Muerdealmas

AdN, marzo 2022

Santiago Álvarez firma en Muerdealmas un thriller de familias enfrentadas en la España vacía. El entorno rural le permite al autor explorar las relaciones humanas desde otra perspectiva.

Al salir del centro psiquiátrico, Abel intenta retomar su vida con su mujer y su hijo. Han pasado dos años y descubre que le cuesta encajar. Su única oportunidad para recuperarse es la herencia de su tío, que se ha suicidado en la aldea de Muerdealmas. Allí le recibirá un entorno hostil dominado por los hermanos Osset. El líder de esta familia dedicada a las actividades delictivas está cuestionado mientras crece la tensión con sus enemigos históricos, los Piedelobo. Ventisca Osset intentará evitar que esta grieta crezca, a pesar de que ella misma soporta el peso de un gran secreto. Abel y su familia parecen adaptarse a Muerdealmas, pero solo es un espejismo. Pronto emergerán recuerdos del pasado de Abel, borroso en su memoria. Decidido a descubrir la suerte de su tío, iniciará una investigación obsesiva mientras los Osset maniobran para evitar un desastre que parece inevitable. 

Muerdealmas es la tercera novela del escritor Santiago Álvarez que, tras dos obras urbanas, ha trasladado esta historia a una aldea inventada que sitúa en la solitaria región de Tinença de Benifassà, en el maestrazgo castellonense que linda con la provincia de Tarragona. “La Tinença consta de siete pueblos unidos por carreteras quebradizas y que en temporada baja suman un total de 200 habitantes. Se trata de una zona donde el tiempo parece haberse detenido y que me recuerda aquellas excursiones que hacíamos en el asiento trasero de los viejos Renault de nuestros padres hace 40 años. Posee una belleza salvaje y serena, muy apartada de otros lugares de recreo que hemos amaestrado en nombre del turismo y del progreso. Me pareció un lugar lo suficientemente apartado para tener sus propias reglas y propiciar un encuentro entre la locura de nuestras ciudades y la tensa espera que hay en ciertas poblaciones del interior en una España que les ha dado la espalda o, peor, que solo se acuerda de ella en vacaciones”.

El entorno rural le permite al autor explorar las relaciones humanas desde otra perspectiva. Álvarez cree que las reglas por las que nos regimos han estado sobrerreguladas por nuestra convivencia en las ciudades, que en los últimos siglos han crecido de manera desproporcionada y completamente artificial. “Es algo”, sostiene, “que solemos olvidar, porque damos por supuesto todas nuestras convenciones sociales como algo inherente a nosotros, pero no es así. Por lo tanto, contar una historia en un territorio menos poblado no es solo un cambio estético, es un cambio en la esencia de nuestras relaciones entre humanos y entre nosotros y nuestro entorno”, afirma Santiago Álvarez.

En Muerdealmas tienen un peso especial algunos personajes esenciales marcados por la locura y la lucha por la supervivencia, personajes claves en una trama que lleva al lector hacia un ajuste de cuentas que podría ser definitivo: Abel, el protagonista; los Osset, una familia tenebrosa que gobierna el territorio según su ley, y dentro de ese entorno Ventisca Osset, hermana del líder de la aldea. En el apartado estilístico, se aprecia el modo en que el autor juega con el uso del narrador y el ritmo de la historia. “Tras la violenta escena inicial, la tranquilidad deja paso a un relato que crece en intensidad y dramatismo. Es una novela que empieza caminando, que luego coge un trote creciente hasta desembocar en un galope desenfrenado hasta el final. La idea es que el lector acabe exhausto”. 

Santiago Álvarez (Murcia, 1973) es escritor y gestor cultural. Ha publicado dos novelas, La Ciudad de la Memoria (2015) y El Jardín de Cartón (2016). Desde su fundación en 2013, es director de contenidos del festival Valencia Negra. Además, dirige Xàbia Negra y Torrent Històrica, entre otras iniciativas culturales. Ha escrito, protagonizado y dirigido musicales y obras dramáticas, y ha grabado discos con diversas formaciones, entre la que destaca el grupo Innerlands, donde toca el bajo. Colabora habitualmente en programas radiofónicos valencianos, imparte charlas y talleres sobre temas his­tóricos y literarios, dirige varios clubs de lectura y hace rutas guiadas. 

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.