Candaya, junio 2020

Candaya anuncia la publicación de la novela Sanguínea de la escritora y dramaturga ecuatoriana, Gabriela PonceSanguínea es el primer libro que publica esta editorial tras el confinamiento. Tenía que haber aparecido a finales de marzo, pero, como todos sabéis, el mundo se paralizó entonces y Sanguínea no llegó entrar a imprenta. La pandemia suspendió también el viaje de Gabriela Ponce a España que habíamos planificado para mayo: la ruta de promoción y presentaciones de Sanguínea por 10 ciudades que tenía que concluir en la Feria del Libro de Madrid es (de momento) un sueño postergado. Sin embargo, aquí estamos de nuevo (Sanguínea, Gabriela Ponce y Candaya) peleando por resistir en la “nueva realidad”, empeñados en seguir compartiendo con los lectores nuevos y grandes libros (y no nos cabe ninguna duda que esta novela lo es).

Sanguínea  es el flujo de conciencia y el diario íntimo de una mujer en un momento de fragilidad extrema, una mujer que se desliza con patines – delicadamente, pero también peligrosamente- por un entorno de naturaleza agreste, en un mundo confuso y adverso de violencias cotidianas y extremas. Una dolorosa ruptura de pareja; el vértigo de la soledad; un enloquecido itinerario existencial, de relaciones salvajes y excesos desbocados,  que tiene mucho de hundimiento, pero también de desesperado intento por sobrevivir; un amor intensísimo y sin mañana en una casa-cueva; la maternidad como conflicto; una desconcertante, turbadora e inédita reflexión narrativa sobre la adopción; el aprendizaje de los afectos y los duelos más íntimos. Una novela de olores y sensaciones, una novela  expansiva y emotiva, que indaga en la cultura popular, la poesía y  el teatro. Pero ante todo, una novela del cuerpo: el cuerpo y sus fluidos (la menstruación y la sangre, vómitos, semen, lágrimas,  leche); el cuerpo y el deseo; el cuerpo y el dolor. Y siempre, más allá de cualquier lugar común y  de todos los tabúes.

Gabriela Ponce (Quito, 1977) es escritora, directora de teatro y profesora de artes escénicas en la Universidad San Francisco de Quito. Ha publicado el libro de cuentos Antropofaguitas (2015, Premio del Ministerio de Cultura de Ecuador), el monólogo “Cama”, dentro de la antología teatral Penumbra (2016) y  la obra de teatro Lugar (2017, Premio Gallegos Lara). Sus cuentos han aparecido en varias antologías nacionales e internacionales. Forma parte del consejo editorial de la revista digital Sycorax, dedicada a la reflexión y a la crítica cultural. Es parte del colectivo Mitómana/Artes Escénicas y cofundadora de Casa Mitómana, invernadero cultural.  Como escritora, directora y productora, ha llevado a escena las siguientes obras teatrales: Tazas Rosas de Té (2016, Premio Dramaturgia Inédita de la Fundación Teatro Nacional Sucre y Premio Francisco Tobar García del Municipio de Quito); Esas Putas Asesinas, adaptación para la escena del cuento de Roberto Bolaño (2015); Caída, Hemisferio Cero (2014). Su obra de teatro Entrada en Pérdida (2013) ganó el premio internacional Escritura de las Diferencias y fue escenificada en Cuba y publicada en Francia.