Ediciones B, abril 2021

De la mano de Ediciones B, Nacho Sánchez Carrasco publica Mil mares de distancia, una emocionante novela, impecablemente documentada, sobre un viaje hacia una vida nueva en el ocaso del siglo XIX.

La traición, el amor y los peligros de la ambición tejen esta fascinante historia de intriga que transcurre paralela entre la convulsa sierra minera de La Unión y la Veracruz de 1898.

1898. Zoilo y Elisa ven alejarse su Cartagena natal desde la cubierta del transatlántico que los llevará a una nueva e incierta vida en México. Em-pujado por la violencia de las revueltas mineras en España, el acaudalado matrimonio se ve obligado a huir antes de que sus trabajadores se alcen contra ellos y sus propiedades. Sin embargo, poco después de que el barco zarpe, Zoilo desaparece en misteriosas circunstancias, dejando a Elisa sola en un momento en el que el único recurso de una mujer para sobrevivir sin ayuda es su fortaleza. Al mismo tiempo que la joven investiga el pasado del hombre al que ama, se enfrenta a un mundo que cambia y anuncia el fin de una época.

El punto de partida de la novela es la huida de Zoilo y Elisa como consecuencia de la revuelta de los más de quince mil trabajadores que malvivían en la sierra minera murciana. Estos mineros cobraban unas dos pesetas diarias en forma de vales que debían canjear en el colmado del patrono a cambio de harina, arroz, legumbres, patatas o vino de baja calidad. Las únicas fortunas de esas pobres gentes eran los propios vales o los alimentos que almacenaban en la despensa, para revender a bajo precio en caso de que necesitaran algunos céntimos. Los hombres trabajaban largas y penosas jornadas de doce horas diarias, excepto los domingos, consagrados al dominó en la taberna del pueblo o en alguno de los ventorrillos repartidos por la sierra. Cenaban antes de que anocheciera y dedicaban las primeras horas de la noche a la tertulia familiar o con vecinos, antes de irse a la cama, que para estas gentes no eran más que simples colchones rellenos de paja.

Nacho Sánchez Carrasco nació en San Pedro del Pinatar (Murcia) y actualmente reside en Cartagena. Trabaja como ingeniero industrial y ha desarrollado su trayectoria profesional en sectores relacionados con el aprovechamiento energético y la innovación tecnológica. Descubrió su pasión por la escritura cuando en 2007 una enfermedad lo obligó a mantener reposo absoluto durante cinco semanas. Superada dicha enfermedad, continuó escribiendo y desde entonces ha concluido tres manuscritos, el último de los cuales es Mil mares de distancia, una historia de intriga que transcurre paralela entre la convulsa sierra minera de La Unión y la Veracruz de 1898.