LA REINA DE LA LLUVIA – Katherine Scholes

LA REINA DE LA LLUVIA – Katherine Scholes

NUESTRA OPINIÓN …

Que un libro esté avalado por Luz Gabás, autora de Palmeras en la nieve, de la que dice de La Reina de la LluviadeKatherine Scholes : “Preciosa. Tremenda. Inspiradora. Una inolvidable historia de amor, entrega y coraje en el corazón del África colonial” resulta atractivo suficiente para adentrarse en sus páginas.

Había dejado intencionadamente esta lectura para mis vacaciones, pensando que iba a tener más tiempo para dedicarle a la lectura y así poder disfrutar tranquilamente de esta novela y sacarle todo el partido, pero a veces las cosas no son tal y como queremos, y creo que ese fue el problema fundamental para que el principio de esta novela se me hiciese un tanto lento y me costase un tanto conectar con la historia.

No se trataba de una novela para coger y dejar en múltiples ocasiones, sino para adentrarse en su historia y perderse entre sus páginas, así que cuando más adelante pude dedicarle más tiempo, leerla con más tranquilidad y logré coger el ritmo de lectura tengo que reconocer que ha sido una historia que me ha gustado y mucho.

Esta novela está compuesta de cuatro partes que a su vez están divididas en capítulos, a lo largo de las cuales conoceremos los lazos que unen a Kate y a Annah y, a través de un viaje al pasado y de las vivencias de esta última, una historia que, pese a que no hayan pasado muchos años desde los años en que está enclavada, se nos antojara muy lejana y basada en unos hechos bastante desconocidos por mi parte.

Como he dicho La Reina de la Lluvia tiene cuatro partes y la primera es sobre todo una presentación de las de Kate y Annah y que van a dar paso a la verdadera historia que esconde esta novela.La parte que más espacio ocupa en la novela es la segunda. Aunque será en esta parte y en la tercera donde verdaderamente conocemos al que es el personaje central y verdadera protagonista de la novela Annah Mason, una mujer que desde el principio sabe lo que quiere y sabe luchar contra todas las adversidades que le van surgiendo en el camino. Una mujer fuerte que logra resurgir de sus cenizas y llevar a cabo una misión que era la que realmente perseguía, aunque las cosas al principio no sucedieran exactamente como pensó cuando inició su labor como “misionera/enfermera” en Tanganica, con la ilusión de vivir las mismas o parecidas experiencias que había vivido su tía, la fundadora de la Misión en Dodoma, y a la que siempre había admirado y querido emular.

Pronto caeremos en las redes de este personaje, en cuanto la conozcamos conectaremos con ella y viviremos con ella toda la aventura. Annah es una mujer que aunque aparenta fragilidad, tiene una gran fortaleza, una mujer a la que veremos evolucionar, que es capaz de adaptarse, luchando contra unas normas establecidas y rígidas, al mundo en el que vive y a las gentes con las que convive y quiere ayudar, y aunque las cosas no sean fáciles siempre encuentra la forma de hacerlo y salir adelante. Comprende que, si quiere acercarse y ayudar a esas gentes, no tiene que cerrarse en sus creencias y en su saber, que quizás ellos también tengan muchas cosas que aportar, cosas tan valiosas como las suyas y que además le aportarán una manera distinta de ver y vivir la vida.

Pero como imaginaréis, en una novela de casi 700 páginas, Annah no es el único personaje. Hay muchos otros personajes como Kate, Sarah, Michael, Mtemi, etc. Unos personajes que aun no teniendo la misma relevancia en la narración no están exentos de una personalidad y unos rasgos perfectamente definidos y dibujados.

A mi me ha gustado bastante el personaje de Sarah, esa mujer que va pasando por una transformación que al principio de la novela nos es imposible imaginar.

En cuanto al estilo de la novela tiene una prosa agradable, sencilla, con un ritmo bastante fluido, que introduce los diálogos en su justa medida consiguiendo un equilibrio perfecto entre estos y la narración. Las descripciones son excepcionales ya que aun deteniéndose en ocasiones mucho en algunos detalles, o narrando situaciones con mucha minuciosidad no se hacen tediosos en ningún momento, sino que embellecen lo que estamos leyendo. No nos será difícil, por ejemplo, visualizar ese lago lleno de flamencos color rosa, o los ritos tribales, entre otras muchas escenas, de las que nos llegará hasta su colorido.

Y es que de la mano de Annah vamos a visitar lugares éxoticos, vamos a vivir aventuras, nos va a conmover y hasta seguro que consigue que se nos escape alguna lagrimilla, y también seremos participes de un amor “no muy bien visto” ni comprendido, con todas las consecuencias que ello conlleva.

Una novela que empezará con una presentación de lo que va a venir después, pero que de ningún modo vamos a imaginarnos a donde nos va a llevar. Una narración que va a ir creciendo en intensidad y que nos va atrapando en sus páginas de modo que queremos saber más y más, y que lo que en principio pensábamos que iba a ser el motivo principal de la novela, va a terminar convirtiéndose en un episodio más de la vida de esta mujer, aunque no por ello va a ser menos importante.

No es una lectura, como os he dicho al principio que se pueda coger en cualquier momento, no es de esas que puedes coger y dejar mil veces, ya que requiere una lectura pausada en la que puedas empaparte de todo lo que la autora nos cuenta, de esos mil y un detalle que nos muestra con tanta maestría.

Al terminar la novela no pude por menos que mirar las fechas en que están situados los episodios que en ella se nos relatan, y es que, aunque nos pueda parecer que los sucesos reales e inventados plasmados en la novela pasaron hace muchísimo tiempo, la novela está enclavada en mitad del siglo XX, algo que me dejó un poco fuera de lugar cuando fui consciente de esta circunstancia.

Si te gustan las novelas en las que nos enfrentamos a otras culturas, otras formas de vida, que tienen como escenario lugares exóticos, y que además tienen un buen argumento, con unos personajes bien trazados, y todo ello es narrado de una manera amena, sencilla que te hace disfrutar, en la que las descripciones no hacen más que aportar belleza sin aburrir en ningún momento, no lo dudes esta es tu novela.

           

19 comentarios en “LA REINA DE LA LLUVIA – Katherine Scholes”

  1. Hace solo 4 días que la recomendación de Luz Gabás me hizo pararme ante esta novela, echarle un ojo, y prometerme que al llegar a casa lo buscaría en Amazon para mi ebook. Y no me acordé!!! Gracias por recordármelo, y por confirmarme mi elección 😉

  2. Pues tiene buena pinta y en cierta manera me ha recordado a Palmeras en la Nieve, aunque ya sé que seguramente los detalles del argumento no tienen nada que ver, pero me ha venido a la memoria las descripciones de África, de sus gentes, de cómo los personajes se acaban integrando allí hasta el punto de casi no querer volver a su país de origen etc. Me la apunto.
    Besos!

Deja un comentario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com