La segunda vida

La segunda vida

Alt Autores, octubre 2019

La segunda vida de Paco Carreño hbla de la vida como una representación que ha encontrado su escenario en las redes sociales.

Esta novela, que recuerda los mundos enrevesados y laberínticos de Eduardo Mendoza, obtuvo un cuarto puesto en el Premio Planeta de Novela 2011 y se edita ahora bajo el sello Alt autores.

En La segunda Vida, Paco Carreño habla del exhibicionismo y el narcisismo que domina en un mundo hipercomunicativo, y lo hace a través de la historia de dos familias que pugnan por llamar la atención y encontrar el máximo reconocimiento mediático.

La lectura de la novela nos permite asistir al retrato colectivo de una ciudad dominada por las apariencias, donde nada es lo que parece.

Ful, su protagonista, es invitado por los Tordesillas para escribir la biografía de la familia. Testigo a sueldo de una realidad escurridiza, asiste a lo que él considera un desaforado travestismo. La ciudad entera parece posar para él. Todo el mundo basa su identidad en el hecho de ser observado.

Para Ful lo que empezó con la escritura de un sencillo relato por encargo se convierte en una complicada investigación. El desarrollo de su trabajo tendrá́ consecuencias imprevistas. Al pasar de escritor a detective se ve obligado a contar detalles comprometedores que pondrán en juego su propia vida.

El libro, que está ya disponible en las principales librerías digitales a las que puedes acceder directamente desde aquí.

Paco Carreño, cuenta con una mirada capaz de encontrar en los detalles insignificantes el centro de un mundo inadvertido hasta ese momento. Su peculiar manera de aproximarse, con palabras que tantean a oscuras, al lado invisible de las cosas, nos coloca en el privilegiado mirador de los sueños. No es raro en su escritura la experiencia de sentir que lo real resulta inverosímil y lo fantástico perfectamente creíble.

En su obra da vueltas al delgado hilo que separa imaginación y realidad. Con él va liando la madeja que utiliza luego para construir la trama de sus historias. En ellas la ficción suele conseguir hacer más intensa nuestra realidad. Sus relatos dicen más de lo que cuentan. Hablan también de los excesos a los que puede llevar esa necesidad de completar el mundo con nuestras imaginarias segundas vidas.

Todo esto es visible en su obra poética y en sus trabajos en prosa. Al indagar en las relaciones entre utopía e historia nos hace ver la forma mutua que se van dando a lo largo del tiempo realidad e imaginación, como podemos comprobar en su estudio recogido en el catálogo de la exposición Madrid, puerto de mar (Consejería de Cultura de Madrid)

En sus poemarios (CalblanqueTodos los díasGabinete de sombras) hace una rigurosa descripción del mundo con la que trata de demostrar el carácter imaginario de la realidad.

En sentido contrario, al estudiar la obra de diferentes poetas (Ángel González, Alfonso Carreño, José́ Ángel Valente…), ha buscado la base de los recursos retóricos en los fenómenos naturales.

Es autor de tres pequeñas piezas cinematográficas en las que las cosas, como si tuviesen voluntad propia, impiden el cumplimiento de los deseos. Lo inanimado, cuya voz no descuida en ningún género, representa en ellas al enemigo que cada uno de nosotros llevamos dentro.

 

error

Deja un comentario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com