NADIE SE MUERE DE ESTO – FÁTIMA CASASECA

NADIE SE MUERE DE ESTO – FÁTIMA CASASECA

NUESTRA OPINIÓN …

Hace algunos meses nos escribió Fátima Casaseca para ofrecernos la lectura de Nadie se muere de esto, y aunque no solemos aceptar la mayoría de estas peticiones porque nunca sabemos cuándo las vamos a poder llevar a cabo, el que no fuera demasiado extenso y tener una sinopsis que a priori me podía gustar me hicieron decidirme a decir que sí. Aún así, nuestras disculpas porque se ha hecho esperar un poco.

Tengo que decir que me enfrenté a este libro sin ninguna expectativa cosa que últimamente pocas veces pasa ya que siempre hemos leído opiniones previas que nos hacen esperarnos mucho o poco de la lectura que vamos a llevar a cabo. Sin embargo, ya que en este caso no había oído hablar del libro antes de que me lo ofrecieran decidí enfrentarse a su lectura así, sin ningún tipo de expectativa, ni alta ni baja, y, aunque me han faltado cosas, tengo que decir que mi sensación final es buena. Que aunque no haya terminado de empatizar con la protagonista sí que me he sentido identificada con muchas de las situaciones que vive.

En esta novela nos vamos a encontrar a Elena, una joven de 34 años que acaba de descubrir unos sospechosos mensajes en el facebook de su novio, mensajes que le indican que le ha podido ser infiel. Sin embargo, Elena, en vez de montar en cólera y pedir explicaciones inmediatamente decide esperar y seguir conviviendo con Alberto, su novio, para intentar verle desde otra perspectiva. Para Elena, siempre ha sido ella la que ha llevado el control de la relación y Alberto el que hacía todo lo que ella le pedía por lo que verse en el lado débil de la balanza hace que recapacite e intente ver al Alberto que cree no conocer, un Alberto que esta vez tiene la sartén por el mango.

Esta decisión no será compartida por ninguna de las personas de su alrededor a las que ha hecho partícipes de su particular drama y serán estas personas las que la harán ver, gracias a los consejos de su hermana Teresa, que cada uno tiene una opinión formada en base a sus propias experiencias que no hacen más que abocarla hacia lo que ellos harían si pudieran volver atrás en sus historias y no al ponerse en su situación.

La novela casi en su totalidad transcurre entre el día que Elena descubre estos mensajes y los 10 días posteriores hasta que por fin habla con Alberto. Pero tranquilos, la novela no finaliza aquí, después descubriremos qué pasa tanto en los días posteriores a la conversación como qué pasa con la pareja en el futuro. Esto es algo que a mí particularmente me gusta en este tipo de novelas, después de haber vivido el nudo de la historia y el desenlace me gusta saber qué pasa un poco después, no quedarme en la resolución por lo que me alegra que la autora haya decidido (hacerlo para descubrir si ) escribir también el qué pasa después, digamos si la decisión tomada finalmente es la correcta o las cosas se vuelven a torcer.

En cuanto a los personajes vamos a conocer a Elena, la protagonista, y también a su ex, sus amigas, sus compañeros de trabajo y por supuesto su familia. Tengo que decir que la perfilación de los personajes se me ha quedado un poco corta. Elena nos podemos imaginar más o menos cómo es por las decisiones que va tomando y porque es ella la que nos cuenta en primera persona la historia (aunque yo no haya llegado a empatizar con ella ya que por carácter nunca hubiera podido tomar sus decisiones). Sin embargo, de otros personajes como Natalia, la hermana pequeña de Elena, se nos cuenta un poco su historia y sus problemas pero no se llega a profundizar en ellos. Lo mismo me ha pasado con su otra hermana o con el grupo de su trabajo en general, creo que se habla de ellos lo suficiente como para que quieras saber algo más y te deje la sensación de haberte quedado a medias. Y, sobre todo, me ha pasado con Pablo, el ex de Elena. Creo que es una figura lo suficientemente importante para que podamos entender la personalidad de Elena y se me ha quedado muy corta ya no la descripción de su personaje sino de la historia que tuvo con ella que, si bien sí que se explica, me ha dado la sensación de que se habla de ella de pasada cuando en cambio a Pablo se le nombra un montón de veces como si de uno de los personajes principales se tratara.

Por otro lado me ha gustado mucho como, a través de la historia de Elena se tratan muchos de los problemas que van apareciendo según nos vamos haciendo mayores: la aceptación de la rutina, el conformismo, el miedo a los cambios (tanto los de tu propia vida como los de las vidas de los de tu alrededor que hacen que los caminos se separen)… en conclusión, creo que es una historia sobre la madurez y el miedo que nos provoca en todos sus aspectos.

También se trata en varios puntos del libro de forma totalmente integrada con la historia el tema de los prejuicios. Prejuicios que creemos que solo existen cuando tienen un nombre (homofobia, xenofobia….) y de los que no nos damos cuenta cuando no lo tienen, prejuicios que todos en un momento u otro hemos tenido, perdiendo la oportunidad de conocer a personas que quizá nos hubieran aportado mucho.

Finalmente, dado que la historia transcurre en Madrid, me ha gustado encontrarme referencias de restaurantes y sitios reales como el Dray Martina o el Rita&Champagne que siempre animan a conocer nuevos rincones de tu ciudad.

En conclusión, es una lectura ligera, sencilla de leer y en la que para mí el fondo de la historia, lo que transmite, ha tenido más valor que la historia en sí aunque ésta me haya entretenido y me haya hecho disfrutar de la novela y terminarla en dos sentadas. Al final la novela destila un mensaje de positivismo, de inconformismo, de lucha y de superación porque como dice el título…. «Nadie se muere de esto» y eso deja un muy buen sabor de boca.

 

 

 

error

20 comentarios en “NADIE SE MUERE DE ESTO – FÁTIMA CASASECA”

  1. Creo que llegamos a la misma conclusión tras la lectura de esta novela. Para mí la historia en sí no es muy importante, pero sí lo qué le lleva a reconocer la realidad de su vida.

    Un beso y feliz año

  2. Yo os iba a decir como Inés, que no es mi estilo, pero es que últimamente me sorprendo disfrutando de lecturas que nunca pensé que fueran para mí así que ¿quién sabe?
    Besos.

Deja un comentario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com