasta allí han llegado están expectantes para ver como los arqueros disparando por turnos sus flechas incendiarias hacen que se prenda la enorme pira de leña que se encuentra al amparo de la Torre del Homenaje. Lo que ninguno de los que allí se encuentran imagina es que en el seno de esa pira recubierta de sarmientos y ramas de pino se encuentra el cuerpo de un hombre.

La identificación del cadáver que los operarios encontraron al recoger los restos de la pira, lleva a que este crimen sea competencia del Servicio de Atención a la Mujer, del que forman parte la inspectora Lara Samper y la subinspectora Berta Guallar,  ya que el cuerpo que apareció resultó ser el de Manu, un viejo conocido de este Servicio por un caso anterior del que salió absuelto.

María Frisa a través de capítulos dedicados en unos casos a Berta y en otros a Lara nos contará en tercera persona este caso tal y como la viven cada una de ellas, desde su perspectiva, unos capítulos que se verán completados con otros, aunque muy pocos, que no pertenecen a ninguna de las dos, pero que permiten que el lector tenga una visión más amplia de los hechos y de la historia de sus protagonistas.

lunes, 19 de febrero de 2018

NIEBLA EN TÁNGER - CRISTINA LÓPEZ BARRIO


NUESTRA OPINIÓN....


Son legión los seguidores de esta autora que recomiendan sin descanso sus libros. Yo todavía no había leído ninguna de sus novelas, por eso con Niebla en Tánger, finalista del Premio Planeta 2017 vi la oportunidad de acercarme a Cristina López Barrio.

La vida de Flora Gascón no es como esperaba. Su marido es un funcionario que siempre tiene problemas con su jefe y cuando llega a casa invariablemente le presta más atención a la televisión que a ella. Esto último unido a que el tiempo corre en su contra, convierte uno de sus mayores anhelos (o quizás lo sea de su madre), quedarse embarazada, en misión imposible.
Tampoco es que laboralmente le vaya mucho mejor. Soñaba con ser escritora y lo único que escribe son las traducciones que realiza de instrucciones de batidoras y aspiradoras.

Lo que no imagina es tras una cena con unas amigas conocerá a un hombre con el que pasará la noche y que la hará sentirse viva. Volverá a quedar con él pero no se presentará a la cita, y ella necesitará saber que es lo que ha pasado. Pocos datos tiene para localizarlo, ya que no sabe mucho de su amante, sólo la novela que vio aquella noche que pasaron juntos y un colgante con el que se quedó después de que se cayera de entre sus cosas.
Flora nunca sospechó cuando comenzó esta búsqueda que lo que encontraría al final de la misma es su verdadero yo, a esa mujer que lleva dentro y que ni siquiera ella misma sabía que encerraba.

En Niebla en Tanger Cristina López Barrio nos sumerge en una novela que en realidad son dos. Una novela dentro de otra. Una de ellas es la aventura en la que se embarca Flora siguiendo el rastro del hombre con el que se acostó; y la otra, son fragmentos de Niebla en Tánger, el libro que encontró en aquella habitación y en el que basa su búsqueda convencida de que allí están las claves para encontrar a su amante.

Y así entre estás dos narraciones que la autora va intercalando realidad y ficción, y ambas se van mezclando de tal manera y con tanta habilidad, que la autora consigue, por lo menos en mi caso, que en algunos momentos confundamos cual de ellas nos encontramos leyendo (pese a que la tipografía de los dos relatos es diferente), llegando al final a la fusión de ambas.

Cristina López Barrio utiliza una estructura compleja, con dos tipos de narradores dependiendo de si nos encontramos en el relato que tiene a Flora como protagonista o en Niebla en Tánger.

En cuanto a la ambientación la autora con su prosa elegante, cuidada y con descripciones detalladas nos transporta a la ciudad de Tánger, en dos momentos temporales diferentes y singulares, cada uno a su manera fascinantes, de tal forma que sucumbiremos a ella, perdiéndonos entre sus calles, su zoco, sus casas, sus hoteles, convirtiéndose esta ciudad en un personaje más de la novela.

En Niebla en Tánger nos vamos a encontrar una novela de amor y también de misterio con grandes dosis de metaliteratura, en la que Cristina López Barrio hace gala de un estilo elegante y cuidado, con descripciones detalladas pero que en ningún caso son óbice para que la lectura sea ágil y sencilla.

Si bien la primera parte de la novela me costó ya que me tenía un tanto desorientada debido a que lo que me contaba la autora me parecía un tanto rocambolesco, forzado y no terminaba de creérmelo, con esa Flora que de buenas a primeras se embarca en la búsqueda de un hombre del que nada sabe siguiendo la pista de una novela que se halla en su poder, tengo que reconocer la forma de narrar de la autora poco a poco se fue apoderando de mí.

Niebla en Tánger es una novela en la que podemos disfrutar de una narración y una prosa exquisitas y dos historias que convergen sin artificios, de manera natural. Ha sido grato mi encuentro con Cristina López Barrios.




FICHA DEL LIBRO

PRIMER CAPÍTULO

martes, 6 de febrero de 2018

UN AMOR - ALEJANDRO PALOMAS


NUESTRA OPINIÓN....

Decir que oir el nombre de Alejandro Palomas cuando nombraron al ganador del Premio Nadal fue para nosotras una gran alegría, es decir poco. Por un lado, que se reconozca el trabajo de un autor con cuyas novelas has sentido tanto, has vivido tanto y has disfrutado tanto leyendo supone para nosotras como lectoras una enorme satisfacción; por otro lado, y un poco más egoísta, eso significaba que podríamos tener en nuestras manos una nueva novela.

Leer una novela de Alejandro Palomas es siempre subirse a una montaña rusa de sentimientos de la que nunca se sale indemne, y Un amor no iba a ser una excepción.


miércoles, 31 de enero de 2018

TAL COMO ÉRAMOS - SILVIA TARRAGONA



NUESTRA OPINIÓN....

Sandra goza de éxito profesional, no en vano es una de las mejores entrevistadoras del país, pero pese a que muchos piensan que tiene una situación económica desahogada, nada está más lejos de la realidad. La enfermedad de su padre no hizo más que generar unas deudas a las que, a su madre y a ella, les resulta muy difícil hacer frente.

La solución más sencilla sería vender la casa familiar, algo a lo que la madre de Sandra se resiste ya que para ella lo es todo. Son los recuerdos de su vida, de una familia que gozaba de buena posición hasta que se vieron arrastrados por las deudas debidas a la enfermedad del padre.

Inmersa en un panorama nada halagüeño debido a esos problemas económicos y en la búsqueda de cómo solucionarlos, en uno de sus habituales viajes entre las ciudades a caballo de las cuales ejerce su profesión, Barcelona y Madrid, conoce a Edmond, un agregado militar francés, con muy buena presencia, buena posición y mucho mundo, que será para Sandra un oasis en sus preocupaciones. Pero ¿Será siempre así? ¿Será verdaderamente el hombre que necesita?


jueves, 18 de enero de 2018

EL ÚLTIMO REGALO DE PAULINA HOFFMANN - CARMEN ROMERO DORR



NUESTRA OPINIÓN....

Carmen Romero Door no es una desconocida para muchos lectores, aunque no es precisamente su faceta como escritora la que conocemos ya que El último regalo de Paulina Hoffmann es su primera novela y espero que lo sea de muchas más. A mi ya me ha ganado como lectora.

Alicia no se encuentra en su mejor momento después de que cierto acontecimiento hiciera saltar por los aires su vida, además acaba de fallecer su abuela Paulina, una persona importantísima para ella y uno de sus pilares fundamentales.  

Nada hace presagiar que en el testamento de Paulina, una mujer con una situación económica más que desahogada, haya ninguna sorpresa, pero no es así, ya que a los bienes conocidos por todos hay que añadir una casa en Berlín, un piso del que nadie conocía su existencia y que desea pase a ser propiedad de su nieta.

Tras el desconcierto inicial, Alicia piensa que algo ha querido decirle su abuela con esa decisión, así que ya que su hijo de corta edad tiene que pasar con su padre la quincena de vacaciones que ha marcado el juez y presintiendo lo dura que se le va a hacer la separación, decide poner tierra de por medio y viajar a Berlín a ver que si encuentra alguna pista del por qué de esta herencia.

A través del relato con base real que Carmen Romero ha ido tejiendo, conoceremos la historia de Paulina y el regalo póstumo que hace a su nieta, ya que no sólo le deja la casa sino que servirá para que Alicia viaje a las raíces de su abuela y evoque los recuerdos que le trae un álbum de fotos que encuentra en la casa heredada y reconoce de cuando era niña, dándole pie a enfrentarse a sus miedos y poner en orden su vida.

Un album de fotos que será la clave y que, de alguna forma, servirá para que Carmen Romero nos cuente la historia de Paulina, una mujer fuerte, luchadora, a la que se le rompe la vida y logra recomponerla una y otra vez, que tuvo que empezar a aprender a vivir y sobrevivir desde muy pronto. Una mujer llena de silencios, una sufridora solitaria, con gran capacidad de resistencia que al final logra hacer las paces con el pasado. Me ha encantado este personaje.

Paulina es quien mejor conoce a Alicia, en cierto modo se parece mucho a ella. Paulina ha ayudado a su hijo a criarla desde que se quedó viudo cuando su mujer murió en un accidente, y sabe que ese piso y la historia de su vida son la mejor manera de ayudarla a enterrar sus fantasmas, reflexionar sobre su vida e intentar ser feliz.

Porque pese a tenerlo prácticamente todo, Alicia es una mujer a la que desde demasiado pronto le falta lo fundamental, su madre, y aunque su padre y su abuela han intentado suplir esa falta y parece que lo han conseguido, en realidad no es así. Alicia ha tenido una buena educación, ha gozado de libertad ya que el suyo no ha sido un padre demasiado estricto, podría decirse que ha tenido una juventud un tanto alocada que abandonó cuando conoció a Marcos, pero su mayor rémora y lo que no le ha dejado ser totalmente dichosa, es que se trata de una mujer a la que da tanto miedo perder a los que quiere y quedarse sola en la vida que es capaz de hipotecar esta última a cualquier precio, aun a costa de no ser feliz.

El último regalo de Paulina Hoffmann transcurre en Berlín, Madrid y Málaga, tres ciudades importantes para las dos protagonistas y en las que Paulina vivirá los momentos felices, pero también los más difíciles de su vida.

Carmen Romero va intercalando estas dos historias que suceden en momentos temporales distintos a través de capítulos cortos, creando un relato ágil y con gancho, en el que con un lenguaje directo, ágil, sencillo mantiene al lector pegado a sus páginas hasta el final. Un relato en el que se reconoce el amor de la autora por los libros y por todo lo que tiene que ver con ellos, en el que se aprecia mucho oficio.

Sin duda recomiendo esta novela y, sin dudarlo, añadiré este nombre al de los autores a seguir.

FICHA DEL LIBRO



miércoles, 13 de diciembre de 2017

SEPTIEMBRE PUEDE ESPERAR - SUSANA FORTES


NUESTRA OPINIÓN....

Hoy os traigo una novela a la que me lancé sin conocer de nada a la autora, simplemente atraída por una buena portada y un argumento que pintaba una novela detectivesca. Después de decidirme por esta lectura descubrí que Septiembre puede esperar no es la primera novela de Susana Fortes, ésta ya lleva a sus espaldas unas cuantas novelas, además de haber obtenido varios premios y ser finalista en otros.

En Septiembre puede esperar, a juzgar por el argumento, nos vamos a encontrar una novela en la que una estudiante de filología se traslada a Londres para finalizar su tesis doctoral acerca de una escritora desaparecida en 1955, Emily J.Parker. La intriga a esta historia la aporta que la escritora desapareció durante el décimo aniversario del fin de la II Guerra Mundial y que formaba parte de los numerosos espías que habitaban las calles de Londres por esa época.

Con este argumento, todo me hacía pensar que me iba a encontrar una historia más o menos rápida, en la que la trama de los espías y de la propia desaparición iban a cobrar más protagonismo del que realmente tienen. En Septiembre puede esperar lo que nos vamos a encontrar realmente en casi un relato de la vida de Rebeca, de cómo va avanzando en su investigación sobre la escritora hablando con las diferentes personas que han podido conocer a Emily para completar su tesis.

Sí tengo que decir que la autora mete al final un giro a la novela que la imprime de un poco más de ritmo y que quizá hace que la última parte de la novela tenga una estructura un poco diferente a lo anterior, adquiriendo más relevancia la historia y haciendo que el lector quiera avanzar y descubrir el final de la trama.

Con esto no quiero decir que la novela no me haya gustado, sino que me he encontrado con algo que no era lo que esperaba. No es un thriller sino una novela en la que detenerse y con la que disfrutar quizá más con cómo se cuenta la historia que con la historia en sí. La prosa de Susana Fortes está plagada de metáforas, de comparaciones de la vida de Emily con la de la propia Rebeca y de reflexiones de la propia Rebeca que hacen que lo realmente interesante de la novela sea la evolución de la propia protagonista e incluso la manera de conocerse a sí misma que experimenta más que la acción. Además, el estilo de la narración me ha transportado totalmente a Inglaterra siendo una novela que transmite sensaciones, ambientes y quizá esas maneras de los ingleses, ese humor sarcástico y sutil de sus gentes. 

Un detalle adicional a estas "maneras inglesas" es la introducción de refranes ingleses en la narración, me ha parecido un detalle simpático.

En cuanto a los personajes, Rebeca es la protagonista y de su propia boca es como vamos a vivir toda la historia, la mayoría de las veces mediante sus reflexiones o vivencias, siendo gran parte de la novela no dialogada. De hecho, la autora solo utiliza los diálogos cuando la protagonista se entrevista con alguno de los personajes que en su época conocieron a Emily.

También aparece en la historia Álex, el novio/exnovio de Rebeca aunque, en mi opinión, este personaje es totalmente prescindible en la novela.


Es de destacar, además de la manera de escribir de la autora, la documentación que ha debido llevar a cabo ya que para explicarnos la vida de Emily, la autora introduce  tintes de novela histórica, relatándonos acontecimientos de la II Guerra Mundial, de la complicada red de espionaje que existía en esos tiempos, del centro de inteligencia británico de Bletchley Park o las investigaciones de Alan Turing que ayudaron a descrifrar los códigos de la máquina Enigma.


En conclusión, Septiembre puede esperar es una novela agradable de leer, pausada y con la que disfrutar de la prosa de Susana Fortes pero no esperéis encontrar un thriller ni una historia de espías porque no creo que ese haya sido el propósito de la autora. Una novela bien escrita y que quizá se salga un poco de la literatura a la que estamos acostumbradas pero que nos ha dejado una buena sensación.







martes, 5 de diciembre de 2017

EL MÚSICO DE LA LLUVIA - MAR MELLA



NUESTRA OPINIÓN....

Va a hacer tres años que descubrí una novela y una autora que me gustaron mucho. Azul Vermeer fue una de mis mejores lecturas de aquel año, y tuve claro que volvería a leer lo que Mar Mella volviese a ofrecernos.

Hemos tenido que esperar bastante tiempo para tener en nuestras manos su nueva novela El músico de la lluvia, y así volver a gozar de sus letras, pero os adelanto que la espera ha merecido la pena.

A José su carrera como psiquiatra le ha absorbido toda su vida, hasta el punto de que prácticamente no conoce a su hija Adriana, quien con una gran carrera ha abandonado la dirección de orquesta, decisión que su padre no entiende ni satisface, para dedicarse a la composición de música para películas, lo que le ha proporcionado fama y reconocimiento.

En un intento por estrechar lazos y conocerse mejor, José propone a su hija hacer juntos el viaje a Palma que ambos tienen que realizar; él con el fin de ayudar a Santiago, un escritor con el que colabora desde hace tiempo perfilando personajes y completando sus novelas; ella para impartir un taller de música en la Isla. Además Santiago no tendrá inconveniente en que Adriana se aloje en su casa ya que dispone de espacio suficiente y puede ser la oportunidad que padre e hija necesitan.

Y partiendo de ese inicio y de los diarios de Bartolomé, un joven monje que fue el último inquilino como tal de la Cartuja de Valdemossa, que Santiago pone en manos de José para dar forma a su nueva novela, seremos testigos de excepción de la historia de amor de Frederic Chopin y George Sand y de su paso por la isla.

En El músico de la lluvia nos vamos a encontrar una novela que se desarrolla en dos líneas temporales diferentes y tres tramas independientes que aunque parezcan totalmente aisladas y en principio nada nos haga presumir que es lo que las une, al final terminaremos encontrando en el amor ese sutil nexo de unión.

Aunque también os avanzo que a parte de ese fino nexo, si profundizamos algo más vamos a encontrar que son varias cosas más las que tienen en común estas historias, dejando a un lado el lugar en el que se desarrolla casi en su totalidad las tres: Valldemossa.

Porque de la mano de sus protagonistas, unos personajes muy bien perfilados, llenos de matices, con personalidades complicadas, reales, con sus luces y sus sombras, Mar Mella nos llevará a reflexionar sobre temas que vamos a encontrar comunes a ambas historias; como el amor, las relaciones entre padres e hijos, las relaciones de pareja, la amistad, el tratar de evitar el dolor al otro  con nuestros pesares sin pensar en el que ese silencio puede estar produciendo precisamente por ese desconocimiento, el miedo a la enfermedad y a cómo nos verán los otros si la conocen, a sus consecuencias, y muchas otras cuestiones que posiblemente se dan en nuestro día a día y que debido a lo humanos que son sus personajes las sentimos más cercanas.

Una novela en la que lo histórico y la ficción se mezclan con maestría obteniendo un resultado homogéneo y en la que hay que destacar la amplia labor de documentación que se adivina hay detrás de esta novela. Una documentación que se palpa pero que Mar Mella sabe integrar con habilidad plasmando con esmero de manera que no abruma al lector con datos innecesarios que nada aportan a la trama.

Tanto es así que he disfrutado de una manera especial con todo lo referente a los diarios en los que Bartolomé nos narra su vida, por el retrato que nos hace de ella, y todo lo relativo a Chopin y Aurore y su relación, una parte de la novela que me ha cautivado, que he leído con mucha curiosidad, ya que me ha dado la oportunidad de conocer más cosas sobre una historia que conocía muy superficialmente.

El músico de la lluvia es una historia con ritmo pausado, incluso a algún lector le puede parecer lenta, pero que para mí no ha resultado ningún obstáculo a la hora disfrutar de la lectura, ya que invita a recrearse, a deleitarse en la bella forma de escribir que tiene Mar Mella, con una prosa elegante, cuidada, rica, sensible.

En su anterior novela fue la pintura, en esta la música y la literatura ¿a que arte dedicará Mar Mella su próxima novela?. Esperemos que no haya que esperar otros tres años para descubrirlo porque la espera se nos hará muy larga.

   

martes, 26 de septiembre de 2017

POR ENCIMA DE LA LLUVIA - VÍCTOR DEL ÁRBOL


Hay escritores a los que los lectores sometemos a una gran presión. No hemos terminado de leer su última novela y ya estamos esperando la próxima, y Víctor del Árbol es uno de ellos. Es uno de esos escritores que, pese a reconocer que sus novelas no se pueden escribir a la velocidad que nos gustaría, siempre estamos deseando tener lo próximo en nuestras manos lo antes posible.

Ahora ha llegado el momento y ya podemos disfrutar de Por encima de la lluvia, aunque seguramente nos habría gustado que nos durara entre las manos mucho más.

EL AUTOR

Víctor del Árbol (Barcelona, 1968) fue mosso d’esquadra desde 1992 hasta 2012, cursó estudios de Historia en la Universitat de Barcelona y colaboró como locutor en Catalunya Sense Barreres (Radio Estel, Once). Es autor de las novelas El peso de los muertos (Editorial Castalia, Premio Tios de Novela 2006), El abismo de los sueños (inédita, finalista del XIII Premio Fernando Lara 2008) y La tristeza del samurái (Editorial Alrevés, Prix du Polar Européen 2012), traducida a una decena de idiomas y bestseller en Francia. Sus últimas obras son Respirar por la herida (Editorial Alrevés, finalista en el Festival Internacional de Cine Negro de Beaune 2014 a la mejor novela extranjera), Un millón de gotas (Ediciones Destino, ganadora en 2015 del Grand Prix de Littérature Policière y premiada como la mejor novela policial extranjera por el Magazine Lire) y La víspera de casi todo (Premio Nadal 2016).


ARGUMENTO

Miguel y Helena se conocen en una residencia de ancianos en Tarifa, a una edad en la que creen haberlo vivido todo ya. A Miguel le asusta volar. A Helena le da pánico el mar. Los dos tienen hijos adultos y sienten que les han relegado a un plano casi ornamental. El dramático suicidio de un compañero de la residencia les abre los ojos. No quieren pasar sus últimos días recordando y añorando tiempos supuestamente mejores. Y juntos decidirán emprender el viaje de sus vidas, en el que descubrirán que nada es definitivo mientras queden ilusiones que perseguir. 

Mientras tanto, en la lejana ciudad sueca de Mälmo, la joven Yasmina, hija de inmigrantes marroquíes y que sueña con ser cantante, vive atrapada entre el cuidado de su autoritario abuelo Abdul y el desprecio de su madre, para quien Yasmina es una vergüenza porque trabaja para un sueco de pasado turbio. Y vive un romance secreto con el subcomisario de la Policía sueca, un hombre mayor e importante. 

Estos tres personajes dibujan una historia sobre el sentido del amor y sobre lo extraordinarias que pueden llegar a ser las personas comunes.

MIS IMPRESIONES

Hay textos en los que se reconoce rápidamente al autor. Según comienzas a leerlos aunque no supieras de antemano a quien pertenecen hay algo en ellos que te evocan un nombre. Eso es lo que a me ha pasado con esta novela. Si Por encima de la lluvia hubiese caído en mis manos en una lectura a ciegas, sin dudarlo un momento me hubiese aventurado a decir quién era de su pluma.

En Por encima de la lluvia me ha gustado encontrarme a Víctor del Árbol en estado puro, aquel que descubrí en Respirar por la herida, pero mucho "más maduro" ya que no en vano han pasado los años y el tiempo ha dejado su poso.

Ya el comienzo de la novela es una declaración de intenciones, nos pega un buen golpe ahí donde más duele y nos va a dejar sin aire. Está claro, no va a ser una novela amable, va a ser dura, va a doler.

A lo largo de la novela nos vamos a enfrentar a situaciones y escenas crudas, dolorosas, en las que Víctor del Árbol no se recrea ya que no hay necesidad, ya transmiten lo suficiente por sí mismas.

Son tres los personajes que van a compartir el protagonismo en esta novela. En una de las tramas que transcurren paralelas, conoceremos a Miguel y Helena, una pareja de ancianos a los que, en apariencia, pocas van a ser las cosas que les unan pero que van a emprender un viaje que les va hacer cambiar, se darán cuenta que sólo se llega al final cuando ya no se tienen cosas por las que vivir, que mientras hay ilusión, hay vida.

La otra, correrá a cargo de Yasmina una joven hija y nieta de inmigrantes y cuya vida dista mucho de lo que a ella le gustaría.

Unas tramas principales que terminarán convergiendo, pero de las que a su vez saldrán otras que se enlazan y que conformarán la totalidad de la urdimbre de Por encima de la lluvia.

Como es habitual en la obra de Víctor del Árbol, nos vamos a encontrar con unos personajes sumamente complejos y humanos, y no sólo en lo que respecta a los protagonistas, sino a todos los que se pasean por las páginas de esta novela. Unos personajes todos ellos necesarios para el desarrollo de la novela que cargan pesadas mochilas, algunos de ellos desde su infancia, que arrastran sus miedos, sus culpas, heridas imborrables, recuerdos, en definitiva, sus vidas.

Por encima de la lluvia nos llevará a distintas reflexiones sobre muchos temas que forman parte de nuestras vidas,  el amor, el maltrato, el abuso, la inmigración, la xenofobia, el desamor, la vejez, la enfermedad, la vida, la muerte.

La vida, ese camino que recorremos desde que nacemos hasta la muerte, y la vejez, ese tiempo que ya se nos antoja de descuento según vemos que nuestros días están más cerca del final. Una vejez que en algunos casos viene acompañada por enfermedades y en el caso de Miguel por una de las más crueles: el Alzheimer.

También en Por encima de la lluvia, Víctor del Árbol nos trae un episodio histórico, en este caso un episodio traumático para los españoles, y lo hace llevándonos de la mano, por una parte, del padre de Helena que había sido capitán del Tabor de Regulares en Marruecos y, por otra, de Miguel, cuyo padre estuvo entre los repesaliados republicanos que trabajaron en las obras del Valle de los Caídos.

En este sentido no quiero dejar de mencionar la conversación que Miguel tiene con el monje, una conversación que creo que debe ser leída con calma y meditar sobre ella.

Por encima de la lluvia está narrada en tercera persona, en capítulos que se van centrando en cada uno de los personajes, dándonos de esta forma un mayor conocimiento de los mismos y lo que mueve sus actos en una historia llena de emociones que sin duda nos conmoverá de una manera en que muy pocos escritores son capaces de hacerlo.


FRAGMENTO


   

miércoles, 14 de junio de 2017

LA NOCHE QUE NO PARÓ DE LLOVER - Laura Castañón



No es la primera vez que lo digo, ya lo sé. Hay portadas y títulos que me pierden, que ejercen sobre mí una influencia a la que no soy capaz de resistirme, y lo hacen de tal manera que muchas veces me enfrento a la novela sin ni siquiera saber de que se trata, sin siquiera darle la vuelta para leer su sinopsis.

Esto fue lo que me pasó con La noche que no paró de llover, no conocía a su autora y poco, por no decir nada, sabía de la historia a la que me iba a enfrentar, pero desde luego estaba claro que la iba a leer, y además la he disfrutado.

LA AUTORA

Laura Castañón nació a finales de 1961 en Asturias donde ha vivido siempre. Desde mediados de los ochenta he trabajado dirigiendo talleres literarios y cursos relacionados con la creación literaria, la literatura en general y la comunicación, en el marco de la Universidad Popular de Gijón. Ha colaborado en prensa escrita, trabajado en radio y en televisión. Ha llevado la Prensa de la Semana Negra durante varios años, y la comunicación de otros festivales o encuentros, como los Encuentros Juveniles de Cabueñes. También se ha encargado de programas de Animación a la Lectura, y ha dirigido varios Clubes de Lectura en las Bibliotecas Municipales. Durante casi una década trabajó como Relaciones Externas en El Corte Inglés de Gijón, en donde me encargué entre otras cosas de la programación de Ámbito Cultural, hasta que la fibromialgia irrumpió en mi vida y me vio obligada a dejar el trabajo. A partir de ese momento se dedicó a escribir, que era una actividad que había formado parte de mi vida siempre sin ningún tipo de vocación editorial. 

ARGUMENTO

Valeria Santaclara necesita reunir la fuerza necesaria para abrir un sobre cerrado que está en su poder desde hace años y en cuyo exterior alguien ha escrito «El perdón». Para ello, y no por casualidad, acude a la consulta de la psicóloga Laia Vallverdú, quien a través de las sesiones de terapia la ayudará a recomponer el puzle de su existencia desde la infancia acomodada en el Gijón burgués de finales de los años 20, la relación conflictiva con su hermana, las circunstancias históricas de un tiempo convulso, y la culpa que vive en el fondo de su ser y cuya naturaleza última no es capaz de confesarse. 


MIS IMPRESIONES


Valeria Santaclara es una mujer mayor que ha sobrevivido a toda su familia y que no va a tener problemas económicos en lo que le reste de vida. Vive en una residencia para la tercera edad y como tiene el dinero suficiente, ha hecho que le acondicionen varias habitaciones para su uso exclusivo que ha decorado con sus muebles y objetos personales. 

Desde niña le inculcaron mostrar un aspecto cuidado, por lo que los martes se desplaza a Gijón donde va a la peluquería y se compra ropa. Uno de esos martes cuando pasa cerca de la casa donde se había criado ve que justo en los balcones del dormitorio que compartía con su hermana de niña, ha instalado la consulta una psicóloga. Valeria ve en este hecho la señal para intentar encontrar la fuerza necesaria para abrir un sobre que con la palabra "perdón" lleva demasiado tiempo cerrado en su poder. 

La titular de la consulta es Laia, una joven que acaba de mudarse a Gijón con su pareja Emma a quien conoció en Madrid. Acaban de mudarse a la casa que esta última tenía en Gijón y que ha arreglado con todo esmero intentando que hasta el último detalle sea del gusto de Laia, pero a la vez tendrá que esconder algunas cosas a su familia hasta que se decida a dar el gran paso, y tenerla tan cerca no lo a hacer sencillo precisamente.

Estas son las dos historias fundamentales de la novela, aunque también vamos a encontrar una tercera trama, la de Felicidad aunque la llamen Feli, una limpiadora de la residencia de Valeria, a la que un día aciago quebraron su nombre y su vida y cuya única válvula de escape es la ilusión de ir a unos talleres de escritura y quizás llegar a convertirse en escritora.

Cada una de estas tramas va siguiendo su camino siendo Valeria la columna vertebral de todas ellas.

A través de capítulos dedicados a cada una de estas mujeres que se van alternando, se entretejen los hilos de una novela que no tardará en captar toda nuestra atención, ya que poco a poco vamos obteniendo información de los personajes a la vez que se va completando su psicología hasta llegar a conformar los grandes personajes creados por Laura Castañón.

Unos personajes muy bien perfilados que se quedarán con nosotros aunque, sin duda, unos calarán en nosotros más profundamente que otros.

Como Valeria yo también estaba deseando que llegaran los martes para formar parte de esa terapia que en realidad no era tal, pero que la servía para desahogarse e ir sacando de dentro todo eso que llevaba años en su interior sin permitir que nada escapase del lugar en el que lo tenía "retenido", esos martes en los que se iba desnudando, en los que retrocedía en su vida y a base de los cuales iba desgranando su historia, cómo iba formándose su personalidad y de qué manera se fue incrustando esa culpa en su persona, y mediante esas sesiones con Laia encontrarse lo suficientemente fuerte y poder encarar lo que contiene el sobre con la palabra "perdón" que le dejó su hermana y no se atreve a abrir todavía.

Valeria va a ser un personaje difícil y al que hay que entender desde el prisma de la época y el ambiente en el que se crió, y que vamos a conocer a través de sus recuerdos,

Laura Castañón da la palabra a estos personajes por medio de voces narrativas muy diferenciadas. Así como en el caso de Valeria lo hace a través de la terapia, a Emma será mediante el diario que va escribiendo.

Lo que en un principio iba a ser como un diario de esa casa que iba a compartir con Laia terminó siendo el diario en el que iba volcando todo por lo que iba pasando y lo que iba sintiendo, donde Emma se desnudaba y a través del cual la hemos ido conociendo en profundidad. Emma es un personaje adorable por el que es muy difícil no sentir una ternura extrema.

Para mi sin duda éstos son los dos personajes por excelencia de la novela, ya que Laia me ha parecido que en ocasiones estaba más interesada en la terapia de Valeria y en sus propias cosas que en la relación que tenía con Emma, quizás porque Emma es como es y en la narración la haya eclipsado, y ese amor que derrocha haga parecer un tanto fría a Laia.

En cuanto a Feli me ha parecido un personaje marcado por las circunstancias, unas circunstancias terribles con una vida que se quebró muy pronto y que no ha sabido reponerse, que aunque trata de escapar de su realidad con los talleres de escritura lo cierto es que no logra disfrutar aunque sea mínimamente, ni salir de ese agujero en el que la vida y el rencor la han metido.

Tampoco debemos olvidarnos de los personajes secundarios que no por ser menos importantes están menos cuidados, aunque en este punto tengo que decir que la actitud de alguno de ellos no he podido llegar a entenderla ni compartirla.

Y no quiero cerrar este punto sin mencionar Gijón que en la novela tiene entidad suficiente para ser uno más de sus personajes.

En La noche que no paró de llover también tiene cabida la reflexión, ya que a través de estas cuatro mujeres y de lo que sienten, seguro que sentiremos la necesidad de pensar sobre la culpa, los celos, la envidia, el perdón, pero sobre todo el mal y la maternidad y sus distintas versiones, como veremos a través de estas páginas.

El mal que se hace a conciencia, el que se hace sin querer, el que no somos conscientes de haber hecho y el mal que creímos hacer aunque nunca llegó a destino y que por otra parte atenaza al que estaba en la seguridad de haberlo hecho.

La maternidad que fue, la que nunca llegó a ser, la elección de no ser madre, la maternidad que no se plantea y a la que se llegar por un acto de generosidad, por amor, o las diferentes relaciones entre madres e hijas.

Dos conceptos, la maternidad y el mal, que tan unidos a otro de los temas que se tratan en la novela, la culpa.

Me ha gustado la forma de escribir de Laura Castañón que con su bella prosa nos lleva en volandas por la novela. Lo hace de una manera viva y precisa, con la que disfrutamos de lo que va contando, de las reflexiones que nos va dejando, de esa manera en que a través de las diferentes voces que utiliza con cada personaje los hace distintos, cómo va dosificando la información, y cómo vamos conociendo las historias mientras estas mujeres se confiesan como si nos estuvieran descubriendo un secreto gota a gota.

FICHA DEL LIBRO
FRAGMENTO


 

lunes, 27 de febrero de 2017

ORFANCIA - Athos Zontini



Nos mandaron las galeradas de esta novela antes de que saliera al mercado el pasado 14 de febrero. A priori, es un libro que no nos había llamado la atención por lo que me alegro mucho que llegara a nuestras manos sin pedirlo porque de otra forma nos habríamos perdido una historia llena de sensibilidad y sobre todo diferente. Muy diferente.

EL AUTOR





Athos Zontini nació en Nápoles en 1972. Ha trabajado en radio y en la actualidad escribe guiones para la televisión. Orfancia es su primera novela.





ARGUMENTO

Un niño demasiado delgado dentro de un mundo demasiado insípido. Un padre y una madre obsesionados con la comida: una lucha en familia que sólo puede acabar en tragedia. O en comedia, en una comedia muy negra.

«Cada día es una lucha. Dicen que crezco débil y torcido, que no soy normal porque apenas tengo un hilito de grasa encima, que los otros niños, a mi lado, parecen gigantes. Dicen que tengo que comer, que no es posible que un niño de mi edad nunca tenga hambre. Pero yo no quiero comer.»

El protagonista de Orfancia se siente perseguido por sus padres, una pareja de Nápoles que quiere verlo rollizo y feliz. Él está convencido de que, llegado el momento, todos los adultos devoran a los niños y no tiene claro que quiera acabar así. Pero la vida tiene un sabor imposible de resistir..

MIS IMPRESIONES

En Orfancia nos vamos a encontrar el relato de un niño de 8 años, lo que dice o hace en el colegio, a lo largo de un año de su vida ya que el libro está dividido en las cuatro estaciones del año, habiendo muchas veces un salto de tiempo indeterminado entre el final de una estación y el comienzo de otra, nunca se nos detalla cuánto tiempo ha pasado con exactitud. El libro está narrado desde la voz y la visión de este niño del mundo, en primera persona y desde su visión vamos a saber lo que piensa del mundo de los adultos, de lo que escucha de ellos y lo que interpreta de lo escuchado y sobre todo lo que siente en cada momento.

A priori, vamos a encontrarnos con un niño que no quiere comer y con ello la desesperación de unos padres que no saben qué hacer para remediarlo. Unos padres preocupados por su hijo pero a la vez desesperados, y para los que la hora de la comida es una tortura diaria. Yo no lo he vivido como madre pero sí lo he vivido como hija, yo tampoco comía y sé lo que es estar horas y horas delante de un plato sin tocar, pero soy consciente de que si para el niño es un drama lo es mayor para los padres que además de estar horas haciendo lo imposible para que el niño coma e intentando todas las combinaciones de comida posibles, tienen también que lidiar con los nervios y ansiedad que tiene provocar ver que tu hijo no come y está muy por debajo del peso habitual. Creo que este tema está muy bien relatado, de hecho, al hacerlo desde el punto del vista del niño creo que el autor ha hecho un proceso de escritura maravilloso para hacernos sentir lo que siente el niño, Zontini es capaz de transmitirnos esa ansiedad del niño pero también la preocupación y ansiedad de los padres que se transmite al niño.


Respecto al tema de la comida hay que decir que se nos relata no como un niño que no come porque no tiene apetito, sino como un niño que sí que tiene hambre, que sí que le apetece el chocolate y demás cosas que los niños devoran pero que no quiere comer porque cree que sus padres le engordan para comérselo como sucede con los animales, y cuando come, se provoca el vómito, de manera que tenemos una novela con muchos episodios de bulimia infantil, algo que no es común pero por lo que veo existe aunque los motivos no sean los habituales para alguien con bulimia.

Tengo que decir que no he entendido al protagonista pero en este caso creo que es normal. Es difícil llegar a empatizar con un personaje que es un niño y que nos cuenta la vida desde su punto de vista, desde la inocencia de los niños, esa inocencia que todos hemos tenido y que todos perdemos con la edad. Sin embargo, no todo es inocencia en este niño ni en los que le rodean, como suele suceder en todos los niños del mundo, ya que también se nos relatan episodios de maltrato animal, de bulling o de la crueldad en general de la mayoría de los niños cuando se encuentran con alguien que es diferente a ellos. Creo que en este caso el libro también es una llamada a que prestemos atención a estos temas de acoso escolar, desde casa y desde el colegio, casos que desgraciadamente en estos últimos años se han ido multiplicando, cada vez en etapas más tempranas.

También en la novela vamos a encontrarnos con momentos difíciles, momentos de gran crueldad que están relatados con todo lujo de detalles y que incomodan al lector a la vez que le hacen pensar en la crueldad y maldad que los niños sienten y proyectan a veces.

Creo que uno de los puntos fuertes de esta novela es que el autor nos deja muchas cosas a la imaginación, es decir, creemos saber muchas cosas pero la mayoría no las hemos leído sino que las deducimos a partir de otras que sí nos cuenta. Esto hace que el autor pueda formar un final en el que cada uno puede pensar lo que quiera. A mí personalmente me gustan los finales cerrados, pero tal y como se desarrolla y está formada esta historia, de manera que parece más un cuento que una novela, reconozco que es un final que le va bien, un final dejado al entendimiento del propio lector como conclusión de la novela.

En conclusión, en Orfancia vamos a encontrar una novela diferente, contada con muchísima sensibilidad, que nos hará sentir como siente el protagonista y hasta ser capaces de entender sus acciones y pensamientos hasta en los momento más difíciles. Athos Zontini es capaz de transmitir sensaciones, olores y sentimientos y hacer fácil algo que estoy segura ha llevado un proceso de reflexión y escritura muy complicado.


viernes, 10 de febrero de 2017

MEDIA VIDA - Care Santos


Como todos los años esa noche del Día de Reyes seguimos el resultado de los Premios Nadal, unos premios que, dejando de lado cualquier polémica sobre premios literarios, nos ha brindado muy buenos títulos. No hay que ir muy atrás en el tiempo para tener un buen ejemplo, ya que es suficiente con remontarse al anterior La víspera de casi todo de Víctor del Árbol para tener una buena muestra. 

El resultado nos llenó de alegría, había resultado ganadora Care Santos, una autora que ya habíamos leído y nos había gustado mucho. Así que comenzamos a descontar los días para la publicación de este título.

LA AUTORA


Care Santos (Mataró, 1970) es escritora y crítica literaria. Es autora de diez novelas, entrelas que destacan Habitaciones cerradas (2011) –recientemente adaptada a la televisión–, El aire que respiras (2013), Deseo de chocolate (2014, premio Ramon Llull) y Diamante azul (2015). 

Su obra ha sido traducida a más de veinte idiomas, incluyendo el inglés, el alemán, el francés, el sueco, el italiano y el holandés. Es crítica literaria del suplemento El Cultural del diario El Mundo, colaboradora de varios medios de comunicación, como Mujer Hoy o El Periódico, y codirectora de la plataforma La tormenta en un vaso.



ARGUMENTO

En pleno verano del año 1950 cinco chicas adolescentes internas en un colegio de monjas juegan juntas por última vez a «Acción o Verdad» o, como ellas lo llaman, el juego de las prendas. Dos de ellas, las gemelas Viñó, están a punto de empezar una nueva vida, llena de interrogantes, lejos de allí. La ocasión es especial y lo saben, pero ninguna espera que esa noche se convierta en un punto de inflexión para alguien más y que sin siquiera imaginarlo acabe marcando su camino para siempre. A través de las vidas de cinco amigas a lo largo de treinta años, Care Santos retrata a una generación de mujeres que tuvieron que construir sus destinos en un momento en que la hipocresía de aquellos que querían mantener las formas a cualquier precio se enfrentó a nuevas miradas sobre la amistad, el amor y la libertad.

MIS IMPRESIONES 

Corre el año 1950. Sólo 5 niñas quedan esos días de verano en el internado de monjas. Como otras noches, dentro de una tienda de campaña hecha con sábanas y a la luz de las velas, esperan a Julia para comenzar jugar a "Acción o Verdad", su particular versión del juego de las prendas. Esa noche la prueba para recuperar la prenda implicará cierto riesgo.

Tras dejar cada una su prenda y comenzar el juego, una tras otra intentan alcanzar el objetivo marcado que les haga recuperar ese objeto tan importante para cada una de ellas. El último turno será para Julia. Algo se torcerá. Tras los gritos, las voces y los llantos, Julia no vuelve, nada más sabrán de ella. En ese momento sus destinos quedarán marcados.

Tras un inicio tan tremendo y sobrecogedor como el que nos ofrece Care Santos, en el que un inocente juego (o quizás algo tenía que sólo lo hacía que lo pareciera) se convierte en algo no esperado, con el que ya habrá logrado captar toda nuestra atención, la autora nos traslada a 1981, al día en que se celebra una de esas bodas que levanta una inmensa expectación. Se casaban Carlos y Diana de Gales.

Pero también ese día es el cumpleaños de dos de las niñas que participaron en aquel juego que acabó de forma tan abrupta y del que también se cumplen 31 años. Una fecha en la que se separaron y desde la que algunas de ellas perdieron totalmente el contacto. Y que mejor que una cena para reencontrarse, para ponerse al día de sus vidas, quizás para saber que pasó realmente aquella noche, limpiar el fondo de los cajones (como dice una de ellas) y puede ser que hasta  pedir perdón y/o perdonarse. Una reunión que las servirá para desnudarse y para hacerse una serie de preguntas a las que se llega cuando se alcanza cierta edad.

En Media vida, Care Santos aprovecha para presentarnos, a través de las vidas de estas cinco mujeres que han transcurrido de maneras muy diferente, el retrato social de la vida de las mujeres en España durante la Dictadura y la Transición. Porque las verdaderas protagonistas de esta novela coral son las mujeres, ocupando los hombres un plano totalmente secundario.

Sólo desde la perspectiva que nos dan los años sobre lo que hemos vivido y oído contar, nos damos verdaderamente cuenta de lo que ha cambiado la vida de las mujeres en general y sobre todo en España. Nos puede parecer que fue en tiempos muy lejanos o fruto de la imaginación, pero no hace ni siquiera un siglo, cuando en un internado hacían ducharse a las niñas con camisón, o les hacían vendarse el pecho, cuando sólo unos años más tarde en las playas de nuestro país podíamos ver a mujeres en bikini, topless o en algunos casos haciendo nudismo; o que hace poco más de medio siglo, y según en que carreras universitarias, la mujer no sólo era vista como un bicho raro en algunas carreras universitarias sino que además era tratada con displicencia.

Con esta novela Care Santos hace un homenaje a las mujeres de una generación que se tuvieron que enfrentar a una sociedad en la que hubo muchos cambios, que tuvieron que adaptarse a ellos de la mejor manera que supieron, que tuvieron que hacer un gran recorrido desde la educación que habían recibido a una sociedad que en nada se parecía a lo aprendido, una época que no fue nada fácil, en la que aun habiendo conseguido algunos logros todavía había que luchar contra la hipocresía de quienes se parapetaban en las viejas formas.

Care Santos ha creado unos personajes que te llegan al alma, cinco mujeres muy diferentes en sus formas, en sus anhelos, en sus vidas; cinco mujeres llenas de matices, que se enfrentan a la vida de manera diferente, pero que descubren que pese al tiempo transcurrido, su forma de vida y a que en principio pueden parecer tan diferentes, al final es mucho lo que las une, que se intentan mirar hacia delante, y se dan cuenta del verdadero valor de la amistad y del significado del perdón.

Media Vida es una historia poderosa, muy bien contada, con una narración con un ritmo ágil, tensión sostenida, con abundantes diálogos (no sería difícil convertirla en una obra de teatro, como la propia autora ha señalado),  con un lenguaje sencillo y cuidado, en la que también encontraremos humor y algo de ironía.

Como gran aficionada a la radio que desde siempre ha formado parte de mis días, no quiero terminar esta reseña sin hacer mención a los guiños que le hace la autora: el programa de radio que hace Marta, la entrevista que Luis de Olmo realiza a Julia, o la música que suena en la radio de la cocina del restaurante mientras cenan las cinco amigas, muy traída al hilo de los momentos que viven.

Si habéis llegado hasta aquí os habréis dado cuenta que he disfrutado y me ha gustado mucho esta novela y que sin ningún género de dudas os la recomiendo.




lunes, 6 de febrero de 2017

COMO FUEGO EN EL HIELO - Luz Gabás



Cuanto ha llovido desde que en 2012 cayó en mis manos. Yo fui una de las primeras en leer Palmeras en la nieve, cuando todavía nadie hablaba de ella y no se había convertido en el éxito que después fue, gracias a boca a boca.

Palmeras en la nieve fue una novela que de leí con avidez y que me emocionó. Una novela con la que conocí a una autora que me ganó como lectora para siempre y cuando la conocí, algo después en la Feria del Libro, también lo hizo como persona.

Cuando se publicó Regreso a tu piel no tuve ninguna duda de que iba a seguir disfrutando con la prosa de esta autora que me dejó esperar ansiosa su próxima novela, que ya tenemos aquí.

LA AUTORA 

Luz Gabás Ariño nació en 1968 en Monzón (Huesca). Los mejores momentos de su niñez y adolescencia también transcurrieron entre el pueblo de su familia paterna (Cerler, en el Valle de Benasque) y el de su familia materna (Serrate, en el Valle de Lierp). Después de vivir un año en San Luis Obispo (California), estudió en Zaragoza, donde se licenció en Filología Inglesa y obtuvo más tarde la plaza de profesora titular de escuela universitaria. Durante años ha compaginado su docencia universitaria con la traducción, la publicación de artículos, la investigación en literatura y lingüística y la participación en proyectos culturales, teatrales y de cine independiente.

Desde 2007 vive en el precioso pueblo de Anciles, junto a la Villa de Benasque, donde se dedica, entre otras cosas, a escribir.

ARGUMENTO 

El fatídico día en el que Attua tuvo que ocupar el lugar de su padre supo que su prometedor futuro se había truncado. Ahora debía regentar las termas que habían sido el sustento de su familia, en una tierra fronteriza a la que él nunca hubiera elegido regresar. Junto al suyo, también se frustró el deseo de Cristela, quien anhelaba una vida a su lado y, además, alejarse de su insoportable rutina en un entorno hostil. Un nuevo revés del destino pondrá a prueba el irrefrenable amor entre ellos; y así, entre malentendidos y obligaciones, decisiones y obsesiones, traiciones y lealtades, Luz Gabás teje una bella historia de amor, honor y superación.

Los convulsos años de mediados del siglo xix, entre guerras carlistas y revoluciones; la construcción de un sueño en las indomables montañas que separan Francia y España; y una historia de amor que traspasa todas las barreras. Una novela escrita con el apasionante pulso narrativo de la autora de Palmeras en la nieve.


MIS IMPRESIONES

Como fuego en el hielo capta nuestra atención desde las primeras páginas en las que nos traslada a un campo del honor, donde seremos testigos de la inminente celebración de un duelo.

Dos jóvenes estudiantes después de todo un curso y antes de volver a su localidad natal, salen a disfrutar de sus últimos días de asueto en Madrid. Había empezado a correr el alcohol y uno de ellos, Matías, resultó ser presa fácil entrando al trapo a una provocación de quien, estaba claro, había salido esa noche con intención de batirse en duelo a cualquier precio.

Aunque Attua hizo todo lo posible para que su amigo desde la infancia, deshiciese el entuerto como fuera y salir lo mejor posible del trance, no lo consiguió. Lo que no sospechaban es que el resultado de este duelo cambiaría sus vidas para siempre. 

Aunque la novela comienza en Madrid, la acción de la  misma se sitúa a mediados del siglo XIX, una época convulsa entre guerras carlistas y revoluciones, y a ambos lados de los Pirineos, entre el Valle de Benasque, un lugar que tan bien conoce la autora, y Luchón, Cauterets y Bagnerés, localidades de la parte del sur de Francia más cercana a los Pirineos, con los Montes Malditos parte central de ambos escenarios y que se divisan desde cualquiera de ellos.

En una época en la que empiezan a llegar a España los primeros viajeros de espíritu romántico, en que la corriente imperante entonces, es el romanticismo y en la que comienza a ponerse de moda el turismo termal donde las aristócratas rusas, inglesas y francesas disfrutaban de su libertad en los Pirineos franceses y españoles, donde se encontraban varias villas termales.

Las villas termales solían ser unos lugares marcados por la historia y la naturaleza donde se buscaba tanto la cura física como la espiritual, que comenzaron siendo unas pequeñas casas de baños, con unas pobres instalaciones y que en algunas ocasiones terminaron convirtiéndose en unos verdaderos centros de ocio con hoteles, teatro, casino, etc., en las que se organizaban excursiones, festivales de música, ascensiones a las montañas o paseos por los alrededores.

En el estilo de Luz Gabás destaca una prosa impecable, bella, cuidada y trabajada, en la que vamos a disfrutar de unas hermosas descripciones de los lugares, de la naturaleza, de esas rocas que dividen, que hacen que sus personajes se sientan tan lejos de algo que en realidad está tan cerca; en las que nos será fácil encontrar un punto de lirismo y cierto simbolismo. Una prosa en la que nos sentiremos inmersos y nos parecerá que nosotros mismos nos encontramos en esos lugares, ya que también es muy visual.

En Como fuego en el hielo vamos a encontrar una historia de amor, no una novela rosa o pastelosa, sino una gran y verdadera historia de amor, o quizás deberíamos decir varias ya que para mí hay más de una, aunque ese amor no siempre sea correspondido de la misma manera. Pero también una novela en que el amor es el motor de la vida. Aunque no sólo vamos a encontrar eso, sino también hay historias de superación, de sueños compartidos, sueños rotos, perdidos, de honor, responsabilidad, conflictos morales, amistad, envidias, resentimiento, y muchos sentimientos.

Sus personajes principales Attua (un hombre con un alto valor moral y gran sentido de la justicia) y Cristela (una mujer inteligente con grandes aspiraciones y en constante conflicto entre la razón y pasión) están muy bien dibujados, son muy de carne y hueso, pero tampoco los secundarios se quedan atrás. Son unos personajes que evolucionan, llenos de fuerza de sentimientos, con sus virtudes y sus defectos, con contradicciones, con luchas interiores, que van a tener que elegir aun a costa de lo que desean, donde la lucha entre la razón y el corazón es una constante en sus vidas. Yo destacaría además la gran fortaleza de los personajes femeninos y en especial de Cristela y Aurore. Son todos ellos unos personajes que te llegan, que se van ganando un hueco poco a poco para, después quedarse con nosotros.

No puedo dejar pasar la ocasión de mencionar un personaje que aunque no es protagonista me ha emocionado y que en cierto modo podría decir que es mi favorito. Shelton es un hombre fuera de lo común y más para la época en que está situada la novela. Su forma de entender el amor, su generosidad, etc. me han enamorado de él.

Luz Gabás crea una trama con una estructura compleja que gira alrededor de una historia de amor, en la que cada una de sus piezas termina encajando, ocupando su lugar y conformando una gran historia que nos hará disfrutar de unas cuantas horas de buena lectura.

Como fuego en el hielo es una de esas novelas que crean una de esas contradicciones más habituales del lector, en la que, sin prisas, quieres seguir avanzando, quieres disfrutar de cómo continúa la historia, quieres saber qué les sucede a sus personajes, de cómo se desarrollan sus vidas, pero a la vez no quieres que termine, que llegue el final y despedirte de sus personajes.

FICHA DEL LIBRO
FRAGMENTO





miércoles, 25 de enero de 2017

MIRLO BLANCO, CISNE NEGRO - JUAN MANUEL DE PRADA



Reconozco que cuando vi esta portada y leí el título de esta novela me llamó la atención, también cuando leí el titular que la vendía "Un ajuste de cuentas conmigo mismo y con el mundo editorial", sin embargo, ante tantos pendientes fue una de las que dejé pasar pero, como sucede tantas otras veces, hay novelas que se empeñan en volver y este fue uno de esos casos.

Nos ofrecieron participar en un encuentro con el autor, Juan Manuel de Prada y lo supimos con suficiente tiempo como para leernos la novela y así poder disfrutar verdaderamente de éste, así que aceptamos y nos pusimos manos a la obra.

Ahora, tengo que decir, que a pesar de no haber leído nunca a Juan Manuel de Prada, creo que este libro ha sido una buena manera de comenzar.

EL AUTOR


Juan Manuel de Prada nació en Baracaldo en 1970, aunque pasó su infancia y adolescencia en Zamora.

Con su primer libro, Coños(1995), y los relatos de El silencio del patinador (1995, ampliado en 2010) sorprendió a la crítica por su poderosa imaginación y su audaz uso del lenguaje. En 1996 debutó en la novela con la monumental Las máscaras del héroe, con la que obtuvo el Premio Ojo Crítico de Narrativa de RNE. En 1997 recibió el Premio Planeta por La tempestad

Su novela Las esquinas del aire (2000) también fue recibida con entusiasmo por los lectores y la crítica, así como Desgarrados y excéntricos (2001). La vida invisible (2003) recibió el Premio Primavera y el Premio Nacional de Narrativa, y con El séptimo velo(2007) se alzó con el Premio Biblioteca Breve y el Premio de la Crítica de Castilla y León. En 2012 publicó Me hallará la muerte, y en 2014, en Espasa, Morir bajo tu cielo. Su última novela, publicada también en Espasa, en 2015, El castillo de diamante, ha sido galardonada con el Premio de la Crítica de Castilla y León. 

Ha obtenido los más prestigiosos reconocimientos del periodismo literario; entre otros, los premios Mariano de Cavia y Julio Camba.

SINOPSIS

Alejandro Ballesteros, un aspirante a novelista recién llegado a Madrid, conoce a Octavio Saldaña, un veterano y brillante escritor condenado al ostracismo tras un triunfo meteórico, allá en la juventud. Alejandro sucumbirá pronto a la apabullante personalidad de Saldaña, que acoge bajo su plumaje de «cisne negro» al joven, empeñado en convertirlo en el nuevo «mirlo blanco» de la literatura española.



Sin embargo, lo que comienza siendo una relación de deslumbramiento recíproco acabará transformándose en una amistad tóxica y destructiva. Saldaña no tardará en mostrarse como un genio de la manipulación psicológica; y Ballesteros pronto será un pelele en manos de su maestro.



En su ansia de dominio, Saldaña tratará de sembrar cizaña entre Ballesteros y Paloma, su novia, y hasta permitirá que coquetee con Nieves, su propia mujer. Ballesteros está perdiendo el control sobre su obra y sobre su vida; pero ¿es tan inocente como parece o en realidad se está aprovechando de la sabiduría y las dotes de Saldaña?

Juan Manuel de Prada nos ofrece en Mirlo blanco, cisne negro su obra más sincera y personal. Una turbadora reflexión sobre maestros y discípulos, sobre el afán de posesión y el arribismo. Una novela que comienza siendo una sátira despiadada del mundo editorial y acaba convirtiéndose en un drama desgarrador sobre la vocación literaria, «que devora a sus mejores hijos». Mitad farsa, mitad tragedia, Mirlo blanco, cisne negro es también —para quien sepa leer entre líneas— una confesión a tumba abierta de su autor, que aquí nos regala sus personajes más complejos y poderosos, sus diálogos más deslumbrantes y literatura a raudales en cada una de sus páginas.


MIS IMPRESIONES

Como he dicho al principio ninguna de las dos habíamos leído nunca a Juan Manuel de Prada por lo que nos enfrentábamos totalmente en blanco a esta lectura.

El titular con el que se vendía era potente: "Un ajuste de cuentas conmigo mismo y con el mundo editorial" pero, aunque quizá nos encontremos ante la novela más personal de Juan Manuel de Prada, una novela en la que vamos a encontrar mucho de él mismo y de situaciones por las que ha pasado a lo largo de los muchos años que lleva escribiendo no es solo este titular con el que debemos quedarnos.

En primera persona, de la mano de Alejandro Ballesteros, una joven promesa del mundo literario, vamos a conocer su relación con Saldaña (un escritor que paladeó el éxito y después fue expulsado del mundo literario por razones ideológicas lo que le llevó a convertirse en un personaje mediático) y cómo evoluciona. Además, todo esto lo vamos a conocer gracias a que Álex lo rememora diez años después, diez años en los que todo ha cambiado mucho.

Podríamos decir que la novela se divide en dos partes: la primera en la que vamos a encontrarnos una crítica a todo el mundo editorial y literario en general siendo esta parte de la novela una especie de sátira en la que nadie queda a salvo y la segunda en la que vamos a vivir el proceso de maduración de un escritor que pasa de ser un don nadie a estar en lo alto del éxito y que se enfrenta a la escritura de su segunda novela en la que tendrá que demostrar que la primera no fue un golpe de suerte sino que él tiene verdadero talento.

Estas dos partes están bien diferenciadas en la novela y no tienen para nada la misma extensión. En la primera parte formada por el primer capítulo o los dos primeros es donde vamos a conocer a todos los personajes principales: Octavio Saldaña, el cisne negro como se autodenomina, un escritor que en sus inicios fue muy respetado pero que fue bajado a los infiernos a raíz de las críticas hacia una de sus novelas que llevaron a que se le catalogara en una ideología que muy pocos compartían. Es por ello que vamos a encontrarnos a un Saldaña enfadado con el mundo en general y desencantado con el mundo editorial y todo lo que le rodea. También conoceremos a Alejandro Ballesteros o Álex, el mirlo blanco, un joven que trata de hacerse un hueco en el difícil mundo editorial acudiendo a todos los saraos hasta que en uno de ellos conocerá por casualidad a Nieves, la esposa de Saldaña, que facilitará un encuentro entre ambos, y Saldaña, fascinado con la calidad de la escritura de Álex le facilitará su salto a la fama.

Toda esta primera parte de la novela es lo que podemos denominar el ajuste de cuentas del autor con editoriales (grandes y pequeñas), agentes, editores, con los escritores (jóvenes y viejas glorias como los denomina), con la vanidad de los escritores, con los críticos, con las revistas y suplementos literarios... nadie se queda sin su crítica, quedando patente que Juan Manuel de Prada ha vivido de todo y tiene mucha calle ya en este mundo.


A partir de ahí pasaremos a la segunda parte, la más extensa, en la que viviremos el proceso de escritura de Álex en su nueva novela 'Madonna' por lo que la novela torna hacia una tragedia sobre la creación artística. Álex pasará por todos los estados por los que, supongo, puede pasar un escritor: síndrome de la página en blanco, frustración, expectación, euforia.... Una vez terminada la novela se la enviará a Saldaña para su revisión y a partir de ahí empezará un verdadero calvario de cambios sugeridos por parte de Saldaña para mejorar, según él, la novela que irán provocando en Álex un profundo cansancio y una serie de situaciones derivadas de este estado que irán afectando a todos los que están a su alrededor.

Tengo que decir que me costó entrar en esta novela. Juan Manuel de Prada utiliza una escritura cargada de palabras no demasiado comunes, adjetivos y repeticiones que en algunos momentos se me hicieron pesadas pero, en cambio, aún no conociendo el significado de muchas palabras, no era difícil deducir su significado. Es por esto por lo que he disfrutado con esta novela a pesar de lo que acabo de mencionar, porque aunque a priori parecía complicada de comprender, poco a poco, te dabas cuenta de que no lo era tanto. Además, he disfrutado con la manera en la que está escrita, Juan Manuel de Prada tiene un estilo peculiar, quizá al igual que lo tiene el Saldaña de su novela, pero es un estilo con el que, cuando me hice a él, he disfrutado.

También hay que decir que Juan Manuel de Prada ha querido dejar mucho de él en esta novela y hay un montón de rastros de su vida: la novela que Álex está escribiendo está ambientada en Venecia y trata sobre falsificaciones artísticas como "La tempestad", obra con la que Prada obtuvo el Premio Planeta, la primera novela de Saldaña, "El arte de pasar hambre", se describe como un libro desgarrado y torrencial sobre el Madrid de principios del siglo XX como la primera novela de Prada... y un montón de pequeñas casualidades que quizá no lo sean tanto.

Sí que tengo un pero que quizá sea lo que a otros más les ha gustado y es que a veces el autor se mete en una serie de reflexiones que tienen los personajes que a mí en muchas ocasiones se me han hecho un poco fatigosas. Es verdad que aportan a la novela y que nos ayudan a entender un poco más a los personajes pero a mí en ocasiones se me hacían demasiado largas.

Hay que decir que en muchos puntos la novela es en realidad una profunda reflexión sobre el mundo literario y plantea dilemas al lector como... ¿el escritor tiene que ser fiel a lo que escribe y crear una buena obra, llena de matices, profunda y compleja o por el contrario tiene que crear una obra para un público mayoritario? sobre esta cuestión hablan los propios protagonistas en muchas ocasiones cambiando incluso ellos mismos de opinión. La mía personal es que no hay una respuesta, que cada uno debe escribir lo que sienta y que no por ser simple, ligero o fresco tiene porqué ser una mala obra como tampoco podemos denominar una obra maestra de la literatura cualquier libro por ser complejo o profundo. Al final cada libro tiene un público o por lo menos esa es mi opinión.

En cuanto a los personajes, además de los protagonistas, aparecen por sus páginas Nieves, la mujer de Saldaña, Paloma, la novia de Álex que además es un personaje que aporta mucha frescura y humor a la novela, Ramiro Cifuentes, el editor del primer libro de Álex y quien le dio su primera oportunidad y Rosario, enemiga acérrima de Saldaña por motivos a priori desconocidos y amiga de Ramiro. Creo que Rosario podía haber dado mucho más juego en la novela ya que toma mucho más protagonismo prácticamente al final y con una historia de la que me quedé con ganas de saber algo más.

En conclusión, es una novela que me ha gustado a pesar de que me costó empezar y es de esas novelas que una vez las acabas te quedas pensando porque en el fondo es mucho más profunda de lo que puede parecer a priori y nos acerca mucho a los escritores y al mundo editorial en general. Una novela maravillosamente escrita, diferente y con la que te llevarás una sorpresa según vas avanzando.

Para terminar quiero plantearos el dilema que a mí me dejó esta novela para quién ya la haya leído o para cuando lo hagáis.... ¿es Álex tan inocente como parece?¿Se ha dejado manipular por Saldaña o ha sido él quién ha utilizado a Saldaña para conseguir su éxito? Porque en toda la novela sólo tenemos el punto de vista de Álex que es quien nos lo cuenta. Tendrás que leerla para poder opinar.