LA PERLA NEGRA – Claudia Casanova

LA PERLA NEGRA – Claudia Casanova

NUESTRA OPINIÓN …

¿No me digáis que si veis la portada de La perla negra de Claudia Casanova y no le dedicáis por lo menos unos instantes? Es imposible tenerla delante y no pararse a mirarla, fijarse y quedarse seducido por ella. Ya lo dije en cuanto la vi las primeras veces en Twitter.

Si además, como a mí, te gustan las novelas con personajes y hechos históricos tienes muchas posibilidades de no resistirse a su lectura, y si al final te dan ese mínimo empujoncito que te faltaba ya sólo te queda ponerte con su lectura.

A pesar de los años transcurridos, a los sueños de Isabeau de Fuòc siguen acudiendo las escenas de lo vivido cuando perdió a su madre.

Ahora habita en Narbona y está bajo el amparo de  Salomón, un judío dueño de la Oca Roja, la taberna más bulliciosa de la ciudad donde también tiene establecida su oficina, porque la taberna no es su única fuente de ingresos. Salomón lidera la Cofradía de ladrones con lo que eso conlleva.

Isabeau es una guapa joven pelirroja, trobairitz y que como ladrona es uno de los mejores activos de Salomón, que ha decidido intentar convencer al judío de la buena oportunidad que surgirá con las celebraciones que van a tener lugar en el castillo de la Vizcondesa Ermengarda de Narbona, y a las que acudirán muchos invitados importantes, de hacerse con el tesoro que se encuentra en el mismo. Aunque Salomón no lo ve muy claro, ante la tozudez de la muchacha, que además esconde otros motivos, terminará dando su aprobación.

Claudia Casanova sitúa la acción de La perla negra en el siglo XII, una época en la que eran constantes las luchas de la nobleza por el poder y los territorios, en la ciudad de Narbona donde era la Vizcondesa Ermengarda la ostentaba el poder en un mundo de hombres. Un tiempo en el que la religión podía ser la excusa para una invasión acusando a cualquiera, con facilidad, de brujería o herejía para así conseguir sus propósitos.

La perla negra podríamos decir que es una novela coral, aunque Isabeau de Fuòc alcance un mayor protagonismo. Con este personaje Claudia Casanova ha querido recuperar a las trobairitz, unas mujeres que cantaban, hacían poesía y cuya labor no es muy conocida, y que se dieron sobre todo en el sur de Francia.

Que hay una gran labor de documentación tras estas páginas es algo que no se puede dudar pero además Claudia Casanova nos traslada todo el trabajo realizado de manera que no se note, no hace ningún tratado sobre cómo era la vida entonces o sobre las trobairitz sino que ha puesto todo ello a disposición de la novela y de sus personajes de manera que lo que haga el lector sea disfrutar con lo que ha escrito.

Los personajes de esta novela son redondos, están todos ellos muy bien dibujados y llenos de matices, tanto los que tienen un mayor protagonismo como los que son meros comparsas, pero hay que reconocer por encima de todos los personajes femeninos. Tanto Isabeu de Fuòc, personaje inspirado en la condesa Beatriz de Día, como Ermengarda de Narbona, personaje que existió en realidad, son dos personajes fuertes, potentes, que no se arrendan con nada y que pese a pertenecer a ambientes muy diferentes, son mujeres instruidas que han tenido que luchar por lo que querían, haciéndose respetar  en un mundo de hombres.

Y así con este telón de fondo histórico Claudia Casanova mezcla hechos y personajes históricos con reales sin ninguna fisura que refleja la vida cotidiana de la época, creando una novela de aventuras emocionante en la que la acción y la diversión están aseguradas, llena de giros y con una tensión que sin tregua nos lleva hasta la última página.

Pero, además de una novela histórica, de aventuras, con una historia de amor en La perla negra también tiene cabida la reflexión. La reflexión sobre la venganza, la responsabilidad, o sobre la herencia que pueden arrastrar los hijos de las decisiones y actos de sus padres en el pasado y que lleva a culpabilizarles, también, de algo en lo que no tuvieron nada de ver.

En conclusión, La perla negra es una novela con la que disfrutarás, con la que lo pasarás bien, con unos personajes llenos de matices, una prosa elegante en la que compartirás aventuras con Isabeau y la Cofradía de ladrones, y te encontrarás inmerso en las tropelías que el Conde de Tolosa intenta contra la Vizcondesa Ermengarda de Narbona y quedarse con Narbona.

FICHA DEL LIBRO

 
   

14 comentarios en “LA PERLA NEGRA – Claudia Casanova”

  1. Interesante propuesta, creo que leí La dama y el León allá por 2006 cuando salió publicada y me gustó bastante, pero también es verdad que tenía una adición a la novela histórica y leía todo lo que caía en mis manos. Ahora se me atraganta un poco este género, sin embargo, anoto el título por si acaso me da por volver al género porque lo que cuentas en tu reseña me gusta bastante. Un saludo!

  2. Sólo la portada ya llama la atención. Y por lo que cuentas, es de las mías, de las que disfrutaría hasta el final. La tengo para el verano, porque ya no me da la vida para más. Besazos.

Deja un comentario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com