Caligrama, enero 2021

El autor pontevedrés Alexandro Bouzó escribe sobre la adolescencia desde la adolescencia en la novela Pensamiento contrafáctico.  Los dilemas y entramados de la mente propios de la edad, pueblan las vidas de los protagonistas de una obra creada y tramada en la zona de Ponteareas.

La editorial Caligrama publica Pensamiento contrafácticoLa obra indaga en la transgresión y el quebrantamiento de lo establecido en la adolescencia. Basándose en ello, Alexandro Bouzó, de 19 años, se inspira en los dilemas de los jóvenes y en el futuro de una sociedad corrompida para escribir una historia que transcurre en Ponteareas, municipio en el que vive el autor. «Existe una continua deshumanización que lleva años azotando a la especie. Intento mostrar, cómo cualquier persona, por cándida que sea, puede ser corrompida al entrar en contacto con el sistema. Además, quiero evidenciar la relevancia del azar en nuestra existencia, un simple detalle, puede cambiar tu vida para siempre», dice Bouzó.

El protagonista de la historia es Brais. Sus amistades y la chica de la que se enamora pondrán en jaque su forma de concebir el amor y la vida. El alcohol, las drogas, la violencia y el riesgo siembran las bases de la transformación de unos personajes que luchan por encontrarse. Un fatídico acontecimiento desemboca en una sucesión de episodios traumáticos que hacen temblar los pilares sobre los que se asientan sus vínculos afectivos. 

Pensamiento contrafáctico trasciende al propio ejercicio de la lectura. Es un viaje a los paisajes de O Castro de Troña, A Pena do Equilibrio, el Convento de San Diego de Canedo y el río Tea. La niebla del invierno gallego embrujará a los lectores de este texto latente, fresco y, sin embargo, maduro.

Alexandro Bouzó nació en 2001 en la provincia de Pontevedra, en una parroquia de Redondela que recibe el nombre de Reboreda. Cuatro años más tarde, su familia se mudó a Santiago de Oliveira (Ponteareas). Actualmente estudia un grado universitario de Psicología, después de finalizar la enseñanza secundaria en el IES do Barral, donde ganó tres concursos de relatos. Su pasión literaria comenzó mucho antes, pues con apenas diez años empezó a componer sus primeros poemas. Pensamiento contrafáctico es su primera novela.