Las palabras de la ciencia

Almuzara, septiembre 2022

Las palabras de la ciencia es el título del nuevo libro que acaba de publicar la editorial Guadalmazán. Una obra de Miguel Alcíbar, quien se sumerge en el mundo del lenguaje científico a través de fascinantes historias para explicar el origen de muchos de los términos, frases, expresiones o palabras que se utilizan en este ámbito.

Y es que muchas palabras científicas que hoy creemos fiel reflejo de la esencia de las cosas, en realidad son metáforas que se han fosilizado y de las que se desconocen su procedencia. Un hecho que ha llevado a este divulgador científico a convertirse en una suerte de minero bibliográfico en busca de la mena que explique la fuente primaria que dio pie a la denominación de la gran mayoría de los términos empleados en la ciencia.

Las palabras de la ciencia explora siglos de pensamiento y numerosas disciplinas científicas de las que extrae los misterios, las historias, los detalles ocultos, las anécdotas, los golpes de suerte, o los singulares inventos de la imaginación y la ironía que hicieron posible su descubrimiento, así como su posterior denominación.

Así, saber cuál es el origen de la palabra célula, de dónde viene el término biología sintética, descubrir en qué consiste el implacable efecto Mateo y conocer la fuente de la que han salido expresiones como “a hombros  de gigantes, “Dios no juega a los dados con el universo» o “partícula de Dios”, serán, entre otros muchos, los capítulos tratados en este divulgativo libro, cuya pretensión es la de poner negro sobre blanco un aspecto de la ciencia de suma importancia para dar validez a la existencia de los descubrimientos y los hallazgos como es el de ponerles nombre a las “cosas”.

Miguel Alcíbar es profesor en la Universidad de Sevilla, en la que imparte las asignaturas de análisis del discurso, periodismo científico y comunicación de la ciencia en las Facultades de Comunicación, Medicina y Biología.

Ha publicado Comunicar la ciencia. La clonación como debate periodístico y decenas de artículos científicos y capítulos de libro. Entre 2004 y 2007, fue el responsable de comunicación y divulgación en el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), asociado a la red de centros astrobiológicos de la NASA.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *