POR ENCIMA DE LA LLUVIA – VÍCTOR DEL ÁRBOL

NUESTRA OPINIÓN …

Hay escritores a los que los lectores sometemos a una gran presión. No hemos terminado de leer su última novela y ya estamos esperando la próxima, y Víctor del Árbol es uno de ellos. Es uno de esos escritores que, pese a reconocer que sus novelas no se pueden escribir a la velocidad que nos gustaría, siempre estamos deseando tener lo próximo en nuestras manos lo antes posible.

Ahora ha llegado el momento y ya podemos disfrutar de Por encima de la lluvia, aunque seguramente nos habría gustado que nos durara entre las manos mucho más.

Hay textos en los que se reconoce rápidamente al autor. Según comienzas a leerlos aunque no supieras de antemano a quien pertenecen hay algo en ellos que te evocan un nombre. Eso es lo que a me ha pasado con esta novela. Si Por encima de la lluvia hubiese caído en mis manos en una lectura a ciegas, sin dudarlo un momento me hubiese aventurado a decir quién era de su pluma.

En Por encima de la lluvia me ha gustado encontrarme a Víctor del Árbol en estado puro, aquel que descubrí en Respirar por la herida, pero mucho «más maduro» ya que no en vano han pasado los años y el tiempo ha dejado su poso.

Ya el comienzo de la novela es una declaración de intenciones, nos pega un buen golpe ahí donde más duele y nos va a dejar sin aire. Está claro, no va a ser una novela amable, va a ser dura, va a doler.A lo largo de la novela nos vamos a enfrentar a situaciones y escenas crudas, dolorosas, en las que Víctor del Árbol no se recrea ya que no hay necesidad, ya transmiten lo suficiente por sí mismas.

Son tres los personajes que van a compartir el protagonismo en esta novela. En una de las tramas que transcurren paralelas, conoceremos a Miguel y Helena, una pareja de ancianos a los que, en apariencia, pocas van a ser las cosas que les unan pero que van a emprender un viaje que les va hacer cambiar, se darán cuenta que sólo se llega al final cuando ya no se tienen cosas por las que vivir, que mientras hay ilusión, hay vida.

La otra, correrá a cargo de Yasmina una joven hija y nieta de inmigrantes y cuya vida dista mucho de lo que a ella le gustaría.

Unas tramas principales que terminarán convergiendo, pero de las que a su vez saldrán otras que se enlazan y que conformarán la totalidad de la urdimbre de Por encima de la lluvia.

Como es habitual en la obra de Víctor del Árbol, nos vamos a encontrar con unos personajes sumamente complejos y humanos, y no sólo en lo que respecta a los protagonistas, sino a todos los que se pasean por las páginas de esta novela. Unos personajes todos ellos necesarios para el desarrollo de la novela que cargan pesadas mochilas, algunos de ellos desde su infancia, que arrastran sus miedos, sus culpas, heridas imborrables, recuerdos, en definitiva, sus vidas.

Por encima de la lluvia nos llevará a distintas reflexiones sobre muchos temas que forman parte de nuestras vidas,  el amor, el maltrato, el abuso, la inmigración, la xenofobia, el desamor, la vejez, la enfermedad, la vida, la muerte.

La vida, ese camino que recorremos desde que nacemos hasta la muerte, y la vejez, ese tiempo que ya se nos antoja de descuento según vemos que nuestros días están más cerca del final. Una vejez que en algunos casos viene acompañada por enfermedades y en el caso de Miguel por una de las más crueles: el Alzheimer.

También en Por encima de la lluvia, Víctor del Árbol nos trae un episodio histórico, en este caso un episodio traumático para los españoles, y lo hace llevándonos de la mano, por una parte, del padre de Helena que había sido capitán del Tabor de Regulares en Marruecos y, por otra, de Miguel, cuyo padre estuvo entre los repesaliados republicanos que trabajaron en las obras del Valle de los Caídos.

En este sentido no quiero dejar de mencionar la conversación que Miguel tiene con el monje, una conversación que creo que debe ser leída con calma y meditar sobre ella.

Por encima de la lluvia está narrada en tercera persona, en capítulos que se van centrando en cada uno de los personajes, dándonos de esta forma un mayor conocimiento de los mismos y lo que mueve sus actos en una historia llena de emociones que sin duda nos conmoverá de una manera en que muy pocos escritores son capaces de hacerlo.

FRAGMENTO

   

17 Comments

  1. Inés

    Estoy a falta de unas 40 páginas de acabar, a ver como remata el autor.
    Besos

    Reply
  2. Marina Ortega

    Ya lo tengo en casa. Espero disfrutarlo tanto como vosotros muy pronto :D

    Reply
  3. Aylavella

    Yo seguro que lo leeré…
    Besos

    Reply
  4. Eyra

    Hola,

    Lo tengo a la espera así que no os he leído, quiero ir totalmente virgen pero volveré para dar mi opinión.

    Un beso

    Reply
  5. Manuela

    Terminé de leer este libro ayer y suscribo una por una tus impresiones. Sencillamente impresionante, un novelón.
    Besos.

    Reply
  6. Irunesa

    Paso de puntillas que lo voy a leer en breve, ya te contaré.
    Un beso

    Reply
  7. Anónimo

    Acabo de terminar la Víspera de casi todo y ya me considero un incondicional de Víctor del Árbol. Este caerá dentro de poco!
    Saludos

    Reply
  8. Margari

    Sin duda, un libro que tengo que leer, sí o sí.
    Besotes!!

    Reply
  9. Mª Ángeles Bk

    Pues mañana mismo empiezo con ella y entre tu opinión y lo que voy oyendo por ahí, veo que estoy tardando.
    Besos

    Reply
  10. Natàlia

    Te leo en diagonal que la empiezo en breve y quiero ir en blanco. ¡Que ganas!
    Un beso ;)

    Reply
  11. Marina Cordoba

    Será mi próxima lectura, así que paso levitando pero me quedo con tus impresiones finales. Besos

    Reply
  12. Marisa G.

    Ay, yo quiero estrenarme ya con el autor pero no veo el momento. Sigue y sigue publicando y yo me quedé en el primero. Tengo que poner remedio ya!! El autor viene mañana a Sevilla, por fin!! Besos

    Reply
  13. Xavier Beltrán

    Del autor solo he leído una novela y poco a poco irán cayendo las demás, porque me gustó mucho su prosa. Esta también, aunque vete a saber cuándo…

    Un besito.

    Reply
  14. Carla

    Para leer a este autor hay que estar con un ánimo del que ahora carezco, quizá más adelante
    Besos

    Reply
  15. Angela Leon

    LO quiero dejar para el puente de la semana del 12 de octubre para leerlo tranquila y sin trabajo.

    Bs.

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *