Suma de libros, junio 2020

Pablo Rivero, uno de los actores más queridos y conocidos de la televisión, presenta su segunda novela. Como ya sucediera en No volveré a tener miedo, su debut como escritor, Penitencia supone una electrizante vuelta de tuerca en el domestic thriller que confirma a Pablo Rivero como una de las voces más innovadoras y personales del género.

Un viaje emocional de consecuencias inesperadas para el protagonista y para el lector, un pasado dramático con cuentas por ajustar, unos personajes que no son lo que aparentan ser.

Penitencia es un thriller absorbente que va cambiando de tono y ganando en intriga según Jon (y el lector con él) va descubriendo la trágica historia de los antiguos habitantes de la casa y se encuentra con otros personajes (cuyas identidades no se pueden desvelar para mantener la sorpresa) que arrastran un terrorífico pasado de muertes y crímenes que quieren mantener oculto. Al igual que en No volveré a tener miedo, la mejor baza de Penitencia es su manejo del thriller psicológico, confirmando el talento de Pablo Rivero para crear tensión y graduarla,
envolviendo al lector en los acontecimientos, implicándole con el protagonista, haciéndole vivir en primera persona los sorprendentes giros de una trama enmarañada y asfixiante que no da tregua.

Como ya sucediera en su ópera prima, el tramo final de Penitencia es trepidante e inesperado: el lector encajará todas las piezas pero, a buen seguro, se quedará con la boca abierta.

Pablo Rivero es licenciado en comunicación audiovisual. Actor muy popular por su interpretación de Toni Alcántara en la serie de TVE Cuéntame cómo pasó, trabajo que combina con personajes en películas como De tu ventana a la mía de Paula Ortiz, Proyecto tiempo de Isabel Coixet, No me pidas que te bese porque te besaré de Albert Espinosa o La noche del hermano de Santiago García de Leániz. En teatro ha participado en montajes como La caída de los dioses, dirigido por Tomaz Pandur, Los hijos se han dormido, dirigido por Daniel Veronese, El sirviente, dirigido por Mireia Gabilondo, las tres en el Teatro Español, o Fausto, también de Tomaz Pandur, para el CDN, entre otras. Debutó como novelista con No volveré a tener miedo, un domestic thriller que tuvo una gran acogida entre los lectores y la crítica. Penitencia es su segunda novela.