LA LLUVIA ES UNA CANCIÓN SIN LETRA – Ángel Gil Cheza

LA LLUVIA ES UNA CANCIÓN SIN LETRA – Ángel Gil Cheza

NUESTRA OPINIÓN …

Un título lleno de musicalidad, una portada que parece que nos quiere contar muchas cosas y una historia que nos trasladaba a la Irlanda de hace siglos, habían conseguido reunir en La lluvia es una canción sin letra suficientes atractivos para que me interesara por ella.

Además, la anterior novela de Ángel Gil Cheza me dejó una sensación un tanto agridulce, ya que si bien me gustó la forma de escribir del autor, había algunos puntos en la novela que no terminaron de convencerme. Quería darle una nueva oportunidad al autor.

En La lluvia es una canción sin letra nos vamos a encontrar dos historias que pronto nos imaginaremos qué tienen en común, separadas en el tiempo por un milenio.

Una de las historias sucede en la actualidad cuando un joven arqueólogo dedicado a regentar la librería familiar que está a punto de quebrar, recibe una oferta de trabajo de unas excavaciones. Además, se ha producido un robo de un libro muy valioso del que le pueden acusar y en vez hacer frente a la acusación decide aceptar la oferta de trabajo que ha recibido y «poner tierra por medio», antes de que sea tarde.

La otra historia transcurre en la Irlanda de 1014. Una Irlanda en continuas guerras entre irlandeses y vikingos por la supremacía de territorios. Unas batallas duras y llenas de brutalidad. Pero en medio de toda esta brutalidad nos vamos a encontrar, aunque no lo parezca, una gran historia de amor, la historia de Eimar y Thorgest.

Estas dos historias que se anudan, aparecen en la novela en capítulos alternativos, lo que favorece no sólo la agilidad en la lectura, sino que nos quedemos enganchados a las dos historias ya que estaremos deseando acabar con un capítulo para continuar con la que habíamos dejado, hasta llegar al lugar en que se convergen de una manera lógica y natural.

El que haya dos historias en una novela tiene el peligro de que siempre una nos atraiga más que la otra, y yo en este caso, la verdad, es que no sabría decir si esto ha sucedido. Me han gustado mucho las dos historias, pero sí tengo que ponerle algún pero.

Por una parte, para mi gusto en La lluvia es una canción sin letra, hay un exceso de personajes, pudiendo prescindir de algunos de ellos que no aportan demasiado a la historia y a veces consiguen que te sientas perdido. Esto último sobre todo me ha sucedido en la historia que transcurre en el siglo XI, donde tanto personaje con nombres que me costaba recordar y en algunos casos parecidos hacían que me costara mucho situarme.

Otro «pero» que le pondría a la historia que transcurre en el siglo XI es que algunos pasajes en los que se relataba las rencillas, alianzas y batallas de los distintos clanes con tanto detalle se me hacían un tanto largas y pesadas, perdiendo ritmo en la lectura en estos fragmentos. No dudo que el conocimiento de algunos datos sean necesarios para el desarrollo de la historia, pero quizás no hubiera hecho falta hacerlo tan con tanto detalle. Lo que sí demuestra es que el autor conoce la historia en profundidad.

Uno de los puntos fuertes de la novela es la ambientación. Es muy fácil, en cualquiera de las dos épocas situarte en los lugares en los que se desarrolla la acción: Los campos de batalla, las excavaciones, los pubs, la cerveza. Aunque en algunos casos el autor vuelve a caer demasiado en el detalle, como cuando nos describe un recorrido calle por calle, ya que a quien no conoce la ciudad donde están situadas poco le aporta.

Me han gustado los personajes de esta novela, creo que el autor ha sido capaz de transmitirnos perfectamente como son, y no sólo en el caso de los personajes principales, sino también en el de algunos secundarios, aunque de alguno me haya costado entender su comportamiento.

Pero si yo tuviese que elegir, creo que me quedaría con Thorgest y Eimar, dos personajes que irradian una forma de vida, un comportamiento, la lucha por ser lo que quieren, la valentía.

Como veis esta novela también me deja con ese regusto de la primera novela, pues me gusta mucho como escribe, su lenguaje, la forma ágil en que lo hace, la utilización de capítulos cortos intercalando el diálogo en su justa medida que tanto facilitan la lectura, me gustan sus personajes, me han gustado mucho las historias, pero hay esas otras «cosillas» que hacen que no termine de ser una lectura del todo satisfactoria para mi.

Todo esto es una apreciación totalmente personal y posiblemente otros disfruten mucho más con la lectura de La lluvia es una canción sin letra, ya que tiene muchas cosas buenas y quizás esos puntos que en mi caso hacen bajar la nota, a otros les aporten mucho más. Ya sabéis no a todos nos gustan las mismas cosas, afortunadamente.

   
Valora este post
error

13 comentarios en “LA LLUVIA ES UNA CANCIÓN SIN LETRA – Ángel Gil Cheza”

  1. Me gusta el argumento y la ambientación. Ya había oído hablar de este libro y después de conocer tus impresiones, me dejas con la duda de "esas cosillas" que no terminan de convencerte. En fin, si se cruza, no le haré ascos. Un abrazo.

Deja un comentario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com