MALDAD – Tammy Cohen

MALDAD – Tammy Cohen

NUESTRA OPINIÓN …

En Maldad de Tammy Cohen, se alternan dos historias que aparentemente nada tienen que ver y en las que tendremos que ir avanzando para comprender, llegado el momento, que es lo que las une.

Nada más empezar Maldad vamos a conocer a Anne, una psiquiatra que recibe una llamada de una antigua conocida para que ponga la televisión y vea las noticias. Al principio no entiende el motivo de esa petición hasta que se encuentra con un suceso que la llevará a remontarse mucho tiempo atrás, a un caso espeluznante que llevó con su mentor el profesor Ed Kowalsky cuando tuvieron que evaluar a una menor y tomar una decisión sobre su futuro.

Por otro lado, vamos a conocer los integrantes de un equipo que forma parte de un departamento en una empresa de contratación. Debido a los malos resultados del departamento Gill, la responsable del mismo, ha sido sustituida por Rachel, una mujer con unos métodos muy agresivos de la que se esperan unos mejores resultados y mayor rendimiento del potencial humano del que dispone.

En Maldad de Tammy Cohen, dos hilos argumentales que se van a ir alternando y que se diferencian claramente no sólo por lo que en ellos se nos cuenta, sino en cómo lo hace, en como la autora va desgranando la historia.

Una de las líneas argumentales nos la narra la propia Anne en capítulos que llevan su nombre, y en los que nos dará a conocer no solo un caso en el que intervino, sino también el papel que jugó en el mismo, las emociones y las apreciaciones que le suscitó, y hasta detalles más personales, por lo que el lector es partícipe de una visión personal y subjetiva de la historia. Una narración en la que la psiquiatra irá avanzando hasta el momento presente cuando conoce la noticia que removerá sus recuerdos.

En cambio el otro hilo, se desarrolla en un espacio de tiempo más corto en que iremos conociendo a los integrantes del equipo a reflotar a través de un narrador que en tercera persona que nos irá contando, a lo largo de capítulos dedicados a todos ellos: cómo son sus relaciones, cómo es su vida y cómo ha cambiado desde que la nueva responsable del departamento llega a sus vidas.

Un equipo formado por un abanico de personas cada una con sus particularidades, con sus miedos, con sus aspiraciones, sus problemas… con vidas muy reales y en la piel de las cuales no le será difícil meterse al lector, así como vivir la tensión con la que afrontan el cambio de jefa, a lo que se añade la manipulación, el acoso, la humillación y las malas y sucias artes que ésta utiliza para «hacer limpieza» y reflotar el departamento, lo que además enrarece las relaciones que mantienen entre ellos y que hasta el momento eran armoniosas.

Y es que como el propio título indica la maldad es una de las constantes de la novela en las diferentes formas en que podemos vivirla, padecerla; cómo puede esconderse como un germen latente que se desarrolla y de golpe explota en toda su virulencia cuando surge el detonante adecuado; así como en los efectos que el maltrato infantil infligido (maldad al fin y al cabo)  puede tener en el futuro de esos niños.

A través de capítulos cortos, como he dicho encabezados por el nombre de los personajes a los que están dedicados, avanzaremos sin darnos cuenta en la novela, querremos saber qué es lo que les sucede a esos personajes, los cuestionaremos, desconfiaremos de ellos, los veremos culpables que lo que esté por suceder y haremos mil y una conjeturas no sólo de como terminará ese grupo de personas, también sobre qué tienen en común las dos líneas argumentales a las que no vemos ninguna conexión, y a dónde nos quiere llevar Anne.

Y de pronto surge uno de esos giros que nos dejan con la boca abierta, de esos ante los que caes rendido porque todas las conjeturas que has hecho vuelan por los aires y además no es tramposo, no se saca ningún conejo de la chistera, y con el que la autora ya te habrá ganado totalmente antes de llegar a un final que, quizás, de alguna forma, hayas llegado a intuir.

En conclusión, Maldad de Tammy Cohen es un thriller que captará tu atención desde el primer momento, construido de una manera bastante original, con una buena carga psicológica, en el que la intriga está servida desde el principio, con un buen planteamiento, de ágil lectura, en el que se avanza a buen ritmo en el que la alternancia de los hilos argumentales no influye, y al que sin duda ayudan los capítulos cortos y la manera de presentarnos la historia.


error

14 comentarios en “MALDAD – Tammy Cohen”

  1. Intuí por dónde iba el final muy al principio (supongo que es lo que tiene leer tanta novela de misterio, jeje), pero alguna sorpresa sí que me llevé.
    Los capítulos de Anne en algún momento se me hicieron un poco lentos, aunque al final el libro vuela en tus manos.
    Un beso.

Deja un comentario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com