LA NOVENA – Marcela Serrano

LA NOVENA – Marcela Serrano

NUESTRA OPINIÓN …

Los que me seguís sabéis que no es fácil encontrarme con novelas de autores hispanoamericanos entre las manos. Aunque compartimos idioma, a veces estas lecturas requieren, para mí, una concentración especial que en mis lugares habituales de lectura no consigo, pero fue tanta la insistencia de quien me recomendaba La novena, de Marcela Serrano, que terminó por convencerme.

La mayor parte de La novena se desarrolla durante la dictadura de Pinochet. Aunque no únicamente ni será este su punto de partida. Un inicio en el que nos encontraremos a su protagonista, Miguel, preparándose cuidadosamente para asistir a un funeral. ¿De quién ese funeral? ¿Por qué tanto esmero? ¿Tanto cuidado?
Un comienzo que poco nos va a anticipar de lo que encontraremos después, ya que enseguida vamos a retroceder unos cuantos años para encontrarnos con un Miguel que es detenido durante una protesta contra la dictadura de Pinochet y cuyo castigo será la relegación.

La relegación fue uno de los métodos de represalia más crueles que se utilizaron durante la dictadura y que consistía en enviar al detenido “con lo puesto” y sin dinero, a sitios inhóspitos, de difícil acceso y lejos de su lugar de origen en el que sólo disponían para vivir de un chamizo con un camastro, una bombilla de pequeño voltaje y poco más, teniendo que buscarse la vida en el más amplio sentido de la palabra, en un ambiente casi siempre hostil y con pocos recursos, en el que los habitantes más próximos les mostraban su rechazo y desconfianza; y además teniendo que desplazarse varios kilómetros todos los días, en ocasiones varias veces, para firmar ante los Carabineros en el libro de firmas, sin importar cómo ni de qué manera, hiciera un sol abrasador o cayera una lluvia torrencial.

Un método de represalia o castigo sumamente cruel y seguramente mucho peor que la cárcel en muchos casos, que de no haber sido por esta novela quizás nunca habría conocido.

Miguel es un joven de clase modesta, hijo de un almacenero, que para que Miguel estudiase ha tenido que hacer muchos sacrificios además de criarlo sólo.

Cerca del lugar donde Miguel es relegado se encuentra el fundo de Amelia, una viuda de edad madura, que suele vivir allí la mayor parte de su tiempo huyendo de todo lo que envuelve la vida de la ciudad. En su fundo es donde Amelia está cómoda, vive como desea, con sus libros, sus recuerdos, con las cosas que ama y con ese atardecer del que disfruta mirando los cerros y a los pájaros que van a acostarse mientras se toma una copa de vino y da las gracias.

Nada de lo que pasa por la zona escapa de su conocimiento y, como no puede ser de otra forma, tampoco la llegada de este relegado. Pero Amelia, pese a su posición, no es como los demás vecinos de la zona, pronto se conocerán y, aunque en un principio Miguel no tiene muy buena opinión de ella ésta irá cambiando poco a poco y se establecerá entre ellos una relación en la que se irán conociendo despacio mientras Amelia le contagiará su amor por la literatura, le ilustrará, le mostrará el camino para que vaya abriendo su mente con sus charlas, a la vez que le irá contando su vida que no siempre ha sido fácil.

Tengo que reconocer que me costó hacerme con la novela. Como he dicho no me resulta fácil adaptarme al lenguaje de la mayoría de los escritores hispanoamericanos aunque poco a poco me fui adaptando, por lo que la lectura no fue precisamente ágil y no facilitaba que me enganchara a la novela, algo que a partir de cierto punto, coincidiendo con el momento en que todo da un giro que no podía sospechar y se precipitan los acontecimientos cambió mi lectura.

Aunque en un primer momento pensemos que en La novena, Miguel va a ser el protagonista, pronto nos daremos cuenta que no va a ser así, o por lo menos que no va a ser el único, ya que las mujeres Sybil y Mel, prima y nieta de Amelia, y sobre todo esta última son las verdaderas protagonistas. Unas mujeres cultas, fuertes, seguras de sí mismas, decididas, valientes.

No cabe duda de que en lo que se nos cuenta en esta novela tiene gran peso la dictadura de Pinochet, ya que lo que sucede en La novena está marcado por ella, y seguro que nos hará recapacitar sobre esas formas de privación de la libertad que puedan no parecerlo, de esas crueldades que a simple vista no lo aparentan, pero también llevará a una reflexión sobre la traición, el amor, la redención o el perdón, pero no sólo hacia los demás, sino también hacia nosotros mismos.

En La novena me he encontrado una historia narrada en dos planos temporales (presente y pasado), con tres partes muy diferenciadas en las que nos encontremos un continuo halo de misterio, unos personajes fuertes, con muchos matices y bien definidos. Pero también es una historia de dolor, el dolor de una época de la vida de Marcela Serrano que traspasa las páginas de esta novela.

Si tuviese que ponerle un “pero” (aparte de que me costara el principio y coger el ritmo a la novela) sería el final. Es como si después de toda la explosión de la historia el final se volviese algo falto de ritmo y hasta predecible. Pero como siempre os digo esta es una impresión puramente personal, por lo que os animo a que busquéis otras opiniones para tener una opinión más amplia de esta novela.

 
 
 
 
 

19 comentarios en “LA NOVENA – Marcela Serrano”

  1. "El albergue de las mujeres tristes" me pareció sublime, me encanta la autora. La literatura novelada pero comprometido es una delicia auténtica, lo que se aprende y sobre todo, lo que empatizamos con causas e historias que nos suenan a chino o lejanas….

    Un beso
    Yolanda ❤❤❤

  2. De mano cuando vi la novela en Facebook me sorprendió el palabro, “relegación”, y rápido me vine a tu blog. Veo que te ha convencido a medias: el principio y el final, como que no. Sin embargo yo tomo nota del título y la autora. Es más tomo nota también del título que Yolanda de El gato trotero da en el comentario que te deja (“El albergue de las mujeres tristes”), y es que sus sugerencias pocas -por no decir ninguna- veces me han defraudado.
    Gracias por tu reseña, majetona. Un beso

Deja un comentario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com