Sacramento

Caligrama, noviembre 2022

Sacramento, la fascinante obra de literatura fantástica, heredera de Cosmere, en la que magia y ciencia se dan la mano. Editorial Caligrama apuesta fuertemente por Gabriel Olivares, un joven autor que ha llamado poderosamente la atención en la crítica especializada.

«El arlequín extendió los brazos desplegando su traje de planeo. El viento lo envolvió en un suave abrazo. Las campanillas de todo Valen tintinearon a su paso. Los instrumentos tallados en las estatuas del antiguo barrio de los músicos silbaron en el silencio de la noche. Eran la alarma que advertía los tifones, la melodía de los sacrificios». Tal es la profundidad y agilidad expresiva con la que se muestra Gabriel Olivares García, una joven promesa en la narrativa fantástica, un género que, de un tiempo a esta parte, está creciendo en aceptación por parte de la comunidad lectora.

Es el propio Olivares García el que confiesa que la semilla de su pasión por la ciencia ficción y la fantasía se originó en la saga La llave del tiempo. Desde entonces, no ha parado de interesarse por esta manera de contar historias, ya sea a través de películas, así como en series, libros o videojuegos. En todo caso, reconoce que siempre sintió que le faltaba algo, algo así como a una sujeción a ciertas leyes de la Física, para que no todo valiera y no se le hicieran trampas al lector. No fue hasta entrar en la Facultad de Fisioterapia de su ciudad cuando conoció las obras del Cosmere, el vasto universo de fantasía creado por Brandon Sanderson. Como es sabido, allí los distintos sistemas mágicos tienen reglas y requisitos medibles y específicos. Este descubrimiento supuso toda una revelación, casi una epifanía, para el autor sevillano, que ahora se ha lanzado a transformar las bases de los grandes clásicos y llevarlos hacia la fantasía científica que tanto le apasiona.

En esta primera entrega, que se titula Sacramento, se nos habla del mundo de Athem, una distopía que se desploma por los desastres naturales que asolan su superficie y por el hecho de el progreso tecnológico y social en la Unión lleva ochocientos años estancado. Obviamente, esta concatenación de pésimas circunstancias hace que el hartazgo resulte bien visible en parte de su población. Entrando en detalles, el letargo del Unificador ha provocado al Demonio, su enemigo inmortal, que pretende avivar los rescoldos de un antiguo enfrentamiento. Enio, una joven cazarrecompensas de la capital (personaje memorable con trazas de aparecer en más obras), se conjurará para echar por tierra los planes del Demonio durante un encargo junto a su mentor Menez.

A partir de este sugerente planteamiento, se desarrolla una trama florida y presidida por una mirada larga. Aleia, la hija única de una de las familias más influyentes de la Unión, emergerá para descubrir los terribles secretos guardados en el diario del Unificador. Todo confluirá en el enigmático y desconocido ritual que vertebra la conversión en Engastes de la Divinidad: el Sacramento. Somos consciente de que el nombre de Gabriel Olivares García resultará novedoso para usted, pero haría bien en no perderlo de vista por lo prometedora que se presenta su carrera literaria.

Gabriel Olivares García (Espartinas, Sevilla, 1994). Su afición por la ciencia ficción proviene de sus años en el instituto. Entonces, una afección en la vista le provocó una discapacidad visual, un inconveniente que, sin embargo, nunca frenó sus ganas por aprender… y por leer. Posiblemente fue entonces cuando descubrió el género de la ciencia ficción y la fantasía, al que ahora trata de dar una vuelta de tuerca con la publicación de una novela incontestableSacramento es su título.

1 Comment

  1. Ana Isabel

    Comentarle que el autor es Gbariel Olivares García, como indica al finaL, sugiero que corrija el resto del articulo.
    Dicho esto, gracias por su reseña.

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *