SE LO QUE ESTAS PENSANDO – JOHN VERDON

Otra vez me tengo que referir a la portada de un libro como algo que te induce a querer tenerlo entre tus manos y leerlo. Y es que me ha pasado de nuevo con Sé lo que estás pensandode John Verdon.
En su día no dejó de llamarme la atención la portada de un libro que mucha gente iba leyendo en el transporte público. ¿Cómo no iba a intrigarme una cubierta de fondo oscuro en la que lo que más resaltaba era que aparecían números, del 1 al 9, grandes, claros, con manchas (algunas de sangre) en su interior?. Ni que decir tiene que me hice con un ejemplar.

No se puede negar que es una portada atractiva y que consigue desde el primero momento que te fijes en ella, con esos números que te llaman la atención y está claro que te inducen a querer encontrar entre las páginas de la novela que es lo que esconden los números, qué significan, qué misterio entrañan.

Si después de todo esto, además, lees bastantes opiniones en las que la novela sale bastante más que bien parada, ya te quedan pocos argumentos para no leerla.

EL AUTOR

John Verdon trabajó como director creativo en varias agencias de publicidad de Manhattan, hasta que se mudó a un entorno rural al norte del estado de Nueva York.
“Sé lo que estás pensando” ha sido su primera novela que ha sido un éxito mundial. Tras ésta publicó “No obras los ojos”, “Deja en paz al diablo” y “No confíes en Peter Pan” todas ellas con el detective retirado David Gurney como protagonista.

ARGUMENTO

David Gurney, un detective retirado de la policía, recibe la visita de un antiguo compañero que ha recibido una carta inquietante con un texto en verso, cuidada caligrafía, escrita en tinta roja, y que además va acompañada por un pequeño sobre que contiene en su interior el número que acaba de pensar. ¿Quién puede adivinar lo que está pensando?.
Pese a que Gurney, al principio, no está muy por la labor de ceder a la petición de su amigo para ayudarle a esclarecer que es lo que hay detrás, ya que hace tiempo abandonó la policía y no tiene licencia de investigador privado, acaba por consentir en echarle una mano.
De esta manera, Gurney se verá envuelto en la investigación de unos hechos para los que será reclutado por un Fiscal de Distrito que ha puesto sus miras en su elección para un cargo político.

MIS IMPRESIONES

El libro está dividido en tres partes cada una de las cuales tiene una especie de prólogo escrito en cursiva (con lo que facilita la diferencia con el resto del texto de la novela) y que quizás, en un principio, no nos cuadre y no veamos con claridad que tiene que ver con el resto. No os preocupéis. Cuando os parezca que habéis olvidado ese prólogo de la primera parte, aparecerá la segunda y posiblemente empezaréis a atar cabos.
A su vez cada una de estas partes está dividida en capítulos, hasta un total de 53, no muy extensos, de estructura sencilla, que devoraremos sin darnos cuenta.
Una novela muy bien pergeñada, con un buen ritmo narrativo, manteniendo nuestro interés de manera continuada y creciente. Y es que una de las cosas positivas que tiene esta novela es que te engancha desde sus primeras páginas, con una lectura ágil, fácil y adictiva que te lleva a no querer dejar su lectura ni encontrar el momento para hacerlo cuando estás inmerso en ella. Si eres de los que lees en el transporte público ten cuidado, ya que fácilmente se te irá el santo al cielo y es posible que te pases de parada.
Y la forma en la que te engancha está directamente relacionada a la intriga que mantiene a lo largo de sus páginas y a la forma que tiene de presentar los distintos enigmas, así como que éstos sean resueltos de forma sencilla, no presentando en ningún momento soluciones rocambolescas que nos pueda parecer inverosímiles, sino lógicas y que van viendo la luz en su debido momento.
En cuanto a sus personajes también son totalmente creíbles, muy bien dibujados, de los que, sin necesidad de excesivas y complicadas descripciones, nos va a ser fácil conocer como son, y reconocer porque actúan de una determinada manera, dando gran importancia a su faceta intelectual.
Nos vamos a encontrar a un David Gurney analítico, que no puede dejar de dar vueltas a las cosas hasta que encuentra la solución, que ha desarrollado una gran voluntad que le lleva a dirigir sus pensamientos en un sentido determinado (algo que aprendió, por si solo, a hacer cuando era poco más que un niño) para abstraerse de otros que le asaltan y a los que no quiere enfrentarse, como por ejemplo la muerte de su hijo, por la que siente una gran culpabilidad, o el momento, no muy bueno, en el que se encuentra su matrimonio.
También es interesante la personalidad de Madeleine, su esposa, una mujer tranquila, que disfruta con las cosas cotidianas, que sufre por su marido, que preferiría que verdaderamente se hubiese jubilado y olvidado de su profesión, y con una facilidad de respuesta a los planteamientos que le hace su marido, de forma rápida, sencilla y clara en cuanto a la forma procesarlo y de verlo, y con sentido común, que hace que Gurney no dude en echar mano de esta capacidad que posee, y que a veces tanto le ayuda. Una mujer que conoce muy bien a su marido, que sabe como actúa y por qué lo hace de ese modo (aunque no esté de acuerdo), y lo que tiene en la cabeza, la mayoría de las veces, algo que a Gurney no deja de asombrarle.
Tampoco es nada desdeñable la personalidad del asesino que mantendrá en jaque a Gurney y a la policía, sin que sepan muy bien a que tipo de criminal se enfrentan.
Desde luego Verdon no ha creado unos personajes para salir del paso.
Con todos estos ingredientes el autor ha creado una novela que me ha dejado muy buen sabor de boca y creo que no voy a tardar mucho en ver lo que me depara la segunda investigación de Gurney.
Espero que vuelva a contarme una historia llena de intriga, con personajes sólidos, con el ritmo adecuado y que me mantenga atrapada entre sus páginas hasta el final. Aunque, si pudiera, también le pediría que intentase que su desarrollo no me diese pie a descubrir quien es el asesino hasta que la novela estuviese más avanzada, porque alrededor de las ochenta páginas anteriores al final ya me imaginaba quien podía ser, hasta lo descubrí antes que Gurney. Este es el único pero que le pongo.
De todas formas, si te gustan las novelas policíacas y de intriga, esta novela no te defraudará.

21 comentarios en “SE LO QUE ESTAS PENSANDO – JOHN VERDON”

  1. Paso de puntilla por tu reseñas porque tengo sus libros en casa y me gustaría ponerme con ellos. No sé cuándo lo haré porque es una locura todo lo que quiero leer y el poco tiempo que tengo pero algún día me pondré con él porque todos habláis maravillas. En casa lo llevan al día y me lo recomiendan mucho. Besos

  2. La leí hace un tiempo y me gustó, aunque todavía no me he animado con la siguiente. Independientemente de otras muchas cosas que tiene la novela, recuerdo que cuando pensaba en el protagonista, alguien jubilado, me imaginaba alguien de 60 ó 70 años, pero, si no recuerdo mal, era bastante más joven: hizo que tuviera un poco de lío en mi cabeza con la imagen del protagonista.

    Saludos.

  3. Recuerdo que a mí también me llamó la atención casi recién publicada. Las cosas de los blogs, que la vas dejando y pasa el tiempo y al final siempre se encuentra entre las eternas pendientes. A ver si puedo hacerle un hueco. Muy buena reseña, por cierto.
    Saludos.

  4. Leí esta novela hace tiempo. El desarrollo de la trama me gustó, lo que me dejó mal sabor de boca es que el final es bastante previsible, muy acomodado a los deseos del autor.
    Un beso.

  5. Este me gustó, aunque no he seguido leyendo las demás novelas de los casos del inspector Gurney. Creo que lo que más me gustó, lo que hace esta novela algo distinta de las de su género, es precisamente el caracter de Gurney, ¿verdad? Y la relación que tiene con su esposa y su pasado. Bss

  6. Llevo mucho tiempo queriendo leerla, tengo los dos primeros volúmenes, pero es de esos libros que me dan pereza y no sé el motivo, espero quitar esa pereza y ponerme con ellos.

Deja un comentario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com