Alienta, marzo 2022

Reinventarse ante la adversidad de Blanca de la Cruz, cuando el dolor crónico se convierte en tu mayor aliado.

Es probable que hayas fantaseado alguna vez con cómo sería tu vida si consiguieras trabajar en aquello que tanto te gusta hacer. Si sientes que tu día a día no te llena, pero crees que no tienes otra opción, este libro sacudirá tus esquemas. Igual que se sacudieron los de la autora cuando una enfermedad la encerró en una habitación y la obligó a pasar en cama la mayor parte del día.

Blanca de la Cruz tuvo que renunciar a lo que la hacía más feliz, la danza, pero obtuvo un regalo inesperado de esa dura situaciónconocerse a sí misma. Miró hacia dentro, se enfrentó a sus miedos y a sus prejuicios. Gracias a las barreras físicas con las que debió convivir, también fue capaz de soñar a lo grande y de usar su imaginación para encontrar la forma de alcanzar sus metas saliéndose del camino establecido. Descubrió que, antes de su enfermedadestaba aceptando un destino que otros habían elegido para ella, y decidió dejar el victimismo a un lado y asumir el reto de convertir su sueño en realidad.

Su historia está contada con tal sencillez y naturalidad que creerás estar escuchando a tu mejor amiga. Pero, además del testimonio de su lucha contra la adversidadBlanca te da las claves para que tú también puedas reinventarte, y comparte contigo las experiencias de otros emprendedores cuyas vivencias te inspirarán.

Blanca de la Cruz. Joven fotógrafa y emprendedora que tuvo que reinventarse cuando una enfermedad la obligó a cambiar sus planes, forzándola a dejar la danza y a aprender a convivir con el dolor. Pasar largas horas en cama la convirtió en una autodidacta convencida, y la llevó a descubrir que la postración era un renacimiento: le reveló su pasión por la fotografía y la creatividad.

Ese autoconocimiento la empujó a luchar por diseñarla vida que quería vivir, superando los patrones que llevaba integrados y que la oprimían sin que hasta entonces se hubiera dado cuenta.